• Viernes 16 Noviembre 2018
  • 1:45:09
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 5°C - 40°F
  1. Viernes 16 Noviembre 2018
  2. 1:45:09
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 5°C - 40°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

La conexión China-México en el fentanilo

Reforma | Viernes 24 Junio 2016 | 09:32 hrs

Reforma |

Nueva York.- El año pasado, agentes de aduanas chinos incautaron 70 kilos de fentanilo y acetilfentanilo, dos narcóticos escondidos en un contenedor de carga con destino a México. Estas drogas sintéticas, de efectos similares al opio, eran tan potentes que seis de los agentes se enfermaron después de manipularlas. Uno quedó en coma.

Antes de llegar a la aduana, el cargamento pasó por cinco empresas de fletes distintas, ocultando sus orígenes exactos, de acuerdo con un informe interno de la Administración para el Control de Drogas de EE.UU. (DEA, por sus siglas en inglés), al que tuvo acceso The Wall Street Journal.

Según el informe, documentos judiciales y entrevistas con funcionarios gubernamentales de varios países, dicho envío es parte de una vasta red de distribución de drogas que tiene origen en China y cuyo destino es el continente americano.

Según los documentos y las entrevistas realizadas, esta red de tráfico logra evadir detección debido a la falta de regulación en China e internacional del fentanilo y otras sustancias relacionadas, incluyendo las conocidas como análogos, sus ingredientes químicos y las prensas de pastillas utilizadas para producir la droga. La Administración de Alimentos y Medicamentos de China derivó las consultas sobre la venta y producción de fentanilo al Ministerio de Seguridad Pública, que no respondió.

El fentanilo y sus análogos están matando estadounidenses a un ritmo alarmante. Esta droga es hasta 50 veces más potente que la heroína, pero más fácil y más barata de producir porque es elaborada a partir de productos químicos en lugar de amapola, que requiere de cultivos extensos. Versiones legales de fentanilo se han comercializado en EE.UU. como analgésicos desde los años 60, pero hoy su venta ilícita está impulsando el aumento de muertes por sobredosis. Prince, la estrella de la música pop, murió en abril a causa de una sobredosis de fentanilo. Se ignora si se lo habían recetado.

El gobierno estadounidense dice que los carteles mexicanos reempaquetan la droga que llega de China y la contrabandean a EE.UU. Algunos traficantes mexicanos también han importado ingredientes químicos de China para utilizarlos en la fabricación de fentanilo en sus propios laboratorios clandestinos y luego exportarlo a EE.UU.

El fentanilo y sus análogos son también comprados en línea por traficantes pequeños en EE.UU. y Canadá, según las autoridades policiales. Presuntos vendedores han sido recientemente detenidos en Texas, Connecticut y Dakota del Norte.

Ya sea que el fármaco o sus elementos constitutivos lleguen directamente a EE.UU. y Canadá o a través de México, la "fuente primaria" es China, de acuerdo con la DEA.

La legislación estadounidense limita y monitorea el comercio de los ingredientes clave utilizados en la fabricación de fentanilo, pero esos productos químicos no están regulados por los tratados de Naciones Unidas que monitorean el tráfico mundial de drogas.

El departamento federal de salud de Canadá dice que está "analizando activamente el tema de las prensas de pastillas como parte de un enfoque integral" para combatir el abuso de opiáceos. China ha prohibido la venta de fentanilo con fines no medicinales y el año pasado añadió varios de sus análogos, incluyendo el acetilfentanilo, a una lista de estupefacientes controlados. Sin embargo, funcionarios estadounidenses dicen que algunas empresas chinas siguen exportando estos narcóticos.

La adicción a opiáceos en EE.UU. ha alcanzado lo que los funcionarios de salud pública denominan niveles de crisis, sobre todo a partir de los años 90, cuando los médicos comenzaron a recetar ampliamente estas drogas legales pero adictivas para combatir el dolor.

Este año, agentes federales incautaron en Memphis varios envíos de China de fentanilo y dos de sus análogos, acetilfentanilo y butirilfentanilo, junto con prensas de pastillas que habían sido "etiquetadas erróneamente", de acuerdo con la comunicación interna de la DEA.

México también se ha convertido en un nexo importante en el comercio de fentanilo en EE.UU. Las autoridades de este país tuvieron un primer indicio del problema en 2006, cuando rastrearon una crisis de fentanilo en Chicago a un laboratorio clandestino cerca de Toluca, México.

El año pasado, uno de los operadores de ese laboratorio, Ricardo Valdez-Torres, se declaró culpable en una corte federal de Illinois de un cargo de fabricación de fentanilo para su exportación ilegal a EE.UU. De acuerdo con el expediente judicial, el acusado dijo a los investigadores que había comprado un ingrediente químico clave de una compañía china llamada Kinbester, ubicada en la ciudad portuaria de Xiamen, en el sur de China.

Los investigadores hallaron un correo electrónico de la compañía cotizando 30 kilogramos de la sustancia química conocida por el acrónimo PNP, por 250 dólares el kilo. A través de su abogado, Valdez-Torres no respondió a solicitudes de comentario.

Varios químicos y funcionarios del gobierno de EE.UU. dicen que el PNP tiene un solo uso. "Si usted compra PNP, podemos anticipar que está fabricando fentanilo", dijo Brian Escamilla, químico forense de NES Inc., una compañía de Folsom, California, que capacita a los oficiales de policía para combatir los laboratorios clandestinos de drogas.

El propietario del Kinbester, Wu Jinjun, dijo en una entrevista que la empresa no produce los productos químicos en sí, sino que los adquiere de otros fabricantes en nombre de sus clientes. Agregó que un comprador mexicano contactó a Kinbester mediante un correo electrónico a finales de 2005 y que Kinbester terminó vendiendo 10 kilogramos de PNP a ese cliente. Wu dijo que la operación fue un hecho aislado, y que la mayor parte de los clientes extranjeros de Kinbester están radicados en Japón y EE.UU.

Después de cerrar el laboratorio de Valdez-Torres, la DEA colocó el PNP en una lista de productos químicos que obliga a toda entidad de EE.UU. que lo fabrique, distribuya, importe o exporte registrarse con la DEA y reportar transacciones específicas.

China no regula la producción de fentanilo, dicen expertos. México regula tanto la producción como la importación de precursores, pero un funcionario mexicano dijo que el gobierno se mostró reacio a presionar muy agresivamente a China en el comercio de fentanilo porque busca una mayor inversión del país asiático para impulsar la economía mexicana.

La DEA ha identificado laboratorios de producción de fentanilo en los estados de Colima, Nayarit y Guerrero, cerca de la costa del Pacífico, según un funcionario estadounidense.

Los tratados que regulan el comercio internacional de productos químicos y narcóticos, monitoreados por la ONU, se han centrado en controlar precursores utilizados en la fabricación de drogas como metanfetaminas, heroína, cocaína y LSD. El fentanilo y sus precursores no son parte de esos tratados.

 

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo