• Martes 13 Noviembre 2018
  • 18:52:55
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 6°C - 42°F
  1. Martes 13 Noviembre 2018
  2. 18:52:55
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 6°C - 42°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Subterráneos, último recurso del EI en Irak

AFP | Jueves 10 Noviembre 2016 | 08:56 hrs

Agencias |

Bashiqa, Irak— Después de recibir múltiples disparos procedentes de una casa de color rosa al límite de la ciudad de Bashiqa, las fuerzas iraquíes lanzan el asalto. Pero al entrar, el edificio está vacío: los yihadistas lograron huir por uno de los numerosos túneles subterráneos.

“La resistencia más feroz venía de aquí”, cuenta el caporal Hawkar Weis, señalando esta casa de dos niveles, situada al límite este de Bashiqa, ahora bajo control de las fuerzas peshmergas kurdas iraquíes.

“Pero cuando entramos, no había nadie”, explica. “Los combatientes de Dáesh (acrónimo árabe del grupo Estado Islámico, EI) utilizaban túneles para desplazarse entre esta casa y otros barrios”.

Los peshmergas arrebataron esta semana Bashiqa al EI tras violentos enfrentamientos de calle y ataques aéreos que destruyeron numerosas casas y tiendas de la ciudad.

Esta toma de control permitió controlar la periferia este de Mosul, bastión iraquí del grupo extremista sunita, tres semanas después del inicio de la ofensiva, lanzada por las fuerzas iraquíes para reconquistar la segunda ciudad del país.

Pero tras controlar la mayor parte de Bashiqa, las fuerzas kurdas luchaban para eliminar los últimos yihadistas atrincherados en la ciudad, que se desplazaban a través de una red de túneles.

Para no abandonar sus últimas posiciones, los miembros del Estado Islámico utilizaron estas vías subterráneas para transportar a combatientes y a kamikazes.

La casa rosa era el centro neurálgico de la red. Al acceder a ella, el caporal Weis y dos otras peshmergas explican que avanzaban por los pasillos con mucha precaución para evitar ser atacados por yihadistas escondidos.

Tierra en las habitaciones

Cuando llegan a una habitación rectangular, con mantas en las ventanas que oscurecen el cuarto, descubren un enorme agujero de varios metros de profundidad.

Un pequeño motor colgado por encima del agujero servía par alimentar un mecanismo que subía a la superficie los cubos llenos de tierra que se extraían al excavar el túnel.

Los combatientes del Estado Islámico nunca sacaban la tierra al exterior para evitar ser detectados por los aviones de la coalición.

“Escondían la tierra de los túneles en las otras habitaciones de la casa”, explica el caporal Weis. Éstas se encuentran llenas de montículos de tierra, junto a carretillas y palas.

Los yihadistas incluso dibujaron un mapa en la entrada del túnel para identificar los otros accesos en Bashiqa, unas diez, precisando las distancias entre algunas habitaciones, casas y calles.

Los peshmergas tienen que esperar que los combatientes del EI salgan del sótano.

Los yihadistas “se protegen de los bombardeos de la coalición escondiéndose en los túneles”, explica a la AFP el general Iskandar Hajji, un mando peshmerga local.

“Tenemos un problema con estos túneles: no podemos hacer nada, sólo esperar a que (los yihadistas) salgan para poder combatirlos”, advierte.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo