• Lunes 17 Diciembre 2018
  • 9:03:29
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 7°C - 44°F
  1. Lunes 17 Diciembre 2018
  2. 9:03:29
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 7°C - 44°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Ayuda en el incendio y destroza su camioneta; marca le regala una

Agencias | Jueves 15 Noviembre 2018 | 13:19 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- Allyn Pierce quedó atrapado por un muro de fuego mientras intentaba huir de las llamas que se acercaban cada vez más a su camioneta.

"Pensé: 'Creo que ya he terminado'", dijo Pierce.

Ante el temor de no salir vivo, grabó un mensaje de despedida a su familia, mientras la ciudad ardía a su alrededor.

"En caso de que esto no funcione, quiero que sepas que realmente traté de hacerlo", dijo al teléfono. Sostuvo su abrigo contra la ventana, en una inútil intento por paliar el calor, y puso en el radio del auto "In Your Eyes" de Peter Gabriel para calmarse.

Lo que hizo después llamó la atención de The New York Times, quien fue otro más de los medios que publicó su historia: salvó a un buen número de vecinos que huían de las llamas. 

El fuego que estalló en el norte de California el jueves, mató a más de 50 personas y quemó 47 mil hectáreas de tierra. El fuego más destructivo en la historia del estado.

Apesadumbrado por lo sucedido, pero a salvo, Pierce, quien trabaja como enfermero en la comunidad de Paradise, hizo dos posteos en su cuenta de Facebook, en el primero a manera de broma le decía a la marca Toyota que su Tundra le había salvado la vida. "Aquí va mi comercíal", posteó. 

El segundo, para lanzar un go found, es decir, una página fondeadora de apoyo para recuperar lo perdido. 

"Aquí está mi comercial de Toyota USA. Este camión literalmente me salvó la vida hoy. Mi pequeña ciudad estaba literalmente ardiendo a mi alrededor y @the_pandra me puso a salvo y pude ayudar a otros... dos veces.

"Gracias a los bomberos, a las fuerzas del orden y a mis compañeros".

No hubo necesidad de ocupar la segunda opción. 

La propia marca se comunico con él vía Instagram y le anunció que se verían muy honrados de regalarle una cero kilómetros. 



EL REPORTE MÁS RECIENTE 

Efectivos de la Guardia Nacional de Estados Unidos peinaban las ruinas de Paradise el jueves, buscando algún indicio de las 130 personas que aún figuran como desaparecidas en el incendio más devastador en la historia de California, mientras que las autoridades dijeron que la cifra de muertos había subido a 56.

El incendio "Camp Fire" arrasó el jueves pasado con la localidad de Paradise, ubicada a unos 280 kilómetros al norte de San Francisco y con una población que solía ser de 27.000 personas. La mayoría de quienes siguen perdidos en la localidad y en sus alrededores tiene más de 65 años.

La zona cubierta por el fuego había crecido a 55.000 hectáreas para la noche del miércoles, aun cuando vientos más moderados y una mayor humedad apoyaban el trabajo de los bomberos para levantar líneas de contención.

Pero las extensas áreas de lotes vacíos cubiertos de ceniza y escombros provocaron una honda impresión al gobernador Jerry Brown, al secretario del Interior Ryan Zinke y a otras autoridades que recorrieron el lugar. "Parece una zona de guerra. Es una zona de guerra", dijo Brown.

En agosto, tras visitar zonas afectadas en California por los incendios, Zinke declaró que era responsabilidad de la "mala gestión de los bosques" debido a las restricciones en el acopio de madera que dijo eran apoyadas por "grupos ambientales terroristas".

Pero el miércoles, ante las preguntas de los periodistas, Zinke apuntó que "ahora de verdad no es el momento de señalar con el dedo (...). Es momento de que Estados Unidos se mantenga unido".

El fuego, alimentado por matorrales espesos y afectados por la sequía y avivado por vientos feroces, remata una catastrófica temporada de incendios forestales en California, que expertos atribuyen en gran parte a los períodos secos prolongados que, afirman, son síntoma del cambio climático.

Abogados de algunas de las víctimas aseveraron en una demanda presentada el miércoles que el mantenimiento laxo por parte de una compañía eléctrica es la causa del incendio, que está siendo investigada oficialmente.

El desastre del condado de Butte coincidió con una serie de siniestros en el sur de California, en particular el incendio Woolsey, que dejó al menos dos muertos, destruyó más de 500 estructuras y desplazó a unas 200.000 personas en las montañas y estribaciones cerca de la costa de Malibú.

La historia paso a paso la publicó en su cuenta de Twitter Jack Nicas, el reportero del NYT:

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.


--




Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo