• Lunes 12 Noviembre 2018
  • 12:06:02
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 15°C - 60°F
  1. Lunes 12 Noviembre 2018
  2. 12:06:02
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 15°C - 60°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Preparatoria "Benito Juárez", con carencias y nulos apoyos

Salud Ochoa | Domingo 11 Diciembre 2016 | 09:04 hrs

Francisco López/El Diario |

Francisco López/El Diario |

Francisco López/El Diario |

Francisco López/El Diario |

Francisco López/El Diario |

Anáhuac-- En un edificio propiedad del Gobierno Federal, compartido por tres escuelas, funciona desde hace 10 años la preparatoria particular “Benito Juárez”, una de las 22 escuelas del nivel medio superior que trabajan con subsidio del gobierno estatal y que a la fecha, no han recibido el recurso correspondiente al 2016, a pesar de haber entregado sus facturas.

Alrededor del 60 por ciento de los jóvenes que acuden a clases en este espacio, son de escasos recursos económicos debido a que sus padres trabajan como jornaleros, obreros, son madres solteras e incluso hay casos en los que ninguno de los padres tiene empleo.

Desde hace un año los maestros no han recibido su salario porque la escuela no tiene recursos para pagarles y, según declaraciones del Secretario de Educación Pablo Cuarón, “no hay dinero para pagarles y deberán esperar al año próximo”.

Mientras tanto, la escuela y los maestros deberán subsistir como les sea posible, ya que el subsidio no ha llegado desde diciembre del 2015 y los docentes no han recibido pago de enero a la fecha.

Alma Josefina González, directora de la institución, explica que son dos alas del edificio las que tienen en comodato y aunque están obligados a darle mantenimiento, no pueden hacerle ningún tipo de modificación.

“Tenemos butacas de reuso, el edificio en general está en condiciones regulares, pero una parte del techo se gotea. La clave de la escuela es particular y esto motiva que no haya apoyos porque piensan que ganamos miles de pesos y no es así. Tenemos algo de equipo que se ha comprado poco a poco con actividades o con lo poco que queda de las colegiaturas”.

Actualmente, la escuela tiene 38 estudiantes, entre los cuales se incluyen dos jovencitas con capacidades diferentes y el resto, proviene de familias de escasos recursos.

“Queremos hacer conciencia con el gobierno porque son pocos alumnos pero son chavos que están luchando por un futuro y vienen aquí, porque no hay otro lugar a donde ir. No quieren estar en la calle. Tienen ganas de salir adelante sólo necesitan la oportunidad”.

Luis Ángel es el mejor de su clase, pero no sabe si podrá seguir estudiando

Luis Ángel Andazola Valadez, tiene 18 años y cursa el tercer semestre de preparatoria. Su gusto por la lectura y la conciencia de la necesidad de estudiar le han llevado a ser el mejor de su clase. A pesar de las carencias económicas que enfrenta, sabe que quiere acudir a la Universidad y convertirse en profesionista aunque las probabilidades le digan lo contrario.

Su padre trabaja como obrero con un ingreso magro que debe dividir entre 9 personas que conforman su familia lo que para él significa, que en ocasiones los cuadernos sean un lujo porque la prioridad es el alimento.

“Un que otro día batallo pero no quiero desviar el camino que me he trazado para estudiar Filosofía porque quiero dedicarme a la enseñanza porque la educación es la base de todo”, comentó.

Sin embargo, es posible que Luis Ángel y sus compañeros no puedan regresar a clases en enero porque, sin maestros, una escuela simplemente no existe.



Los maestros tenemos deudas que pagar necesitamos el salario

Brenda Ferrer, imparte las materias de Derecho, Literatura y Ética y Valores. Empezó a laborar en la preparatoria de Anáhuac en enero pasado y aunque le informaron que el pago tardaba un poco en llegar, “nunca pensé que fuera tanto”.

Cada día, señala, viaja desde Cuauhtémoc para acudir a clases y apoyar a los alumnos quienes, de otra manera, se quedarían sin opciones de estudio.

“Lo único que me mantiene aquí son los alumnos, porque son chavos rescatables  que tienen ganas de seguir estudiando y tenemos que pensar en eso. Ellos se dan cuenta que esto anda mal y se entristecen porque saben que no podrán ir a otra parte.

Por otra parte, la gasolina que gasto la pago con ayuda de mi esposo y además tengo otro trabajo pero aún así, tuve que cambiar mi auto por uno más chico para no gastar tanto porque en todo el año no me han pagado, pero también tienen que pensar que los maestros también tenemos necesidades y deudas”.

José Alberto Ramírez –maestro de computación- explica que si bien es cierto a las afueras de la comunidad existe el Colegio de Bachilleres, tan solo para llegar allá deben tomar un camión que cobra 10 pesos el pasaje de ida y otros 10 de vuelta, lo que traducido a por lo menos 20 días hábiles al mes significarían 400 pesos solo de transporte.

“Si nuestros alumnos no pueden pagar 350 pesos por semestre, ¿podrán pagar 400 al mes sólo para llegar a la escuela?”, cuestiona y agrega que “la mayoría de los padres de los chavos son jornaleros y tenemos casos especiales donde ninguno de los padres trabaja, el señor tiene cáncer y hay muchas madres solteras. Un gran porcentaje son familias fracturadas, sí son niños buenos y nobles pero con bastantes problemas”.

Los maestros que están aquí, señala, necesitan los recursos “porque tenemos un año sin cobrar un centavo y porque además, ayudamos a los muchachos a conseguir materiales de estudio, aportamos de nuestro bolsillo, no perseguimos el lucro y si la vida nos ha dado algo hay que regresarle también a través de los jóvenes, que no se descarrilen. Eso también debe pensarlo el gobierno”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo