• Martes 20 Noviembre 2018
  • 5:45:56
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 5°C - 40°F
  1. Martes 20 Noviembre 2018
  2. 5:45:56
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 5°C - 40°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

“Privar de la vida a un animal no es fácil, pero hay que hacerlo”

Salud Ochoa/El Diario | Martes 09 Mayo 2017 | 09:03 hrs

Francisco López/El Diario |

Chihuahua.- Disponer de la vida de un perro no es fácil aún cuando este lleve la etiqueta de “callejero”, sin embargo, es una labor que alguien debe cumplir en ocasiones por el propio bienestar animal  y para evitar problemas mayores de sanidad.

Luis Antonio Valenzuela ha trabajado durante dos décadas en el Centro Antirrábico de Chihuahua y en este tiempo, dice, se ha enfrentado a un sinnúmero de eventos que van desde los señalamientos como “el malo de la historia” hasta las agresiones físicas por parte de los ciudadanos que defienden a los perros pero no se quieren responsabilizar de ellos.

“Estos 20 años, han sido difíciles  porque para uno no es agradable disponer de la vida de un animal. Me han tocado muchas agresiones, nos han apedreado, han sacado cuchillos e incluso pistolas. A un compañero le pusieron la pistola en la cabeza por un perro callejero”.

Ante esto, indica Luis Antonio, es necesario tener en cuenta que a veces los mismos dueños de los perritos son quienes los llevan y les piden que se hagan cargo de ellos porque ya no les sirven.

Otra dificultad que enfrentan de manera cotidiana, es capturar a los perros callejeros que se ven relativamente sanos pero que están ocasionando un problema en el sector.

“A veces sí nos dan lástima pero es nuestro trabajo y la gente tiene que comprender eso porque si nosotros no lo hacemos no lo hará nadie. Además, el día de mañana ese animal hasta por hambre va a morder y al final nadie se hace cargo de él. Hemos llegado y la gente defiende al perro que “es de todos y de nadie” porque, a la hora de que algo sucede nadie quiere la responsabilidad”.

Durante este tiempo, explica, ha tomado conciencia sobre el trato a los animales y ha inculcado en su familia el amor por estos.

“Uno empieza a trabajar muy joven, sin experiencia, pero con el paso de los años vas tomando conciencia y aprendes, el criterio cambia. En casa tengo un perrito corriente porque no me gustan los perros de raza y trato de cuidarlo lo mejor posible y recomiendo eso a la gente. No basta darle al animal una comida de la que nosotros comemos, el perro requiere comida especial y hay quien no lo entiende, le compra lo que puede solo para llenarlo pero no le está dando calidad de vida”.

Al realizar su trabajo cotidiano, dice, en ocasiones surgen sentimientos encontrados al toparse con animales que se encuentran en condiciones deplorables.

“Somos humanos y claro que tenemos sentimientos. Cuando vemos las circunstancias en las que llegan, a veces casi cuando se están muriendo, con enfermedades crónicas donde ya es imposible poder salvarlos, uno se hace más conciente del trato que requiere. La gente siempre nos ve como los malos que nos divertimos agarrando perros y no es así. Si vamos a capturar un animal es porque los propios vecinos llaman, no porque me guste un perro y me lo llevo”.

Luis Antonio asegura que sus hijos conocen su trabajo y más allá de la actividad diaria, se interesan por conocer las formas de cuidar a las mascotas  a través de la vacunación y desparasitación.

“La cultura y la conciencia se hace desde casa. No se trata de hacerles daño a los animales sino de aprender a cuidarlos y protegerlos. El perro no se saca a la calle y se trae otro como si fuera un objeto que se puede reemplazar”.



-La función primordial del antirrábico es la prevención de enfermedades zoonóticas

-No se trata solo de sacrificar perros

El objetivo principal del Centro Antirrábico de Chihuahua es la prevención de la rabia y el sacrificio de animales en mal estado de salud es solo una parte del quehacer del lugar, indicó el médico Jorge Benavides director del referido sitio.

Dijo que si no hay casos de rabia en la ciudad es gracias a la labor preventiva que llevan a cabo en la materia además de que también se realizan procesos de esterilización, vacunación, desparasitación y adopción.

“Nos endilgaron el sacrificio de perros porque no hay quién lo haga pero la prioridad es la prevención de la rabia. A veces tratamos de salvar muchas vidas pero a la gente no le interesa, buscan perros de raza. Entonces, si la ciudadanía quiere salvar una vida que nos ayuden también. Mucha gente dice que esto es el rastro de Chihuahua en perros y no es así. Tenemos que ver que muchas enfermedades se han logrado controlar por la labor que los empleados realizan. Si muchos perros no se recogieran de las calles habría una gran cantidad de enfermedades zoonóticas”.

Benavides informó que actualmente llega un promedio de 70 animales por semana al centro aunque cuando hay jornadas fuertes  se capturan de 15 a 20 perros diarios.

“No se capturan solo por agarrar. Algunos tienen dueño y andan en la calle. Esos los entregamos. Los que son callejeros pero están en buenas condiciones se ofrecen en adopción y los que están muy dañados son los que se sacrifican”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo