• Lunes 19 Noviembre 2018
  • 3:29:06
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 7°C - 45°F
  1. Lunes 19 Noviembre 2018
  2. 3:29:06
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 7°C - 45°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Regresa estudiante chihuahuense de estancia en Yale

Lourdes Díaz/El Diario | Domingo 29 Mayo 2016 | 10:38 hrs

Cortesía |

Cortesía |

Cortesía |

Cortesía |

Cortesía |

Chihuahua,Chih.- La estudiante chihuahuense con promedio de 100, Susana Doen, quien el año pasado ganó una beca de un millón de pesos para una estancia de un año en la Universidad de Yale, la segunda más importante en Estados Unidos, después de Harvard, comparte a su regreso la experiencia de haber tenido mentores de la talla del expresidente de México, Ernesto Zedillo, como su profesor de economía, el reconocido psicólogo Paul Bloom, el mundialmente famoso crítico literario Roberto González Echevarría, entre otros. 

Susana Doen Castillo, de 23 años, estudiante de derecho y también becaria en el Tecnológico de Monterrey, campus Chihuahua, por su alto rendimiento académico, participó el año pasado en una convocatoria que lanzó la empresa Heineken para estudiar en la Universidad de Yale, en Massachusetts, donde compitió por un lugar contra 400 estudiantes de Singapur, China, Brasil y México, resultando ganadora.

Recién regresó tras un año en Yale, institución en la que se han formado cuatro presidentes, seis premios nobel y cinco premios Pulitzer, entre ellos Ernesto Zedillo, quien regresó como maestro, después de haber sido alumno.

La actual candidata a la presidencia de E.U, Hillary Clinton, es otra de las egresadas de Yale, así como los expresidentes George W. Bush y Bill Clinton; el ex primer ministro de Italia Mario Monti y los premios nobel Paul Krugman, Edmund Phelps, John Bennett Fenn, Raymond Davis Jr., George Akerlof y Thomas A. Steitz.

“A diferencia de muchas universidades, en Yale el alumno estudia por su cuenta. Los temas que se tratarán en la clase se dan con anticipación para que éste los estudie y posteriormente los discuta en clase. Al alumno se le reta, se reconoce más a un alumno que pueda desafiar la teoría del profesor y crear la suya propia. Las discusiones en clase son interesantísimas y los alumnos están excelentemente preparados, que te impulsan a esforzarte más y a estudiar más para poder alcanzar el nivel de la discusión”, comentó Susana.

La estudiante compartió que tuvo la oportunidad de conocer a profesores con un currículum impresionante, y aunque fue un reto muy grande, también dice haberse traído la satisfacción de entender las necesidades actuales de la profesionalización, donde hay una demanda de una preparación multidisciplinaria.

“Éste es uno de los puntos más importantes de esta beca y experiencia internacional: la oportunidad de llevar materias fuera de tu área que puedan complementar tu área de estudio… tuve la oportunidad de llevar clases del área de ciencia política, historia, economía, psicología y derecho.

El último semestre me inscribí a una clase de Literatura, en la Escuela de Graduados de Literatura Comparada, que me dejó  sumamente contenta. Pero sin duda el área que más me gustó fue el área de Psicología”, relató.

“Tuve oportunidad de llevar  varios cursos de psicología durante todo el año y me di cuenta de mi interés y la facilidad que tengo para esta disciplina. Ahora que regreso, mi plan es encontrar la manera de combinar ambas disciplinas: derecho y psicología. Estoy convencida de que al ser el derecho un área en la que el enfoque es el hombre y sus relaciones humanas, existe la necesidad de conocer su psique también”.

La educación en esa universidad, dijo, es muy diferente a las instituciones de México, “no se conforma con eruditos en una sola área: necesita abogados que sepan de economía y de psicología, licenciados en letras con 'background' en griego antiguo, periodistas con estudios de género, por decir algunas de un sinfín de combinaciones posibles”.

Resaltó que su estancia en Yale también  le dejó otro tipo de lecciones, no sólo las académicas: “aprendí que hay muchas formas de dejar marcas en la gente que te rodea. Aprendí que la gente allá, aunque viene de contextos sociales muy diferentes, en general es sumamente sencilla. Conocí amigos de todas partes del mundo: Italia, Turquía, China, Japón, India, Grecia y Singapur”.

“Aprendí a organizar mi tiempo, factor que es crucial en este tipo de universidades en las que cada minuto cuenta para poder terminar con la cantidad extraordinaria de trabajos y lecturas… a desafiar los que creía que eran mis 'límites', y hoy me encuentro sumamente feliz y agradecida por poder decir que aunque fue todo un reto, lo hice y pude terminar con A+ en todas mis materias”, finalizó.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo