• Lunes 10 Diciembre 2018
  • 20:48:07
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 12°C - 54°F
  1. Lunes 10 Diciembre 2018
  2. 20:48:07
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 12°C - 54°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Video: Estalla la violencia

Orlando Chávez/El Diario | Jueves 23 Junio 2016 | 08:14 hrs

Francisco López/El Diario |

Francisco López/El Diario |

Francisco López/El Diario |

Francisco López/El Diario |

Francisco López/El Diario |

Francisco López/El Diario |

Francisco López/El Diario |

Francisco López/El Diario |

Relacionadas



Chihuahua, Chih.- Lo que inició como una manifestación convocada por Unión Ciudadana –que encabeza el activista Jaime García Chávez– y el diputado panista Rogelio Loya, en contra de la administración del gobernador César Duarte, desbordó en disturbios que tardaron ayer más de cinco horas en ser controlados por antimotines de la Policía Estatal.

Los agentes utilizaron gas lacrimógeno para dispersar a la turba que arremetió contra el Palacio de Gobierno donde rompieron la puerta de la entrada posterior y todas las ventanas de la planta baja.

Los actos provocados por las decenas de manifestantes, provenientes incluso de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Tlaxcala, dejó un saldo de 100 detenidos, 18 policías estatales heridos, tres patrullas vandalizadas y cuatro armas oficiales robadas, reportó la Fiscalía, que abrió una investigación sobre los hechos.

La agrupación ciudadana citó a los manifestantes a las 10 de la mañana y a las 10:15 horas ya estaban en la Plaza Hidalgo gritando consignas contra el gobernador del Estado, César Duarte.  En unos minutos, el grupo que no pasaba de 200 personas, avanzó hacia Palacio de Gobierno y tocó la puerta principal pero al no obtener respuesta, intentaron abrirla a empujones, con una rejilla y hasta con una rampa metálica, pero fue inútil, no pudieron.

“La puerta es de Chihuahua”, gritaban.

Alrededor de las 11 de la mañana la protesta se trasladó a la calle Libertad en donde la cantidad de personas aumentó considerablemente, así como el mensaje de que había que entrar a como diera lugar al Palacio de Gobierno. Jaime García Chávez, activista quien a través de Unión Ciudadana convocó a la protesta, habló con los presentes y les pidió mesura pero muchos exigían que la puerta fuera tumbada o quemada.

Varias personas empezaron a sacudir la puerta al grado de que se bamboleó intensamente, sin que se lograra abrir. En medio de la protesta algunos tomaron una rejilla para utilizarla como herramienta para abrirla a base de golpes.

Luego de varios intentos, un grupo de personas arrancó una rampa metálica que utilizó para golpear la puerta de madera hasta romperla en la parte inferior, mientras que otros arrojaban piedras contra las ventanas en busca de un acceso al recinto.

Como medida de control, desde el interior del edificio fue lanzado gas lacrimógeno, con lo que se logró dispersar un poco a la turba, pero al poco tiempo retomó fuerza. En ese momento, alrededor de las 12 del día, llegaron los primeros contingentes de policías antimotines que resguardaron el acceso, pero esto generó aún más violencia.

Los grupos empezaron a arrojar piedras contra los agentes, por lo que en cuestión de minutos hubo los primeros lesionados que fueron llevados a las ambulancias. Debido a que la situación no mejoraba llegaron más agentes que entraron al Palacio por los huecos de la puerta dañada, mientras que más gas era lanzado contra los protestantes.

Poco a poco los agentes de seguridad lograron establecer un perímetro alrededor de Palacio, por lo que los disturbios se trasladaron a la Plaza Mayor, en donde algunos de los manifestantes arremetieron en contra de las patrullas, de las cuales vandalizaron tres y hurtaron cuatro armas, informó la Fiscalía General del Estado.

Por un rato algunos de los protestantes arremetieron en contra de los reporteros que cubrían los hechos en especial los de Televisa, quienes tuvieron que abandonar el lugar al ser empujados por varias personas; otros reporteros en el lugar trataron de ayudarlos a salir, pero también fueron agredidos. “Al grito de fuera Televisa”, los trabajadores recibieron algunas agresiones, además de que fueron mojados con el líquido de botellas de agua. La diputada Ana Gómez Licón y el activista Víctor Quintana trataron de calmar a las personas y pidieron una protesta en calma.

Alrededor de la tres de la tarde se logró finalmente controlar la situación, dejando como saldo daños materiales, alrededor de 100 detenidos, más de 18 heridos y armas robadas. (Orlando Chávez / El Diario)

El saldo

100 detenidos

18 policías estatales heridos

4 armas robadas

3 patrullas vandalizadas

Ventanas y puertas dañadas de la sede de Gobierno estatal

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.


--




Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo