• Martes 11 Diciembre 2018
  • 12:30:09
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 10°C - 51°F
  1. Martes 11 Diciembre 2018
  2. 12:30:09
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 10°C - 51°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Derek... y el accidente que le cambió la vida

Manuel Quezada/El Diario | Domingo 18 Noviembre 2018 | 06:36 hrs

Silvestre Juárez/El Diario |

Chihuahua.- El atropello de su hijo Dereck Romero de apenas cuatro años en marzo de 2015, cambió por completo la vida del menor y toda su familia, ya que el responsable, al darse a la fuga pasó de nuevo sobre el menor y lo dejó sin poder caminar e indirectamente propició la pérdida de empleo de la madre para poder cuidar al niño durante mes y medio de internado.

A ya casi tres años de este hecho, la madre del menor  Thelma Lizzete Vázquez,  aún espera que el responsable totalmente identificado como Jorge Alberto Miramontes, originario de Ciudad Cuahtémoc, responda y apoye en los gastos de los cuidados especiales que requiere el menor.

Entrevistada en su domicilio de Corte Real 712 de la Colonia Real de Carolina, indicó que el Fondo de Atención a Niños y Niñas Hijos de las Víctimas de la Lucha Contra el Crimen (FANVI) ofreció revisar el expediente que fue mandado al archivo muerto hace ya unos años, sin que se detuviera al responsable y se le obligara a resarcir económicamente el daño.

Informó que el menor requiere ahora de tratamiento médico, una silla de ruedas especial para que su columna vertebral no continúe dañándose, pañales, ropa, entre otros artículos básicos.

La situación económica de esta familia, integrada también por otros tres niños de 13, 10 y tres año, es precaria dado que al padre de familia le fue arrebatada la vida en agosto pasado.

Thelma Lizzete Vázquez dijo que el caso e investigación de este accidente pudiera ser reabierto para ver que el conductor se haga responsable.

Informó que en marzo del 2015, el conductor Jorge Alberto Miramontes conducía una camioneta a exceso de velocidad y cuando su esposo e hijo caminaban de regreso del funeral de la abuelita del niño, se tuvo el percance.

El conductor aventó primero al señor y al menor, pero en lugar de detenerse y ayudar a quien había arrollado, hizo por huir y echo la unidad para atrás, pasando las llantas por el cuerpo del menor, dejándolo seriamente lesionado de su columna.

Un par de hombres lograron subir a la caja de la camioneta para intentar que se detuviera el conductor, pero no fue así, ya que aceleró y provocó que éstos cayeran al pavimento todos raspados.

Sin embargo, como hubo muchos testigos se pudo saber el numero de placas y modelo de la unidad, y como  una familiar trabajaban en Vialidad, se pudo rastrear y saber a quién pertenencia, así como hacer un perfil del conductor.

El propietario de la unidad alegó en su momento que había vendido la unidad y se deslindó de los hechos, pero en realidad nunca pudo comprobar a quién, ni mostró prueba alguna para comprobar su dicho.

Sin embargo, recalcó la joven madre, el perfil dado por los testigos era del señor, porque coincidía con las características dadas a conocer.

Dijo que este caso cambió por completo la vida de toda la familia, especialmente la del menor, que aunque duró un mes y medio en la Clínica del IMSS,  ya no pudo recuperar su salud y poder caminar.

Recordó que cuando paso el accidente era un día feriado y no se hizo en forma oportuna la resonancia magnética por el IMSS, y le dijeron que para eso, ellos tenían que pagar  a un particular y hacer algo.

Cuando finalmente se le llevo a cabo esa resonancia, habían pasado más de 20 días y no se pudo intervenir oportunamente. Aún así, del Seguro Social les dijeron que todo iba a estar bien, que el niño en un par de días o meses iba a sentir de nuevo sus piernas, pero pasaron los meses y nada.

Fue hasta que llegaron al CRIT donde lo evaluaron y les indicaron que Dereck no se recuperaría, porque había perdido la médula espinal a consecuencia del accidente.

Con lagrimas indicó que si el responsable se hubiera detenido y no hubiera echado hacia atrás la camioneta para escapar, el niño podría estar bien, pero desde el accidente, todo cambió para esta familia.

Otros casos de accidentes automovilísticos han marcado la vida de muchas familias en Chihuahua, como el reciente que tuvo Ana Karen Rubio de 26 años, en el Periférico de la Juventud, donde otro auto que circulaba a exceso de velocidad invadió su carril y prácticamente cayo arriba.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.


--




Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo