• Domingo 16 Diciembre 2018
  • 18:48:37
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 9°C - 48°F
  1. Domingo 16 Diciembre 2018
  2. 18:48:37
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 9°C - 48°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Vienen los Baeza por el PRI estatal

| Miércoles 29 Junio 2016 | 00:38 hrs

|

Calienta Alfredo de la Torre la Uach

Transporte, la mafia fija sus tarifas

 F
ernando Baeza hará un paréntesis en su apretada –ajá- agenda diplomática y Reyes Baeza pondrá pausa parcial a los delicados asuntos del ISSSTE, para atender prioridades de política doméstica. Básicamente vienen a recobrar el espacio perdido en los últimos seis años y como primer asalto buscarán la dirigencia del PRI.

Convocaron a los suyos a una comida el dos de julio en el rancho de Baeza, en Meoquí, lo que sería su acto de bienvenida, es decir el mismo mensaje que han mandado durante décadas cada que pretenden hacerse notar.

La primera señal de que están de vuelta la envió Reyes Baeza por adelantado, con Sergio Granados como nuevo delegado del ISSSTE, nombramiento que hizo sin consultar a César Duarte, pero avisando al gobernador electo, Javier Corral.

Si el poderoso grupo de los Baeza va en serio tras el PRI, necesitan pensar en un candidato a presidente fresco, cuyo activismo partidista ofrezca una visión opuesta al priismo de los últimos años, con oficio de partido, reconocimiento en la clase política, experiencia electoral y sin gatos en la panza, aunque esto último sería mucho pedir.

Pero sobre todo, el nuevo presidente del PRI debe tener amplia base social, reconocimiento y mínima aceptación entre los ciudadanos sin partido, es decir los electores que, está demostrado desde el domingo cinco, definen el rumbo de una elección.

Si deciden jugar a la política tradicional, resolviendo en pactos de la trastienda, acuerdos de simulada inclusión, ignorando la nueva realidad social, podrían recuperar el partido, si, también dos o tres delegaciones federales, seguro la coordinación de la famélica bancada tricolor –apenas cinco o seis diputados, de treinta y tres- pero jamás el gobierno en el corto plazo, objetivo de esos tiburones.

La gente está harta de los políticos tradicionales y el grupo de los Baeza, como la mayoría de los grupos políticos en cualquier partido, está dominado por representantes de la vieja escuela de callismo.

Aguas, miren la determinación ciudadana cuando se propone actuar, palpen el enfado, hagan una lectura correcta del mensaje ciudadano entregado en las urnas el cinco de junio pasado. La gente de Palacio desoyó el estruendo de la irritación y el enfado. ¿La rechazarán también ellos que esperan recomponer el partido, hoy hecho girones?

Alfredo de la Torre calentó la Universidad Autónoma de Chihuahua, en serio. Sus declaraciones de mala administración van contra el Rector Seáñez y el Consejo de Directores, en recriminaciones directas por lo que considera un desacertado manejo de la Máxima Casa de Estudios.

Alfredo tiene motivos para disparar, pues hace dos años lo hicieron renunciar a la dirección de la Facultad de Contaduría, dificultando su proyecto de rector. Con un PRI en la derrota, decidió buscar su anhelado sueño por el camino largo e intenta tirar las puertas desde fuera.

La suya es una apuesta de alto riesgo, la tomó probablemente ateniéndose a conversaciones con los nuevos actores del poder, facilitada por su amigo Jesús Robles Villa, además de que la vía institucional está cancelada para él. Esa condición de salvador sin rienda lo hace un hombre a tomar en cuenta.

El punto es que su activismo electoral calienta la sucesión como no se había visto en décadas. Aguas, llámese gobernador en funciones, gobernador electo, gobernación federal, el propio rector, no pueden ignorarlo; hoy la Universidad, como todo en estos momentos en la entidad, no está para bollos. Si prende, las consecuencias serían insospechadas.

Quizá valga la pena que el rector y los directores o más ampliamente el Consejo Universitario, hagan un pronunciamiento ponderando las reglas mínimas para quienes aspiran a la rectoría, que no deben ser otras más que las contempladas en su ley orgánica.

En tiempos de tempestades los vientos fuertes llegan en todas direcciones. La Uach, por ahora, está en focos amarillos, pero el Transporte alcanzó el rojo intenso. Los concesionarios de plano desatendieron toda instrucción sobre rutas y tarifas, de modo que las declaraciones de Gustavo Morales, insistiendo en la tarjeta de cobro, mueven a risa. Ya ni a fajado le hacen caso, así lo vean portando un cuerno.

Por instrucciones de la mafia, los choferes desecharon la tarjeta de cobro y fijaron el precio del pasaje en ocho pesos parejo, sin importarles dónde, cuántos o en qué condiciones los usuarios tomen el camión.

Una vez puestas en operación las nuevas rutas, lo usuarios conocerán la realidad de la tarifa, pues muchos se darán cuenta que necesitarán tomar cuatro camiones, para lo cual desembolsarán 32 pesos, la mitad de un salario mínimo.

En ese momento, cuando les pateen los bolsillos, soltarán su irritación contenida y podrían sobrevenir paros y tomas de unidades. Este tema es otro en la lista de conflictos que amenazan la tranquilidad social. Y todavía faltan más de tres meses para el nuevo gobierno. ¿Como estará la entidad en los meses de agosto y septiembre? La respuesta queda a su criterio, amable lector.

Una de las consecuencias políticas, al interior del equipo corralista, de los disturbios subversivos del pasado miércoles frente a Palacio, es que Alma Gómez Caballero habría entrado en la lista de los comisionados para la transición, en sustitución de Víctor Quintana. Es la versión de los futuros gabinetólogos de bolsillo.

Aseguran que Víctor, quien se la jugó con el candidato del PAN a costa de enfrentar el odio de López Obrador, debió quedar temporalmente relegado a fin de no meter más ruido del existente en la tarea de entrega-recepción.

De los otros nombres que llamaron la atención, Alejandra de la Vega y Pablo Cuarón, la primera se debe a una deferencia hacia el gran capital de Juárez, con que Javier no está en buenos términos, pero sabe de su importancia e influencia; y el segundo al compromiso con Miguel Fernández, el mayor financiero de su campaña. En síntesis, ninguna sorpresa, si acaso un par de sorprendidos por esos dos o tres nombramientos aparentemente fuera de tono.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.


--




Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo