• Sábado 17 Noviembre 2018
  • 2:53:21
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 8°C - 45°F
  1. Sábado 17 Noviembre 2018
  2. 2:53:21
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 8°C - 45°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

Senado: costoso y con goteras; se cumplen 5 años de la primera sesión

Excélsior | Miércoles 13 Abril 2016 | 06:39 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- Producto de una historia de incumplimientos, multas, fallas, irregularidades, pleitos y hasta ocultamiento de información, en plena dinámica de máxima transparencia, la nueva sede del Senado, insuficiente desde el primer día, cumple este miércoles cinco años de operación, con un fideicomiso que ha recibido cinco mil 233 millones 767 mil 387.97 pesos, de los cuales ha gastado cuatro mil 231 millones 254 mil 447.18 pesos.

Y por décima primera ocasión, la nueva sede está a unos días de que pueda ser propiedad absoluta de los senadores, pues ya existe un acuerdo para que los legisladores federales paguen poco menos de 200 millones de pesos a la constructora, que exigía la entrega de 400 millones de pesos adicionales para finalizar su participación en este moderno edificio que se inunda, que por las tardes huele a caño y sus elevadores son una pesadilla para las cerca de mil 500 personas que los usan cotidianamente.

El 13 de abril del 2011 también fue miércoles y fue el primer día que sesionó el pleno del Senado en una nueva sede que no estaba terminada; que debió entregarse antes del 15 de septiembre del 2010 para ser parte de los festejos por el Bicentenario de la Independencia y que después fijó fecha de entrega antes del 20 de noviembre, para ser parte de los festejos por el Centenario de la Revolución Mexicana, pero no fue posible, porque la empresa constructora no terminó a tiempo.

Ahí comenzó la historia de diferendos entre los senadores y la constructora, con una especie de árbitro que ha sido Banobras, responsable del Fideicomiso de Inversión y Administración 1705, Para Apoyar la Construcción y Equipamiento del Nuevo recinto de la Cámara de Senadores, creado el 4 de abril de 1994.

Multas

Una historia de diferendos y confrontaciones que llevó al Senado a pedir y lograr una multa a la constructora por los dos retrasos en la terminación de la obra, que sin contar la compra de terrenos y el pago del proyecto arquitectónico, sino únicamente la construcción, estaba previsto para costar mil 699 millones 600 mil pesos, pero que hasta abril del 2015 ya sumaba un total de dos mil 613 millones 100 mil pesos hasta el tercer trimestre del año pasado.

Pero además, los llevó a la decisión de ocupar el edificio sin que estuviera terminado, lo cual originó el diferendo que todavía existe hasta el momento y que llevó a la empresa constructora a solicitar el pago de 400 millones de pesos extras, que el Senado se negó a hacer, porque responsabilizó a la empresa por su incumplimiento y fue necesario que se contratara un evaluador externo que fijó el monto del diferendo en 235 millones de pesos, pero que luego de varias negociaciones quedará en poco menos de 200 millones de pesos para la liberación plena del edificio.

Una historia de cinco años desde su ocupación formal que ya registró nueve intentos de que el Senado logre la entrega de su sede, la más reciente programada para octubre del año pasado, pero que no pudieron concretarse, por las constantes fallas en la operación de este edificio inteligente que desde el primer momento fue insuficiente, como lo evidenció Excélsior desde el 25 de marzo del año 2011, sólo unos días antes de que el pleno se trasladara a ella.

Y desde ese año del 2011 el Senado, entonces con los integrantes de la LXI Legislatura, decidió que los terrenos ocupados en su mayoría por edificios comprados después de que comenzó la construcción de la sede, se utilizarán para crear las oficinas que no fueron consideradas en el proyecto inicial.

Aunque desde 2012 se han hecho esfuerzos por lograr que Banorte sea más transparente en la rendición de cuentas sobre el Fideicomiso 1705, incluso al final del gobierno anterior se entregó el Libro Blanco, lo cierto es que no existe información actualizada de todo el dinero, y es necesario construirla con los reportes diseminados que existen.

La información más reciente, que se puede consultar en el Senado, establece que desde 1994 hasta abril del año 2015, el Fideicomiso 1705 recibió un total de cuatro mil 946 millones 400 mil pesos.

Los reportes trimestrales que Banobras publica en el Diario Oficial de la Federación permiten conocer que entre mayo y diciembre del 2015 el fideicomiso recibió un total de 152 millones 367 mil 387.97 pesos, a los cuales se deben sumar los 135 millones de pesos que el Senado le depositó el 31 de diciembre, producto de sus ahorros.

El fideicomiso suma un total de cinco mil 233 millones 767 mil 387.97 pesos en los 21 años de existencia. De ese total, ya ha gastado cuatro mil 231 millones 254 mil 447.18 pesos y tiene un capital disponible, hasta diciembre pasado, de 867 millones 512 mil 940.79 pesos.

Es inminente la publicación de los ingresos y saldo disponible al primer trimestre de este año, que se programa para conocerse a lo largo del mes de abril de cada año.

De acuerdo con la información proporcionada por los senadores que están involucrados en este proceso de entrega-recepción, que además de los integrantes de la Comisión de Administración incluye a los coordinadores parlamentarios y al presidente de la Mesa Directiva, así como al secretario general de Servicios Administrativos, una vez concluida la relación con la empresa constructora, ya firmado el acuerdo, el Senado procederá a hacer los cambios que requiere a nivel interno de la sede.

Para eso se utilizarán los 867 millones de pesos que tienen de saldo, pero también para la demolición de los edificios aledaños y la edificación de instalaciones nuevas, donde se trasladarán las oficinas que todavía pagan renta en otros edificios.

Existe un proyecto para utilizar al menos uno de los espacios de la Torre de Comisiones para construir otro grupo de elevadores, a fin de agilizar la movilidad interna, pues los elevadores que tiene son pequeños, con capacidad para un máximo de ocho personas, son lentos y como se bloquean para el uso exclusivo de los senadores, generan un problema constante para el resto de trabajadores, asesores, secretarios técnicos y todos quienes necesitan moverse en diferentes pisos de la Torre y el Hemiciclo, que es el edificio donde están las oficinas de los senadores.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo