• Miércoles 21 Noviembre 2018
  • 0:08:21
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 10°C - 51°F
  1. Miércoles 21 Noviembre 2018
  2. 0:08:21
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 10°C - 51°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Trump deja vacantes puestos científicos; inquieta a críticos

The New York Times | Jueves 30 Marzo 2017 | 11:57 hrs

Agencias |

Washington En el cuarto piso del Edificio Eisenhower, prácticamente se eliminaron los colaboradores del jefe de Tecnología de la Casa Blanca, quedando este viernes un funcionario de los 24 existentes antes de las elecciones.



La salida de docenas de científicos y expertos tecnológicos del Silicon Valley que asesoraron al antecesor de Trump casi acabó con la Oficina de Políticas sobre Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, instancia de mayor tamaño.



Trump aún no nombra a sus asesores de primer nivel en tecnología o ciencia y, hasta el momento, solamente ha contratado a un funcionario: Michael Kratsios, el exjefe de colaboradores de Peter Thiel, inversionista del Valle de los Silicones y uno de los partidarios más acaudalados del  Presidente. Kratsios será el subjefe de tecnología.



Ni Kratsios, quien es licenciado en ciencias políticas egresado de Princeton, ni nadie más que trabaje aún en la oficina de ciencia y tecnología participan de forma regular en las sesiones informativas diarias de Trump.



“Esto da la impresión de que a Trump no le interesa la ciencia y que en la Casa Blanca la prioridad de los temas científicos es baja”, dijo Vinton G. Gerf, científico computacional, vicepresidente de Google y uno de los principales arquitectos del internet. La reducción en el personal de ciencia y tecnología de la Casa Blanca dedicado a investigaciones científicas podría tener consecuencias a largo plazo, dijo Cerf.



No queda claro si las vacantes se deben a la lentitud general del gobierno de Trump para contratar o constituyen indicio de que el presidente otorga menor importancia que Obama a la ciencia y la tecnología.



Un funcionario de la Casa Blanca que pidió no ser identificado opinó que es cuestión de tiempo: Trump, dijo el funcionario, aún está revisando a los candidatos para ser su jefe de asesores científicos, considera importante la oficina de ciencia y tecnología y pronto dispondrá de personal nuevo para la misma.



Pero a los críticos las oficinas vacías les parecen parte de la devaluación de la ciencia a lo ancho del gobierno de Trump, incluyendo la marcha atrás en las políticas de Obama sobre el cambio climático y las propuestas destinadas a reducir dramáticamente las partidas presupuestales para investigar el cambio climático, la ciencia y la salud.



Al mismo tiempo, los conservadores –entre ellos un miembro del equipo de transición de Trump− han propuesto deshacerse de la Oficina de Políticas sobre Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca. Argumentan que dicha oficina es una burocracia inflada que duplica las aptitudes que ya se encuentran en dependencias gubernamentales.



Trump ha hecho eco de esa postura, al menos en lo relativo a los empleos gubernamentales.



El mes pasado respondió a las críticas en torno al alto número de vacantes en su administración diciendo a Fox News que “en muchos de estos empleos no quiero hacer los nombramientos porque son innecesarios”.



Si Trump aplica dicha lógica a la oficina de ciencia y tecnología, pondrá fin a decenios de tradición según la cual el Presidente recurría cada vez más a las opiniones de sus propios asesores en los presupuestos federales de investigación, las tendencias emergentes y las crisis técnicas.



En el primer presupuesto de Trump se propone eliminar 5 mil 800 millones de dólares, o 18 por ciento, en los Institutos Nacionales de Salud y 900 millones, o alrededor del 20 por ciento, en la Oficina de Ciencia adscrita al Departamento de Energía. A la Dirección de Protección Ambiental se le recortaría el 30 por ciento.



El martes, Trump firmó órdenes ejecutivas que invalidarían el Plan de Energía Limpia de Obama, con el cual se hubieran clausurado cientos de plantas eléctricas a base de carbón.



Dichas medidas se han tomado sin consejos o guías por parte de científicos e ingenieros en el interior de la Casa Blanca. Los pocos asesores en políticas restantes han dejado de distribuir memoranda diaria sobre temas como el cambio climático, las regulaciones del aprendizaje con máquinas o la ética acerca de la recolección de macrodatos.



La salida de expertos en ciencia y tecnología de la Casa Blanca significa que docenas de programas científicos y tecnológicos iniciados durante el mandato de Obama no han sido atendidos en las semanas transcurridas desde la investidura de Trump.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo