• Miércoles 14 Noviembre 2018
  • 20:14:45
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 4°C - 40°F
  1. Miércoles 14 Noviembre 2018
  2. 20:14:45
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 4°C - 40°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

* Corral vs Duarte; Cabada vs Teto

| Lunes 13 Junio 2016 | 00:29 hrs

|

* La euforia de Maru Campos

* Crípticas declaraciones de Dowell

* Chihuahua concentró castigo al PRI

* Marco Adán agrupa a los suyos

D
e la misma forma en que abrió campaña, ofreciendo castigo contra César Duarte, así cerró Javier Corral el viernes pasado. Durante el mitin de la “Victoria”, en la plaza del Ángel, pidió a los chihuahuenses no dejarlo solo “para quitar al César lo que no es del César y regresar al pueblo lo que es del pueblo”.

Ratificado su compromiso con una definición del poder contrapuesta a la de Duarte, “el poder es para poder”, dicho durante su toma de protesta en alusión a la incapacidad de Reyes Baeza para contener la inseguridad. “El poder es para servir”, rectificó Corral.

El gobernador electo muestra determinación discursiva contra Duarte, lo hizo antes de ser candidato, durante la campaña y pasada la elección. Es su convicción personal y deseo de mucha gente, por eso lo hicieron ganar, pero una vez con la constancia de mayoría en la mano, es momento de hablar menos y actuar más.

Ahora tiene la aureola de gobernador electo, el uno de octubre entrará en funciones, entonces los problemas de la deuda, las finanzas estatales, el ViveBús, la inseguridad, la reconciliación y tantos más, serán su responsabilidad.

Atenderlos mientras se concentra en el proceso contra Duarte es complicado, por lo mismo necesita acudir a las instituciones y preparar el nombramiento del Fiscal Anticorrupción, de modo que las demandas sigan su cauce legal mientras él se concentra en gobernar.

Si Corral va contra Duarte, Armando Cabada decidió tomar a Teto Murguía por su cuenta. En una amplia entrevista que le hizo El Diario de Juárez, Cabada describe despectivamente a Teto como un personaje oscuro, dice que nade tiene que aportarle su experiencia de dos administraciones y que en la limpia que pretende hacer, llegará hasta la administración de quién fuese su adversario en las elecciones.

El presidente municipal electo está convencido de que Teto alimentó los episodios de guerra sucia que involucraron a su esposa y otros de violencia excesiva con los cuales intentaron inhibir el voto en la frontera. En otras palabras tiene muy definido a su adversario, los próximos no serán años fáciles para el buen Teto ¿se habrá percatado? Es probable que no, sigue buscando a los traidores de su partido.

Maru Campos tiene motivos sobrados para seguir de fiesta, hizo historia en la ciudad, convirtiéndose en la primera mujer en ganar una elección y además impuso récord de votos en su partido, 154 mil, contra 91 mil de Lucía Chavira y 74 mil del independiente Enrique Terrazas. Nada le puede pedir a la vida.

Por sus declaraciones cuando recibió su constancia de mayoría, da la impresión que no le ha caído el veinte, sigue pensando que está en campaña: “No me doblo, no me rompo y nunca, sobre todo, me quedaré de brazos cruzados. Hoy llevo una bandera en mis manos y la enarbolo muy en alto, bandera que incluye a todos y cada uno de los nombres de los chihuahuenses… Hoy se puso el arcoiris en las faldas del Cerro Grande, esto es un gran preludio de lo que vamos a hacer por Chihuahua… Ésta es una gran lección para todos los chihuahuenses, que sí se puede, que el voto de los chihuahuenses realmente cuenta…”

Así por el estilo su mensaje, vacío, superficial, en tono de campaña. Es difícil asimilar el éxito en tan corto tiempo, pero Maru y el resto de los candidatos ganadores necesitan saber que la campaña quedó atrás, en adelante vienen los problemas y Chihuahua tiene muchos, el transporte y los robos a casas habitación agobian a los ciudadanos.

La victoria fue tan arrolladora que necesitan tiempo para procesarla, ojalá no sea mucho, en dos años pedirán el voto otra vez y entonces sus adversarios serán quienes exijan cuentas. Es la democracia y qué bueno.

Crípticas las declaraciones de Memo Dowell, presidente del PRI, cuando informa que altos jefes de la fiscalía, entre ellos González Nicolás, podrían dejar el cargo en los próximos días, porque han recibido importantes ofertas en otras partes y además temen no ser incluidos en la próxima administración.

¿Qué intenta decir Dowell? Difícil hacer una interpretación congruente, no hay lógica en lo que dice. Desde luego que no serán incluidos en el gobierno de Corral y probablemente tampoco los dejarían si el ganador hubiese sido Serrano. Quizás pensaron que con Serrano tenían el cargo asegurado, tampoco estaban seguros.

Eso de que les ofrecen chamba en otros lados por su excelente trabajo, pues bien podrían esperar a que termine la administración para entregar todos juntos, lo que se espera en un periodo de transición, pues no se vale dejar vacíos de poder, menos en áreas tan delicadas como las de seguridad.

Procesados los números definitivos, el resultado en la ciudad de Chihuahua es de espanto para el PRI. Serrano apenas alcanzó 73 mil votos, siete mil menos que Madrazo en la elección del 2000, aquella debacle priista. Javier Corral consiguió 183 mil, cantidad superior a la de cualquier otro candidato en la historia electoral de la ciudad. La diferencia nunca había sido tan marcada, 110 mil votos, prácticamente los mismos con los que Serrano perdió el estado, en total 117.

Los diputados también hicieron el ridículo y si Lucía Chavira se medio salva, fue por la enorme cantidad de votos que le sacó a Serrano, 18 mil y 17 mil a la suma de los diputados, combinados con los números de Maru, 154 mil, con relación a los 183 mil de Corral.

En Chihuahua se cocinó la traumática derrota para el PRI. Cualquier otra lectura carece de sustento en las urnas, pues en Juárez Corral gana por apenas tres mil votos a Serrano, pero Cabada le mete dos a uno a Teto, quien obtuvo 107 mil, contra 209 mil del independiente.

Allá el voto mayoritariamente fue contra Teto, aunque a Serrano le faltó liderazgo. Ironías de la política, Teto prometió ganar 200 mil votos, poco menos de los que obtuvo su adversario.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo