• Lunes 19 Noviembre 2018
  • 14:05:02
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 21°C - 71°F
  1. Lunes 19 Noviembre 2018
  2. 14:05:02
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 21°C - 71°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Comenzaron buscando a uno, ahora los buscan a todos

Francisco Córdova/El Diario | Miércoles 07 Noviembre 2018 | 09:35 hrs

Tomada de Facebook |

Tomada de Facebook |

Desde hace 2 años y dos meses Irasema busca a su hija Yeni Karely Cruz. Mientras continúa con su trabajo y el cuidado de su nietecita, hija de Yeni, encuentra tiempo también para utilizar sus redes sociales como una herramienta de difusión constante de las pesquisas de su hija, fotos y mensajes para recordarla y hacer saber a la sociedad y a su propia hija, cualquiera que sea su paradero, que la búsqueda continúa, que no dejarán de buscarla.

Así lo hacen también en sus redes sociales personales las madres de las niñas Alondra Corpus y Fátima Ivonne Juárez quienes también son muy activas en plataformas como Facebook. Sin embargo, en su actividad hay también otra coincidencia.

Entre todos los mensajes y fotografías de sus hijas, se entremezclan las fotos de otros casos de desapariciones, decenas de nuevas pesquisas como la de la niña Camila Cobos, que terminó en un desafortunado asesinato, o el de Angélica Sofía Sáenz, quien fue encontrada sana y salva en Ciudad de México.

Además de la víctima de desaparición, en estos casos existen las víctimas colaterales: los familiares, según considera el Consejo Nacional Ciudadano del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas.

“La desaparición implica para los familiares de las víctimas afectaciones psicosociales derivadas de la perpetuación indefinida de la incertidumbre sobre el paradero de su ser querido, incluyendo afectaciones en sus relaciones familiares y comunitarias y en sus proyectos de vida. Además las familias de las víctimas invariablemente enfrentan diversos obstáculos para acceder a la justicia y a la reparación integral del daño”, dice el organismo.

Pero no sólo eso, la desaparición trae consigo afectaciones de tipo colectivo: “Causa miedo en las comunidades, silencio y desmovilización social, así como desplazamientos forzados. A falta de investigación, juzgamiento y sanción de los responsables se produce, además, un mensaje de impunidad que alimenta la comisión de nuevas violaciones”.

Además de sus perfiles personales, estas madres y familiares han creado páginas especializadas donde ponen a disposición la bandeja de mensajes para quien tenga información que pueda ayudarles a dar con el paradero de sus familiares.

Según se percibe en sus publicaciones, luego de sufrir la desaparición de un ser querido, la dinámica familiar cambia totalmente, todo lo que se comparte está relacionado a encontrar ya no sólo a una persona, sino a todas las que se pueda encontrar.

Hasta abril de este año, en Chihuahua se contaba con un registro de hasta 2 mil 168 casos de personas relacionadas con averiguaciones previas, carpetas de investigación o actas circunstanciadas del fuero común que permanecen sin localizar, según estadísticas Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, Rnped.

Por lo anterior el número de familiares afectados superaría por mucho esta cifra. Poco a poco, estas redes que se van creando dentro de marchas, manifestaciones, a través de asociaciones como Justicia para Nuestras Hijas, así como las redes sociales, se vuelven más sólidas, a pesar de que en muchas ocasiones los casos siguen sin resolver, el apoyo moral y la empatía que se genera entre las familias es también primordial para salir adelante y continuar con estas búsquedas que inician con una persona y pasan al millar de ellas.

[email protected]

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo