• Jueves 15 Noviembre 2018
  • 13:08:15
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 15°C - 59°F
  1. Jueves 15 Noviembre 2018
  2. 13:08:15
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 15°C - 59°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

El PAN extrañando a sus viejos santones

| Jueves 15 Septiembre 2016 | 00:10 hrs

|

Juan Blanco iría contra Pepe Luévano

Hasta diciembre la elección del PRI

Duarte sobre el balcón que mandó ampliar

 T
odavía no llega el PAN al poder, a sus candidatos ganadores les falta la formalidad de protestar el cargo, y los grupos internos ya pintaron su raya unos contra otros, enviando a la sociedad una señal de que hasta el la victoria son irreconciliables sus diferencias.

Si hoy chocan sin ánimo conciliatorio, cuando tenga frente a sí la postulación de candidatos, en doce meses más, se despedazarán entre sí. Por lo visto en estos días, llegado el momento de las eleciones lo harán con igual o mayor intensidad que los priistas hoy derrotados.

Algunos liderazgos de medio pelo hacia arriba insisten en que aún pueden salvar la situación, sin embargo los agravios son tantos y de larga data que sus buenos deseos no tienen viabilidad, a menos que suceda un milagro y resuciten sus viejos santones, a fin de apaciguar a los más exaltados.

Tendrían que regresar de la tumba Guillermo Prieto Luján, el genial bananas, Luis Héctor Álvarez, María Luisa Ugalde, Carolina Baeza, Luis Herrera, el ideólogo Jesús Trevizo, desde luego reforzados por los sabios consejos de Abel Vicencio Tobar, Carlos Castillo Peraza y Manuel Gómez Morín.

Y aun así quién sabe, a sus hijos empoderados les gusta el corrido “Felipe fue Desgraciado” en su parte que dice “quítese de aquí mi padre que estoy más bravo que un león, no vaya a sacar la espada y le traspase el corazón…”

Tras la ruptura del PAN con Javier Corral y la inminente postulación de Pepe Luévano como candidato de la Familia Feliz a la presidencia del partido, Juan Blanco apresuró su traslado de México a esta capital. El intempestivo regreso hace suponer que iría de candidato a la presidencia propuesto por la triada Maru Campos, "Malo" Jáuregui y Mario Vázquez, el M3, cabezas de la nomenclatura partidista que desafió al gobernador.

Es una de las opciones, la otra el ya propuesto Eduardo Fernández e incluso habilitarían a Juan Antonio González, a estas alturas palomeado por Maru Campos para integrar su gabinete. Son los prospectos más visibles para enfrentar a Luévano, aunque no los únicos.

El resultado de esa elección es de la mayor importancia para los grupos. Corral y la Familia necesitan el partido para fortalecer sus proyectos del 2018; el M3 tiene el control del partido, perderlo significaría para ellos la marginación casi total. Le iría como a los priistas, la diferencia es que ellos ganaron, se supone.

Un triunfo de Luévano tendría implicaciones inmediatas en la coordinación de su bancada en el Congreso del Estado y consecuencias posteriores que complicarían la reelección de Maru Campos y otros alcaldes pertenecientes al grupo desafiante.

En la eventual derrota Maru Campos queda en condiciones políticas muy precarias, con el gobernador, su partido, el Congreso y el síndico en su contra.

Su fragilidad estimularía que Rocío Reza y Miguel Riggs buscasen la candidatura.

Rocío era favorita de Corral para la alcaldía en internas pasadas y Riggs presume la bandera del panista más votado en la historia de Chihuahua. Ambos son adversarios a tomar en cuenta.

Es una elección de la mayor importancia, por eso en algún momento llegó a manejarse hasta el nombre de Memo Luján como posible candidato de los felices. Evidentemente no convencieron al viejo luchador, pero asegure que será de los más activos promotores de Luévano.

En el caso del M3 el pleito es a ganar o morir, por eso dejarán los pelos en el alambre –otra de Artemio- para conservar el partido; la Familia en cambio tiene mayor margen de maniobra, para ellos la derrota sólo significa un obstáculo más a vencer en las internas que disputarán en año y medio.

Antes ocuparse del PAN era cuestión de curiosidad, toda atención la concentraba el PRI. Hoy este partido pasó a segundo término, pocos recuerdan que también cambiará su dirigencia estatal.

Los movimientos formales para el relevo empezarán una vez que Duarte abandone el gobierno. No llevan prisa, su pesada maquinaria reacciona despacio, así que la intensidad de la batalla entre los grupos será durante noviembre o diciembre. Incluso son capaces de trasladar la elección hasta enero. Enrique Ochoa no lleva prisa, ni por enterado se da de las extrema situación política que viven las entidades derrotadas en la pasada elección.

Habrá tiempo de abordar el tema. Por ahora es suficiente decir que uno de los dirigentes sindicales más impresentables del viejo régimen tiene interés especial en Chihuahua, intentando instalar en la presidencia a una joven e inexperta, pero entrona, senadora. No será fácil, con Duarte fuera de la contienda, los juaritos relegados a su justa dimensión; Patricio limitado por la falta de grupo y la edad; quienes pelearán por la presidencia son Reyes Baeza y los liderazgos locales desprendidos recientemente de su hegemonía.

Como se dijo, habrá tiempo para desdoblar el tema, no por derrotados dejan de ser interesantes.

Amargo el último acto formal de César Duarte como gobernador del estado, hoy durante la ceremonia del Grito. Los mandatarios salientes usan las festividades patrias como jornadas de celebración personal destinadas al confeti y el autoelogio fácil; él no está de ánimos para fiestecitas.

Reyes cerró con el concierto de Plácido Domingo; Patricio con una velada que se prolongó hasta el amanecer, acompañado por su equipo más cercano. Ambos con el agridulce sabor de quien deja el poder, pero disfruta el desahogo de la responsabilidad.

El de Duarte será un Grito para olvidar, las amenazas de rechiflas están presentes. No obstante decidió –a menos que cambie de parecer durante el resto del día- colocarse en el balcón que mandó ampliar y tocar la campana, sabiendo que puede ser objeto del desahogo popular.

Es digna de reconocer su determinación, sabe y siente los ácidos comentarios que se tejen y destejen en relación a su cuestionada administración, pero aprieta los dientes haciéndose el fuerte.

Que además lo sustituya en el cargo su mayor enemigo, Javier Corral, hace doblemente angustiante el momento. En su situación es difícil pararse frente a la gente.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo