• Viernes 16 Noviembre 2018
  • 16:40:11
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 18°C - 65°F
  1. Viernes 16 Noviembre 2018
  2. 16:40:11
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 18°C - 65°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

* Independientes ¿llegarán hasta la votación?

| Lunes 16 Mayo 2016 | 01:08 hrs

|

* Primo empareja las preferencias en Parral

* Jaime Galván, el cabildero estrella de Maru

* Despolitizar infanticidio en Delicias


Faltan menos de tres semanas para el día de la votación y mientras más se aproxima la fecha, los candidatos independientes son sometidos a diversas presiones, con el propósito de que abandonen la campaña, allanando el camino de los candidatos del PAN ¿Declinarán o llegarán hasta el final?

Gustavo Madero y las figuras nacionales del PAN agrupadas en torno a Corral ejercen la mayor presión sobre Chacho Barraza. Por lo bajo empiezan a deslizar el calificativo de vendido al PRI y apelan a sus patrocinadores dentro y fuera del estado, para que abandone la contienda.

Por la vía del chantaje obtendrán cero resultados, el independiente acabaría ridiculizado socialmente si de último momento se allana a sus exigencias. Ha dicho consistentemente que va contra la corrupción del PAN y del PRI, así, como si fuesen un solo y degradado partido, inclinarse en favor de alguno lo desacreditaría.

Lo que se observa con el candidato independiente al gobierno estatal y el abanderado panista, manifestado expresamente durante la rueda de prensa del jueves pasado, con Josefina Vázquez Mota y Santiago Creel, permea hacia los aspirantes independientes en la capital, Enrique Terrazas y Joaquín Mesta.

Tampoco los esfuerzos de personajes prominentes de la IP y la política, algunos de los santones que antes promovieron la unión entre los dos independientes de formación azul, ha tenido éxito. Lo mismo Terrazas que Mesta están resueltos a llegar hasta el final; ni se unirán entre sí, ni por separado con otro partido.

Los promotores de esas alianzas olvidan un pequeño detalle, su visión cortoplacista no les permite observar la realidad electoral de los que van por la vía independiente. Chacho y Terrazas esperan tener una votación abultada y en un descuido capitalizar la silenciosa expresión ciudadana de hartazgo contra los partidos y eventualmente ganar. Es decir mantienen esperanzas de triunfo, razón suficiente para no claudicar.

El caso de Mesta es diferente, quienes están cerca aseguran que espera realizar una campaña decorosa, de modo que su tránsito en estas campañas prepararía nuevas incursiones electorales que le ofrezcan opciones posteriores. Sería inteligente, la vida no acaba ni empieza en un solo proceso electoral. Eso hablaría bien de Mesta.

Juárez y Parral son diferentes. En la frontera Armando Cabada está más asociado al PRI que al PAN, de modo que para efectos opositores reales su participación no es significativa. De hecho su posible triunfo no le vendría mal al candidato del PRI, no hay diferencias entre ellos.

Allá el punto está concentrado en tirar a Teto, personaje que polariza mucho en la frontera entre los mismos priistas y algunos personajes del gran capital. Son muchos años sometido al desgaste del buen Teto. Ven difícil que logre su objetivo, pero Cabada ha crecido, la posibilidad existe, lo que no se puede decir de la candidata panista, de corte ciudadano, Vicky Caraveo, con quien Cabada hace mancuerna indirecta.

En asunto de independientes, en consecuencia, Juárez se pinta aparte. Lo mismo sucede con Parral, donde un empresario identificado por el apodo de “Caballo” partió muy fuerte, con el apoyo abierto y sin límite del edil Miguel Jurado.

Al principio dieron por un hecho que ese tal Caballo ganaría la elección sin problemas; se irá sin cuarta, decían en marcadas expresiones triunfalistas. En la recta final de la campaña los parralenses no están seguros del resultado. Ahora lo ponen en duda.

Dicen que mostró arranque de caballo brioso, pero continuó la competencia con paso de mula arriera y sus adversarios tienen confianza que tenga un cierre de burro serrano. Con lo anterior, los apoyadores de Miguel Primo, candidato del PRI, intentan describir que habría emparejado las preferencias y en el último tramo rebasaría a su popular oponente.

De seguir hasta el momento la presente condición de los independientes, la respuesta sobre si llegarán o no hasta el día de la votación sería afirmativa. No obstante hay que esperar, en un proceso dinámico de elecciones, es fácil que sucedan acontecimientos imprevistos o calculados que mueven los escenarios prevalecientes. En consecuencia, nada estará escrito en piedra, mientras haya espacio para declinaciones, la posibilidad seguirá vigente.

Como son las cosas, por lo mismo dicen que el dinero no tiene color, ni patria, sólo interés. Jaime Galván, uno de los asiduos y generosos apoyadores económicos de los candidatos del PRI, ahora cabildea ante empresarios de La Laguna y otras regiones donde tiene conocidos, en favor de Maru Campos. Hace días lo vieron muy activo prometiendo negocios en Chihuahua, a cambio de una módica aportación a la campaña azul. Así se las gasta, es parte de su estilo de hacer negocio.

La ambición no tiene límite, con una mano hace aportaciones para la campaña de Enrique Serrano y con la otra a la candidata del PAN a la alcaldía, pretendiendo cerrar el círculo por las dos puntas, en previsión de resultados extraños.

El suyo no es un apoyo desinteresado, por cada peso que les aporte intentará cobra mil, cuando le salga barato, necesita invertir mucho en aviones, fiestas dispendiosas y la compra de vino para rellenar sus botellas.

Lo peor que podría pasar con el infanticidio en Delicias, sería politizarlo. En un momento de polarización electoral esos crímenes son una tentación para los candidatos, que invariablemente observan una oportunidad del voto fácil. Pero si lo baten con fines de rendimiento electoral, el caso legal quedará atorado y perdido en acusaciones de ida y vuelta, cuyo único resultado será entrampar el proceso legal.

Desde luego que deben esclarecer, en el menor tiempo posible, los errores en la actuación del Ejército y las policías. En papel los protocolos son muy estrictos, hacer una investigación detallada, esclarecer los hechos y deslindar responsabilidades, es la primera obligación de las autoridades civiles y militares. Ojalá no se pierda la justicia en acusaciones malintencionadas.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo