• Lunes 19 Noviembre 2018
  • 18:21:40
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 18°C - 64°F
  1. Lunes 19 Noviembre 2018
  2. 18:21:40
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 18°C - 64°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Construye EU muros comericales

The New York Times | Martes 07 Marzo 2017 | 15:29 hrs

Agencias |

Asesores y aliados del presidente Trump están impulsando una ambiciosa idea: reformar el comercio estadounidense.

Están considerando hacer a un lado decenas de políticas y replantear la manera como Estados Unidos ve el comercio con cada país. Básicamente, tras años de criticar a China y a gran parte de Europa por su forma de manejar las importaciones y exportaciones, estos funcionarios quieren copiarles.

El enfoque podría dar como resultado barreras más altas a las importaciones que pondrían fin a las décadas que Estados Unidos lleva como la economía grande más abierta. Lo anterior podría provocar precios ligeramente más altos en artículos desde uvas chilenas y iPhones hasta gasolina en el país. Pero también podría representar un auge para las compañías y los trabajadores que fabrican productos en Estados Unidos y los venden en el extranjero.

¿Ocurrirá? Trump ha dado indicios al respecto, diciendo la semana pasada en el Congreso que “otros países nos hacen pagar aranceles e impuestos muy altos”, pero “nosotros casi no les cobramos nada”. De convertirse en acción, el debate podría afectar tanto a economías nacionales como hogares regulares  −y generar grandes problemas a países como China que dependen fuertemente de sus exportaciones a Estados Unidos.

La Organización Mundial de Comercio ha permitido a las naciones en desarrollo imponer aranceles mucho más altos que los países desarrollados, mientras forjan sus propias industrias. Una vez incluidos los impuestos al valor agregado y los de ventas, los impuestos estadounidenses sobre las importaciones son mucho más bajos que los de casi todo el resto de los países.

A los asesores de Trump y a varios legisladores no les gusta el arreglo.

Algunos de los asesores de Trump y de los congresistas republicanos quieren cambiar los actuales impuestos de Estados Unidos sobre utilidades por un sistema que eleva los costos de las importaciones al tiempo que ayuda a las exportaciones.

En la actualidad las compañías deducen prácticamente todos sus costos, entre ellos las importaciones, de sus ingresos de ventas, para luego pagar impuestos sobre los impuestos restantes. La nueva idea, en ocasiones denominada gravamen de ajuste fronterizo, implica básicamente terminar la deducibilidad de las importaciones a fin de poder cobrar impuestos a las mismas. Al mismo tiempo, las ganancias por las exportaciones ya no se gravarían y se reduciría la tasa general de impuestos. Los grandes beneficiados serían los dueños y trabajadores de fábricas nacionales y los grandes exportadores como Boeing. Pero es probable que otros países tomen represalias, mientras que a algunos senadores republicanos les preocupa que se violen las reglas de la OMC.

El gravamen de ajuste fronterizo “significaría una guerra comercial no sólo entre China y Estados Unidos sino en todo el mundo”, dijo Wei Jianguo, un viceministro chino de comercio. “China se encuentra firmemente en contra de él”.

Sin embargo la idea cuenta con apoyo entre los republicanos de la Cámara Baja, además de algunos de los partidarios de Trump, aunque el mismo presidente se ha referido a ella como “demasiado complicada”. También las empresas están divididas, con las grandes importadoras oponiéndose.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo