• Viernes 16 Noviembre 2018
  • 12:24:57
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 14°C - 57°F
  1. Viernes 16 Noviembre 2018
  2. 12:24:57
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 14°C - 57°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

El regalo del ''80'' a escuela secundaria

| Miércoles 12 Octubre 2016 | 00:43 hrs

|

Va lista de muertos a cuenta de Corral

Ingreso de los Lozoya; tarifa del Rojo

Cabada muestra oficio y serenidad

R
atificado por el Congreso como Fiscal General del Estado, César Augusto Peniche puso al “80”, uno de los jefes criminal más mencionados de la entidad, como tema central al inicio del presente gobierno. En días pasados hubo rumores de su captura a cargo del Ejército, mismos que desmintió Peniche.

Si no lo detienen, es porque sigue libre, diría la implacable lógica de Perogrullo y al seguir libre recuerda que Javier Corral le dio un plazo de 72 horas para abandonar el estado, contados a partir de que asumiera el cargo. Más que promesa era un deseo, como el de Fox pretendiendo que arreglaría el conflicto de Chiapas en 15 minutos. ¿Para qué lo recuerdan, nadie se los preguntó?.

El “80” ni por enterado se dio, quizás no está pendiente de las declaraciones del gobernador ni atento a su facebook o twitter. En la región de la Junta, donde tiene su centro de operaciones, reportan que no sólo sigue paseándose por las calles, hasta regaló un camión de pasajeros a una de las escuelas secundarias.

Dicen que allá lo ven como un Robin Hood que roba a los malos para ayudar a los pobres, una especie de Pablo Escobar en miniatura, a quien la población del lugar le tiene respeto y por lo mismo es parte de su sistema personal de seguridad.

Para ir por él se necesitarán más que buenas intenciones o declaraciones desafiantes. Corral y su Fiscal tienen la palabra: ellos hicieron el compromiso de llevarlo ante la justicia o exiliarlo de la entidad y además lo ratifican por iniciativa propia ¿Tan seguros están? Ojalá..

En lo que planean la forma de llegar a la guarida del capo –los lugareños aseguran que para ir por él necesitarían vehículos anfibios- pueden empezar por contar las muertes violentas en la entidad, iniciada en la madrugada del martes cuatro.

Hasta ayer en la tarde iban 24 según reportes mediáticos. Entre ellos incluya al asesinado ayer por un comando a medio día y en pleno centro de la ciudad, otro en la colonia 20 Aniversario, la pareja del lunes en Valle de Sacramento y otros dos la noche anterior en la carretera a Delicias. Cuatro diarios durante la primera semana.

Esos son los problemas del Chihuahua real, el de las calles dominadas por la ley del más fuerte. Combatirla es la primera obligación de la Policía Estatal Única y la Municipal en acción preventiva.

Mientras siguen pensando si retiran o no a Javier Benavides del mando policial entregado temporalmente, según dijeron, la violencia continuará creciendo. No se detiene mientras ellos piensan la forma de resolver sus problemas internos. Se gobierna todos los días, contando cada hora y segundo.

Camiones destartalados, fuera de ruta, cobros ilegales de ocho pesos, sin horario y paros regulares, atentan mañana tarde y noche contra la dignidad de los usuarios, mientras un puñado de responsables por el fracaso obtienen ganancias millonarias.

Eso de que a río revuelto ganancia de pescadores lo tienen bien sabido el impresentable Güero Lozoya, sus familiares más cercanos y el autonombrado líder de los choferes, de apodo “El Rojo”.

Quienes conocen el servicio desde adentro aseguran que unos cuantos concesionarios adheridos a la CTM se apoderaron de las mejores rutas alimentadoras, entre ellas Sacramento, Tarahumara y Nombre de Dios Ojo.

Nada más en esas tres rutas circulan alrededor de 46 camiones, con “liquidaciones” –así llaman al ingreso diario- de entre cinco y seis mil pesos por día en cada camión. De las 46 estiman que 12 camiones de las mejores rutas pertenecen a Lozoya y a su familia. Son los primeros, como todo buen líder cetemista.

Restando mil pesos del chofer y dos mil de diesel, a los concesionarios de la pandilla cetemista les quedan entre dos mil quinientos y tres mil pesos en efectivo, libres de polvo y paja sin reportar un penique al Fisco.

En números gruesos, por los camiones que mueven, los Lozoya recibirían un promedio mensual de un millón de pesos, según las cuentas diarias por camión. Más otro millón y medio por el servicio en las maquilas, donde también tienen las mejores rutas.

Dos millones y medio –aproximadamente- es una cantidad nada despreciable que recibe la familia cada mes, siendo los principales responsables del desastre. Que viva el caos y la anarquía, ellos siguen forrándose.

En cuanto al famoso “Rojo”, también fuentes internas aseguran que por cada paro de choferes que organiza para pedir pago del gobierno, recibe –o recibía- una cantidad de 250 mil pesos, pues la idea es mantener en jaque al gobierno para estirar el fracaso y profundizar el desastre, donde la mafia cetemista se ve ampliamente beneficiada.

Lo bueno es que Gustavo Madero ya se dio cuenta de que hay problemas, pues la casa “está mal hecha”, dijo ayer. Su aguda observación es, sin embargo, un avance importante: los anteriores terminaron por enfadarse y dejaron que los camiones siguieran rodando por inercia, esperanzados en que a su paso las calabazas se habrían de asentar. Miren lo que dejaron.

El inexperto Armando Cabada muestra más oficio que Javier Corral, en su confrontación por el nombramiento de Jorge González Nicolás, como jefe policiaco de Ciudad Juárez.

Tiende la mano amiga enviando mensajes conciliadores para dejar en claro que la conducta rijosa está en Palacio estatal, no en las oficinas del Malecón; se muestra seguro afirmando que disentir no es rebeldía y pone a Juárez como centro de su interés. Sólo le faltó decir que para pelear se necesitan dos. En el inter hace pública su declaración patrimonial, anticipándose a Corral y a Maru Campos.

Está bien asesorado, la experiencia de Víctor Valencia y los tiburones que lo acompañan en la trastienda le ha sido de utilidad al inicio de su alcaldía. Nada más no se engolosine y haga bien las cosas, la meta es de cinco años con una intermedia a los dos y la carrera no es de velocidad, sino de resistencia.

Pero en términos generales bien el arranque del independiente, a excepción de poner leyendas de la locura en la silla del presidente. Innecesario, con la chequera en una mano y la macana en la otra, no necesita sentarse en alguna silla para volverse loco.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo