• Martes 20 Noviembre 2018
  • 9:48:06
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 6°C - 42°F
  1. Martes 20 Noviembre 2018
  2. 9:48:06
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 6°C - 42°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

El sismo “agrietó” el patrimonio federal; desplazados, más de 23 mil burócratas en la CDMX

Agencias | Lunes 16 Octubre 2017 | 07:09 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- El sismo del pasado 19 de septiembre de 2017 afectó al menos 287 mil 320 metros cuadrados de oficinas del Estado mexicano —Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial— y desplazó de 36 edificios a 23 mil 299 trabajadores, reveló a Excélsior el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin), organismo público desconcentrado de la Secretaría de Hacienda.

La superficie dañada por el sismo de magnitud 7.1 equivale a más de diez veces la Torre Latinoamericana, que tiene 27 mil 727 metros cuadrados de construcción, aunque podría ser mayor, ya que en la lista proporcionada no se enumera a todos los edificios gubernamentales desocupados.

Según la información entregada por el Indaabin, hay 36 inmuebles “con posible daño por el sismo”. De éstos, 17 son  propiedad del gobierno federal, 16 son arrendados y tres están en el esquema de arrendamiento financiero.

Las instalaciones de los poderes Legislativo y del Judicial que la dependencia señala con probables daños son de la Cámara de Diputados cuatro mil metros cuadrados y 900 empleados desplazados —entre ellos 215 diputados— y una instalación del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), con tres mil metros cuadrados y 300 trabajadores damnificados.

En el caso de la Cámara de Diputados se trata del edificio H, donde 215 diputados tienen oficinas; son 109 del PAN, 40 del PVEM y 66 del PRI, además de la sede de la coordinación y vicecoordinación del PRI.

El edificio del TFJA al que se refiere la información es el de Morena 804, colonia Narvarte. Un peritaje del Grupo Profesional en Ingeniería Civil, dado a conocer por la Junta de Gobierno y Administración del TFJA, recomienda que a ese inmueble se le haga un estudio completo que permita garantizar que cumple con la nueva normatividad”. Aunque el dictamen señala que el edificio podrá ser utilizado, subraya que “deberá ser revisado y demostrar que cumple con la normatividad referida, lo más pronto posible”.

En estos 36 edificios trabajaban 23 mil 299 servidores públicos que tendrán que ser reubicados. Hasta la semana pasada se había reubicado a siete mil 985 trabajadores del gobierno y el resto, 15 mil 314 están pendientes de recibir un nuevo sitio donde trabajar.

Entre estos 15 mil 314 trabajadores están los de la Procuraduría General de la República (PGR), que hoy lunes reanuda operaciones en distintos sitios, según información oficial.

En la información solicitada al Indaabin para conocer el estado de los bienes inmuebles del gobierno federal después del sismo de 7.1 del pasado 19 de septiembre, sobre todo por los visibles daños en edificios de la PGR sobre Paseo de la reforma o las instalaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en las calles de Xola, Universidad y Eje Central, el organismo público desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público detalló así las afectaciones:

La Secretaría de Educación Pública (SEP) fue la más afectada. Tiene siete inmuebles reportados con daños, 62 mil metros cuadrados y cinco mil servidores públicos afectados. La PGR es, en el reporte, la segunda dependencia gubernamental más afectada, tiene un edificio y 60 mil metros cuadrados, con tres mil 170 trabajadores desplazados.

Peritajes

En este caso difieren los números. El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la PGR, Sergio Chico Méndez, dijo a Excélsior que los peritajes hechos a los 20 edificios de la PGR en la Ciudad de México son contradictorios.

“Todos los edificios tienen peritajes contradictorios. Salen a favor dos y uno no muy claro. Entonces por eso decidieron, para no arriesgar  a la gente”, dijo Chico Méndez.

Esta versión concuerda con el anuncio hecho por la PGR, el viernes pasado, en el sentido de que a partir de hoy lunes la dependencia reanudará labores en 13 inmuebles de la Ciudad de México, debido a que, por el sismo del 19 de septiembre, su sede, en Paseo de la Reforma 211-213, tuvo que ser desocupada.

La sede principal de la PGR es un edificio construido hace 31 años, meses después de los sismos de 1985. El gobierno federal lo compró en 2002, durante la administración de Vicente Fox y cuando el titular de la dependencia era el general Rafael Macedo de la Concha. Su valor, entonces, fue de 350 millones de pesos y fue comprado al Banco Santander.

Según datos oficiales, los dos bloques de oficinas suman 20 mil 776 metros de construcción, en 23 pisos un helipuerto.

El líder sindical de la PGR, Chico Méndez, dijo que la sede principal de la dependencia sufrió un hundimiento en un sismo, aunque no precisó en cual. “En un sismo se vio que descendió algunos milímetros, lo que propició que se estuvieran haciendo algunos trabajos hace unos dos, tres años para poder volver a subirlo a su nivel”.

El otro edificio de la PGR en desgracia y que es propiedad del gobierno federal es el de Jaime Nunó 25. Consta de cuatro mil 996 metros cuadrados de construcción en seis niveles y a valor del mercado inmobiliario en la Ciudad de México su precio es de 18 millones 589 mil 902 pesos.

Otro edifico desocupado de la PGR es el de Tonalá 104, propiedad gubernamental. Éste tiene mil metros cuadrados de construcción en cinco pisos y se cotiza en unos seis millones de pesos.

El segundo edifico en importancia de la PGR es el de Insurgentes 235. Este inmueble es rentado; tiene 16 pisos y una extensión en metros cuadrados de 13 mil 290.

Chico Méndez informó que los edificios históricos de la PGR, como lo son los de la calles de López, donde está Fiscal Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión y la subprocuraduría de Derechos Humanos, están sin servicio.

Otras dependencias gubernamentales señaladas en la información del Indaabin con mayores daños son la Secretaría de Salud, que reporta  seis edificios, con 40 mil 404 metros cuadrados y tres mil 793 trabajadores desplazados.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reporta dos edificios en mal estado, que representan 30 mil 74 metros cuadrados y un desplazamiento de tres mil empleados.

Excélsior consultó a funcionarios de Comunicación de la SCT para tener información sobre los daños en la llamada Torre SCOP y en términos generales no saben si las instalaciones estaban o no aseguradas o existe o no un reporte hecho después de la readecuación hecha a esas instalaciones por motivo de los daños que sufrió en el sismo de hace 32 años (del 19 de septiembre de 1985), que indicara la fragilidad de las instalaciones.

En cambio, el titular de la dependencia, Gerardo Ruiz Esparza, dijo al término de su participación en el último de los Foros de Infraestructura 2030, Infraestructura en las Zonas Metropolitanas, que de confirmarse el daño y la demolición del edificio sede la SCT —lo que tendría que ocurrir en 20 días a partir del 28 de septiembre—  buscará que en dicha instalación, que tiene una extensión de 49 mil 694 metros cuadrados se construya un edificio de última generación.

“Si el dictamen certifica que no se puede seguir utilizando el edificio tenemos que demolerlo y construir ahí un centro SCT”, dijo Ruiz Esparza, que además mencionó que ese proyecto será a largo plazo.

Mientras tanto, Ruiz Esparza despacha en una oficina en avenida Insurgentes Sur 1089, en la colonia Nochebuena.

Entre las instalaciones federales más dañadas por el sismo están también un edificio del Instituto nacional de Bellas Artes (INBA); se informó que son 15 mil metros cuadrados los afectados y mil 200 empleados. En este rango está la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) con 12 mil metros cuadrados de daños y mil empleados y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), con 12 mil metros cuadrados y mil 200 trabajadores desplazados.

El 20 de septiembre, la STPS informó sobre los daños sufridos en el edificio del Servicio Nacional de Empleo (SNE), en la avenida Cuauh-témoc 614, colonia Narvarte Poniente; era conocido que el edifico del SNE tenía daños estructurales y aun así se siguió ocupando, aunque se manejó información de que iba a ser derribado.

Era un hotel

En 1985, cuando la Ciudad de México fue zarandeada por un sismo de 8.1 de magnitud, la sede del SNE era el hotel Los Suites Emperador. Hacienda lo compró para albergar algunas oficinas. Ahí trabajó por un tiempo la Dirección General de Educación Indígena.

En la lista proporcionada por el Indaabin, señala que dos mil metros cuadrados de una instalación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tiene dañados dos mil metros cuadrados y desplazados a 200 trabajadores. Se trata de la oficina del Órgano de Control Interno de la dependencia que está en el número 84 de la calle Dinamarca, en la colonia Juárez.

También menciona que un edificio de la Secretaria de Gobernación, que es la sede del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, tiene daños de cuatro mil 730 metros cuadrados y que están afectados 144 empleados. Sin embargo, hay versiones de trabajadores de esa dependencia adscritos a la Dirección de Juegos y Sorteos, con dirección de Dinamarca 84, en el mismo sitio del Órgano de Control Interno de la SHCP, que están fuera de sus oficinas.

Seguridad

El profesor Jesús Ernesto Moreno Morales, director del secretariado técnico de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), informó que la instrucción de su líder, el senador Joel Ayala a sus agremiados es que si no se sienten seguros en los edificios donde trabajan no lo hagan. Sin embargo, no es la misma situación de los trabajadores llamados de confianza, que son obligados a entrar a trabajar en edificios de los que no sabe el nivel de seguridad que tienen después del sismo del 19 de septiembre pasado.

Descartan retorno masivo

A casi un mes del sismo del 19 de septiembre, alrededor de 900 trabajadores de la Secretaría de Cultura federal, que tienen sus oficinas en el edificio de Paseo de la Reforma 175, continuaban sin integrarse a sus labores cotidianas.

Tras el sismo de magnitud 7.1, informó la dependencia, el inmueble debió ser sometido a tres dictámenes, por lo que se decidió instalar oficinas provisionales para 300 trabajadores de “las áreas sustantivas”, en la Ciudadela, sede de la Biblioteca de México. El resto de los empleados comenzaron a reintegrarse nuevamente a su trabajo a partir del jueves pasado, luego de que así se concertó con los propios trabajadores.

Sin embargo, “no será un regreso masivo” y de acuerdo con la Secretaría, “si un trabajador no quiere regresar al inmueble, se respetará su decisión”. Otro recinto que fue utilizado como oficina provisional fue el Museo Nacional de Culturas Populares, en Coyoacán, mientras que los edificios que ocupa el Festival Internacional Cervantino, el Fonca o el Sistema Nacional de Fomento Musical, laboraron de manera normal.

Sin trabajo

En el caso del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), cuyas oficinas se ubican en el Conjunto Aristos de la Colonia Hipódromo Condesa, han dejado de laborar in situ los 800 trabajadores que diariamente llegaban al edificio. La instrucción para el personal fue trabajar desde casa y en esa situación permanecerán hasta nuevo aviso, debido a que Diego Prieto, director del organismo, decidió que no regresarán al inmueble que se localiza en Insurgentes Sur 421.

Siguen las mudanzas

Se constató que ante los daños, el personal fue reubicado.

Edificios que eran ocupados por personal de la Procuraduría General de la Republica (PGR), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Secretaría de Gobernación (Segob), por mencionar algunos, aún continúan en proceso de mudanza de sus instalaciones.

Durante un recorrido realizado por Excélsior en inmediaciones de dichas dependencias se observó que algunas continúan con la mudanza a oficinas improvisadas.

En el edificio de la PGR ubicado en las calles de Colima y Monterrey se realizaba el traslado de equipo de trabajo a una bodega. Personal que labora en la dependencia aseguró que los trabajadores de ese edificio aún no son reubicados.

Trabajadores de la Agencia de Seguridad Ambiental de la Semarnat laboran desde el Parque Bicentenario, en la delegación Azcapotzalco. En un local que era ocupado por vendedores de comida improvisaron sus oficinas.

A un lado, en otro local, entre cajas, cables y escritorios improvisados trabaja personal de la SFP, en la exrefinería.

El edificio del Servicio Nacional del Empleo de la Coordinación General de la STPS, ubicado en avenida Cuauhtémoc, también resultó con daños severos, por lo que algunos de sus trabajadores fueron reubicados en las oficinas localizadas en la carretera Picacho Ajusco; otros de los empleados laboran desde casa.

Entre las calles de Oaxaca y Sinaloa se encuentra un edificio de la Cofepris con daños en su estructura, por lo que algunos de los trabajadores fueron reubicados a oficinas en Calzada de Tlalpan y otros al edificio en la calle de Oklahoma, en la colonia Nápoles.

Los trabajadores de las oficinas de la Secretaría de Gobernación, en avenida Chapultepec y la calle de Dinamarca, fueron reubicados a oficinas en la calle Barcelona, otros a la calle Londres, otros a Ejército Nacional.

En las inmediaciones de las dependencias visitadas sólo permanece el cuerpo de vigilancia resguardando las instalaciones y dando informes de a dónde se debe dirigir la gente para hacer trámites.

Algunos de los trabajadores reubicados, consultados por Excélsior comentaron que las oficinas donde fueron instalados de manera momentánea se encuentran saturadas, por lo que la convivencia resulta estresante; también señalaron que no cuentan con las condiciones y material adecuado para realizar su trabajo.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo