• Viernes 16 Noviembre 2018
  • 6:04:32
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • -1°C - 29°F
  1. Viernes 16 Noviembre 2018
  2. 6:04:32
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. -1°C - 29°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Viajes compartidos... ambulantes sobre ruedas

Jorge Montes de Oca/El Diario | Domingo 21 Octubre 2018 | 09:01 hrs

|

Chihuahua.- A Mario lo despidieron de su empleo en marzo pasado. Con una carrera universitaria trunca a cuestas y dos hijos que mantener, los primeros meses de desempleo fueron difíciles. Hoy a bordo de su auto jetta, modelo 2010, se gana la vida recorriendo dos veces al día la carretera Chihuahua-Juárez, con cuatro pasajeros a bordo y con un cobro de 300 pesos por persona.

La modalidad de “viajes compartidos” que inició años atrás para ahorrar gastos durante el trayecto de una ciudad a otra, es hoy en día una alternativa de empleo para cientos de chihuahuenses, pero también un “mercado informal” para quienes en ello han descubierto una mina de oro y puesto en circulación flotillas que a diario recorren las  carreteras del estado ofreciendo trasladado de pasajeros, turismo y hasta entrega de paquetería a precios muy por debajo del mercado, al margen de los ordenamientos que establece la Ley.

La expansión de estos servicios ha puesto en alerta a empresas formalmente establecidas que el pasado 21 de septiembre, a través de la delegación local de la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasaje y Turismo (CANAPAT), demandaron la intervención de la Policía Federal (PFP) para frenar el avance de los que han calificado como “ambulantes sobre ruedas”.

El tramo Ciudad Juárez-Chihuahua es el punto en el que más se ha detectado el transito de este tipo de viajes. La razón, la diferencia entre los costos, un “compartido” se realiza en 300 pesos, en autobús oscila entre los 600 y los 750.

En dicha ruta la PFP ha detenido varios vehículos conducidos por particulares, y sorprendidos en estos actos. Las multas impuestas alcanzan hasta los 40 mil pesos pero el riesgo, advierten, recae directamente en los usuarios: en caso de un accidente el seguro podría no cubrir los gastos si el ajustador descubre que el conductor prestaba un servicio de transporte de pasajeros para el que no estaba autorizado.

 

DEL AHORRO DEL GASTO, AL NEGOCIO INFORMAL

 

Cuando hace seis años Mario, originario de Parral, inició sus estudios en la capital del estado, solía acordar con amigos compartir gastos para disminuir el impacto económico de los traslados de cada fin de semana. Eran acuerdos directos y entre conocidos. Cuando quedo sin empleo encontró en las redes sociales, la forma de sostener a la familia por la abandonó su formación académica.

Abundan las páginas y grupos en los que para registrarse sólo basta algunos ‘clicks’. No se acreditar ni licencias, pruebas toxicológicas o pruebas de manejo.

“Sólo promueves el viaje. Acuerdas la hora de salida, el pago y listo”, comenta.

Viaja por carretera entre 6 y 8 horas diarias, tomando sólo una hora de descanso. Su punto de partida está cercano a la deportiva Pistolas Meneses. Parte de la capital a las 9:30 de la mañana y llega a Ciudad Juárez sobre el medio día. Ahí otras cuatro personas le esperan para realizar el viaje de regreso.

Para economizar y obtener mejores ganancias suele evadir las casetas de peaje ubicadas en Sacramento y Villa Ahumada. Es algo que  -asegura – la mayor parte de quienes prestan el servicio hacen.

Emplea el auto de su propiedad, y es una forma de ganarse la vida, pero admite que de un tiempo a la fecha, hay quienes en posesión de varios autos y hasta camionetas contratan chóferes para que sean ellos los que operen los viajes.

Tere Lucy Domínguez, directora del Grupo Transportes del Noroeste, refiere que este modelo de viajes se deja sentir también hacia la Sierra Tarahumara en la que además se han detectado camionetas, sin placas federales para el transporte de Turismo, efectuando traslado de pasajeros.

“Por supuesto el costo es más bajo. Como empresas estamos obligadas a pagar impuestos, empleados, mantenimiento de las unidades. Pero el riesgo es más alto. Es viajar en carretera con alguien que desconoces si tiene la capacitación necesaria y sin un seguro de viajeros”, comenta.

 

COMPETENCIA DESLEAL, DENUNCIA CANAPAT

 

“Por cada uno de los vehículos que ha detenido la policía Federal prestando servicios sin los permisos autorizados, hay entre 10 o 20 más circulando”, estimó ayer Gerardo Morán Flores, delegado local de la CANAPAT que agrupa a empresas como Omnibús de México, Estrella Blanca, Rápidos Delicias y Transportes del Noroeste, que registran la baja de pasajeros.

En la reunión mensual de la asociación con la PF, en septiembre pasado, las empresas pidieron a las autoridades la implementación de acciones para ir frenando ese comportamiento.

“Cada vez es mayor el número de anuncios que promocionan viajes, sin contar con el permiso de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes”, apunta Morán e insiste en que lo más grave es que lo hacen sin contar con un seguro de pasajeros.

“Por supuesto, el vehículo puede estar asegurado, pero si en tras un accidente la agencia detecta que hubo un cobro por el viaje, se deslinda del pago de daños. Es como si contratara un seguro de gastos, y dice que no fuma, pero si ante una enfermedad se detecta que sus pulmones están oscuros, simplemente no aplica. La prima de riesgos de una unidad de transporte y de un auto particular, es mayor”, refiere.

“Son como ambulantes sobre ruedas, es una competencia desleal. Ellos si no reúnen a sus cuatro pasajeros, pueden cancelar el viaje. A nosotros la ley nos obliga a realizarlo aún con un pasajero abordo de un camión de 40 asientos”, señala.

La competencia ha obligado a bajar los costos. En la centralita de Pistolas Meneses, hay dos salidas a diarias Juárez, con “tarifa económica” de 300 pesos, la misma que ofertan los viajes compartidos.

 

LA LEY Y LAS SANCIONES

 

De acuerdo a la Policía Federal, toda persona que efectúe un cobro por transportar personas de un punto a otro en un vehículo que no cuente con la autorización por parte de la SCT y para transite por una vía terrestre de jurisdicción federal, incurre en un acto ilegal. Es algo que Mario tiene claro.

“Cuando iniciamos el viaje, nos presentamos, y aprendemos nuestros nombres. Si por algo nos detienen, decimos que somos familiares o amigos. He sabido de algunos casos en los que se le sorprende cuando están subiendo pasaje. Les aseguran el auto y la multa es buena lana”, cuenta.

La sanción que alcanza los 42 mil 300 pesos se impone porque al momento de utilizar la vía federal se incurre en efectuar un servicio de autotransporte federal de pasaje sin permiso otorgado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, de acuerdo al artículo 8 de la Ley de Caminos Puentes y Autotransporte Federal.

Para la PF el riesgo de esta clase de viajes, radica en la destreza de quien va al volante. El conductor autorizado cuanta con una licencia federal, y para obtenerla debió someterse a exámenes físicos, sicológicos, toxicológicos así como cursos de capacitación en mecánica, seguridad y normatividad de autotransporte. El conductor de un auto particular sólo cuenta con licencia estatal por la cual para obtenerla solo efectuó un pago recaudatorio al gobierno del estado, no tiene experiencia en seguridad vial y tampoco fue sometido a exámenes rigurosos.

Para Mario, es un punto de poco importancia. “Hay un riesgo, por supuesto, cómo el que tiene cualquiera que viaja en carretera. Yo conozco perfectamente el tramo, cada curva. Así que persignándose y la buena de Dios, nos vamos”, expresa.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo