• Jueves 15 Noviembre 2018
  • 0:40:02
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 4°C - 39°F
  1. Jueves 15 Noviembre 2018
  2. 0:40:02
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 4°C - 39°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

En la guarida comían y amarraban tratos

Agencias | Sábado 22 Julio 2017 | 10:27 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- La calle Simón Álvarez de la colonia La Conchita Zapotitlán, delegación Tláhuac, se puede considerar una más en esta demarcación: sirve de paso vehicular y peatonal para llegar a la avenida Guillermo Prieto.

Sin embargo, el enfrentamiento del jueves en la casa marcada con el número 47 entre elementos de la Marina e integrantes del grupo delictivo de Tláhuac que encabezaba Felipe de Jesús Pérez Luna rompió la cotidianidad de la zona.

Excélsior pudo ingresar ayer al inmueble, cuyo piso estaba manchado de un color rojo que contrastaba con el verde de los arbustos que crecen en el patio. El olor a sangre aún era perceptible al haber manchas en una mesa, trastes y una cuerda.

Cerca, un tanque de gas y una bicicleta quedaron como mudos testigos de los sucesos.

El sitio donde la balacera se concentró es una cocina que se acondicionó para que ahí comieran los integrantes de la organización delictiva.

En una habitación contigua de cinco metros de ancho por cinco de largo destaca el dibujo de una mujer con una balanza, hecho con pintura, que representa a la justicia y es el  supuesto emblema del grupo delictivo que dominaba Tláhuac. También hay una silla roja y un escritorio con documentos, engrapadora y cinta canela.

Un librero, una pantalla plana y hasta un escudo de la UNAM, hacen suponer que este inmueble era el despacho de El Ojos. Incluso en una pared hay una foto en la que se le ve con un grupo de mototaxistas. Ahí quedó también una libreta rosa en la que se llevaba una contabilidad, llena de anotaciones de números y abreviaturas. La camioneta modelo Voyager en la que quedó el cuerpo de Pérez Luna también quedó salpicada de sangre.

La propiedad de al lado era la vivienda del líder del narcomenudeo en Tláhuac. En la sala había un sofá con ropa y una plancha en medio de la mesa. Dos clósets destacan por estar llenos de prendas, perfumes y calzado de mujer.

Poco después del mediodía un grupo de agentes de la Procuraduría General de la República regresó para colocar sellos en el lugar donde El Ojos y siete de sus cómplices murieron, ya que las puertas de la vivienda permanecieron cerradas sólo con lazos parte de la madrugada y la mañana del viernes.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo