• Lunes 19 Noviembre 2018
  • 16:06:32
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 22°C - 72°F
  1. Lunes 19 Noviembre 2018
  2. 16:06:32
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 22°C - 72°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Médicos militares se disfrazan de superhéroes para atender a niños

Keila Ramos/El Diario | Lunes 20 Febrero 2017 | 08:47 hrs

Francisco López/El Diario |

Chihuahua.- Si se trata de historia de la milicia, tanto médicos como personal de enfermería son esos héroes anónimos cuya labor poco se conoce pero que es de especial impacto. Tal es el peculiar caso del mayor cirujano dentista Luis Mariano García Jiménez, especialista en odontopediatría, del Hospital Militar Regional de Chihuahua, quien se retira su atuendo militar y se convierte en superhéroe para recibir a sus pequeños pacientes.

Así como la ciencia de la salud y la institución militar evolucionan, ellos también se transforman, mejoran y se adaptan a las nuevas necesidades propias de su labor con la única finalidad de brindar siempre un mejor servicio.

Si bien, la milicia guarda una estricta reglamentación para todos sus soldados, incluyendo a los médicos, estos últimos han tenido que evolucionar para brindar un mejor servicio a sus pacientes. Haciendo uso de disfraces, botargas DVD´s infantiles y toda una gama de creatividad, este mayor cirujano dentista adopta un reto con cada uno de sus pacientes; el reto de lograr una consulta libre de dolor, ansiedad, miedo e inseguridad en los pequeños.

Sus pacientes siempre se llevan una grata sorpresa al entrar al consultorio, ya que en lugar de encontrar a un dentista uniformado, rodeado de instrumentos de odontología y el semblante de un militar, los niños son recibidos por simpáticos asistentes “minions” y posteriormente son revisados y tratados por un superhéroe que cuida de ellos en todo momento y les brinda una experiencia odontológica única.

El dentista explica que dichas medidas son necesarias para mantener en absoluta tranquilidad a los pacientes infantiles y lo más importante, para evitarles experiencias traumáticas, “...ya que un paciente que sufre una experiencia traumática en una consulta con su dentista difícilmente regresará a un consultorio dental en su vida adulta”.

Sin embargo, el Hospital Militar Regional de Chihuahua está lleno de otros superhéroes y heroínas que diariamente salvan vidas y cambian vidas a través de su labor y ejemplo, pues no existe personal de sanidad más disciplinado que el militar.

Otro gran ejemplo es la coronel médico cirujano Luz Patricia Gutiérrez Díaz, quien actualmente ocupa la dirección interina de este sanatorio, quien además es la primer militar mujer que ocupa dicho cargo. Su responsabilidad es especial envergadura ya que este centro médico recibe a pacientes de todo el estado. Además su personal tiene la obligación de salir a brindar apoyo en casos en los cuales el ejército implementa el  Plan DN-III-E, para apoyar a la población civil. Y al igual que un soldado, ellos se mantienen en forma física y en entrenamiento constante.

Cuando el ejército implementa el  Plan DN-III-E, el personal de sanidad brindan atención médica de urgencia y atención preventiva de enfermedades que se pudieran disparar debido a la situación. Instalan albergues y se hacen cargo de cada una de las personas que ahí se alojan, proporcionándoles alimentación y acompañamiento psicológico.

“Nuestra labor y propósito es el de velar por el paciente de manera integral, no solo como enfermos, sino como una persona que en ese momento acaba de tener pérdidas de diferente clase. Durante nuestra labor militar hemos detectado incluso conflictos de pareja debido a una situación de catástrofe y nosotros los ayudamos ante dichas circunstancias con la finalidad de mantener unidas a esas familias.”



Ver a la doctora  Luz Patricia Gutiérrez Díaz recorriendo y supervisando el correcto funcionamiento del hospital es fascinante. Cuando se acerca a los pacientes ella se transforma y de todo su ser emana la calidez humana que mantienen en su interior y que ofrece con la más excelsa calidad en su servicio. Con dulzura pregunta a los pacientes, cómo se sienten el día de hoy, y con gran estima se despide de quienes ha sido dados de alta; y con su ejemplo guía al resto del personal.



La coronel asegura que la buena fama y desempeño profesional de los médicos militares, se debe a la formación académica que reciben, ya que a diferencia de otras escuelas de medicina, la miliar es un internado donde los estudiantes se dedican solo a eso, a estudiar, “...por otra parte están los valores que inculcan en estas escuelas miliares, los cuales fortalecen la disciplina, la responsabilidad y el compromiso de cada uno de los estudiantes. Los egresados de escuelas militares son excelente profesionistas con gran sentido de humanidad y de servicio.”



Cabe destacar que el hospital militar comenzó un proceso de modernización hace más de 10 años, mismo que aún no concluye todas sus fases y que se hace con la finalidad de optimizar la labor de médicos y demás profesionistas de la salud que ahí laboran, así como mejorar y agilizar la atención a los derechohabientes.



Los sargentos Yáñez y Rivera, tienen a su cargo la instalación del novedoso sistema digital de sanidad, con el cual se busca hacer uso de nuevas tecnologías e integrarlas a la labor diaria del hospital, por que próximamente todo funcionará de manera digital.



El hospital cuenta con salas de consulta y de urgencias, diversos médicos especialistas, su propio laboratorios de análisis clínicos y de fabricación de prótesis dentales, una moderna sala de rayos x con tecnología de vanguardia, una área de rehabilitación física, farmacia y almacenes de medicamentos, así como unidades ambulancias, incluso cuentan con una unidad aérea exclusiva.



En materia de género, el ejército mexicano es una de las instituciones que más promueve la inclusión de mujeres entre sus profesionistas militares. El Pelotón de Sanidad del 23 Batallón de Infantería, ubicado en las inmediaciones del hospital, es dirigido por una mujer médico cirujano con el rango de mayor, y junto con otras mujeres del área de la salud cubren una labor permanente en el batallón cuya planta de soldados está compuesta solamente de varones.



La capitán primero cirujano dentista Marcela Eloisa Hernández Trujillo, es la comandante de la escuadra dental. Suma 17 años al servicio del ejército y sus funciones son diversas, pues además de brindar atención odontológica a los soldados, junto con su superior, también se encarga de supervisar la salud de los soldados que se encuentran desplegados en cumplimiento de su deber. Una labor sumamente importante pues en ellas recae la salud física de los soldados del  23 Batallón de Infantería.



“Cuando detectamos alguna enfermedad de inmediato solicitamos que los traigan al batallón para ser atendidos”, comentó.



Compartió que además de amar su profesión, la experiencia de conocer varios estados del país ha sido fascinante para ella, pero se le corta la voz de emoción cuando afirma que pertenecer a las fuerzas armadas y formar parte de sus compañeros soldados es lo que más satisfacción le ha dado.



Escuchar las razones por las cuales estos profesionistas de la medicina decidieron hacer una carrera militar es por demás interesante, pero verlos en acción es inspirador.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo