• Martes 20 Noviembre 2018
  • 5:45:06
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 5°C - 40°F
  1. Martes 20 Noviembre 2018
  2. 5:45:06
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 5°C - 40°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Flake, los avatares de un senador republicano moderado

Associated Press | Viernes 02 Junio 2017 | 14:20 hrs

Associated Press |

Phoenix.- Al volver esta semana a Arizona durante el receso legislativo, el senador Jeff Flake, un republicano moderado que quiere salvar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, tropezó constantemente con recordatorios de la cuerda floja que debe caminar para conseguir la reelección en el 2018.

Manifestantes de izquierda lo siguieron con un pollo inflable gigante con un cabello parecido al de Donald Trump. Su mensaje era obvio: no ceda, plántesele firme al presidente en temas como el plan de salud. Desde el otro bando, un ex activista del tea party lo hostigó diariamente por sus posturas moderadas.

Flake encara un duro desafío en los comicios de mitad de término del año que viene, similar al que enfrentarán numerosos republicanos. La izquierda se ha revitalizado a partir de temas como la salud y la derecha le apunta a políticos como Flake que han criticado al presidente.

Flake cuestionó a Trump con frecuencia durante la campaña electoral del 2016 y dijo que no votó por él. En su visita a Arizona esta semana, reiteró su apoyo al TLCAN, un acuerdo que Trump quiere renegocias, si no desmantelar. Pero Flake resalta que apoyó al candidato de Trump a la Corte Suprema y a los integrantes de su gabinete.

“Creo que a la gente le gusta la independencia”, expresó Flake durante una entrevista esta semana. “Apoyaré al presidente cuando tiene razón y me opondré cuando se equivoca”.

Flake enfrentará al menos un republicano el año que viene, la ex senadora estatal Kelli Ward, pero hay otros que sopesan sus candidaturas.

Ward cuestionó a Flake por apoyar una reforma a las leyes de inmigración y lo apodó “sanctuary senator” (el senador santuario). También le echa en cara el apoyo que recibe del ex candidato presidencial republicano Mitt Romney, otro detractor de Trump que planeaba participar en un acto de recaudación de fondos de Flake el viernes. El ex presidente George W. Bush vino asimismo a Arizona para un reciente evento para recaudar fondos de Flake, quien cuenta además con el respaldo del otro senador de Arzona, John McCain.

“En las últimas elecciones tuve alguien que se gastó 9 millones de dólares y me pintó como alguien desconectado de los residente de Arizona en el tema de inmigración”, expresó Flake. “Esa persona sacó el 20% de los votos después de gastar 9 millones. Le ganamos por 49 puntos” porcentuales.

Flake hace notar que McCain fue reelegido sin problemas en el 2016 a pesar de haberle dado la espalda a Trump después de que circulase una grabación en la que el magnate hablaba despectivamente de las mujeres. Arizona sigue siendo un estado republicano, pero en la actualidad hay más independientes que demócratas y republicanos.

“Creo que (McCain) sacó 250.000 votos más que el presidente. Le sacó 14 puntos a su rival y el presidente ganó por 3,5 puntos”, insistió. “Pienso que la gente de Arizona es más independiente”.

Flake, no obstante, podría tener más problemas con la izquierda. Está en la mira de quienes quieren que se mantenga el plan de salud de Barack Obama, que llevaron la gallina inflable a muchos de sus actos.

“Creo que va a ser muy vulnerable si vota a favor de desmantelar el plan de salud”, expresó el representante demócrata Rubén Gallego. “La salud es algo muy personal, como comprobamos los demócratas. Los republicanos lo van a descubrir si anulan el plan”.

Flake tuvo una semana intensa, en la que lanzó una campaña para tratar de preservar el TLCAN, diciendo que ha sido bueno para Arizona y para el país en general.

Datos oficiales señalan que para el 31 de marzo contaba con 1,8 millones de dólares en sus arcas.

Flake evitó asambleas vecinales potencialmente hostiles y participó solo en eventos donde esperaba ser bien recibido, como uno en la Cámara de Comercio de Glendale.

En esa presentación se encontró con gente como Bill Morris, gerente de propiedades jubilado, quien expresó su preocupación por la posibilidad de que se anule el plan de salud de Obama.

“Le diría que vote su conciencia, no su partido”, dijo Morris. “Estamos en Estados Unidos, es responsable por todos nosotros”.

Flake considera que “es imposible dejar el plan de salud como está” porque las aseguradoras se están marginando y va a haber mucha gente sin opciones.

Al mismo tiempo, está consciente de lo bien que cayó en Arizona la expansión del programa Medicaid para familias de bajos ingresos bajo el gobierno de Obama.

“En los estados donde el programa se expandió, la gente pasó a depender de él rápidamente”, manifestó. “Sería un gran golpe para el presupuesto y un gran problema para quienes están cubiertos si esa cobertura desaparece de un momento a otro”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo