• Lunes 12 Noviembre 2018
  • 18:44:07
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 9°C - 48°F
  1. Lunes 12 Noviembre 2018
  2. 18:44:07
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 9°C - 48°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

El plan republicano para quitar a Trump

Agencias | Lunes 15 Mayo 2017 | 18:33 hrs

Agencias |

Nunca les gustó. Algunos están genuinamente preocupados por la profunda amenaza al orden constitucional. Y tienen a su hombre, Mike Pence, listo para actuar.

En conjunto, lentamente pero con seguridad, los republicanos están contemplando la política y los mecanismos para librarse del presidente Trump.

Algunos republicanos tienen la ventaja de las preocupaciones de principios básicos sobre Trump. Otros verán su problema en términos puramente políticos, dada la fuerza de los votantes republicanos de Trump. Todos estarán buscando la manera más fácil de sacarlo. Y todos preferirían, por mucho, al presidente Pence.

"Nadie sabe lo que pasará a continuación. Pero hay cosas a las que hay que prestarles atención.
El establishment republicano ya está ahí. Mike Pence es todo lo que esperarían. Recortes de impuestos del lado de la oferta, anti-gay, anti-aborto, anti-Obamacare, fuerza militar, es el paquete completo. ellos ya están en la etapa de "cuándo y cómo".

"Cuándo y cómo" son las grandes preguntas. Curiosamente, las razones legales para la destitución o remoción son algo secundarias. Las lecciones de las destituciones de Nixon y Clinton son obvias. No se llega a los fundamentos del juicio político hasta tarde en el juego.

En primer lugar, a un presidente popular no se le puede destituir, no importa cuál sea la razón. Mientras Nixon tuvo una amplia popularidad en su etapa de reelección, la idea de un juicio político era absurda. Y se mantuvo así hasta que desafió los tribunales. Incluso entonces su caída era en cámara lenta. Clinton, cachado en las mentiras, no estuvo en serios problemas, más allá de los ideologías en la Cámara. En realidad, su popularidad aumentó durante el escandaloso proceso de impeachment.

En segundo lugar, la lealtad partidista es un impedimento para la destitución. Mientras los demócratas del Congreso se mantuvieron fieles a Clinton a él le fue bien. Y tan pronto como los republicanos del Congreso se le voltearon a Nixon, hasta ahí llegó él.

"McCain y Graham se moverán primero; Snow, Flake, Sasse y algunos más no se quedarán muy atrás.
¿Qué significa esto para Trump? La cosa se complica. Trump tiene el apoyo genuino de solo un puñado de republicanos del Congreso o del sistema republicano. La mayoría de senadores y miembros del Congreso lo toleran. Eso indicaría un potencial erosivo. Pero la situación no es tan simple como parece. En casi todos los distritos del Congreso y todos los estados, los republicanos de Trump de base controlan las nominaciones. Parece que nada de lo que Trump haga podría provocar que ellos lo dejen solo.

Los acontecimientos tienden a solucionar este tipo de contradicciones. Nadie sabe lo que pasará a continuación. Pero hay cosas a las que hay que prestarles atención. Checa las encuestas. A continuación, revisa las acciones de los senadores clave. McCain y Graham se moverán primero; Snow, Flake, Sasse y algunos más no se quedarán muy atrás. Otros son más cuidadosos. Mira lo que hacen Grassley, Cassidy y Kennedy. En última instancia, Orrin Hatch será decisivo.

Entre los miembros de la Cámara, el pensamiento en grupo y la disciplina son más generalizados. No serán líderes de opinión y, en última instancia, llegarán tarde a la fiesta. Pero los republicanos se están moviendo en el sentido de resolver el problema de lo que representa Trump para el país e incluso ahora colocar a Mike Pence.

Dos aspectos más para tomar en cuenta.

La destitución no es la única vía para removerlo. La enmienda 25 prevé la remoción de los presidentes incapacitados. Adivinen quién puede activar ese proceso: Mike Pence.

Esto no es motivo de alegría, ni siquiera para gente como yo que ve a Trump como una amenaza profunda para la nación. Estamos en problemas.

Este artículo fue publicado originalmente en HuffPost y luego fue traducido y editado.

Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo