• Martes 11 Diciembre 2018
  • 5:48:24
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 7°C - 44°F
  1. Martes 11 Diciembre 2018
  2. 5:48:24
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 7°C - 44°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Show de la corrupción no prende

| Martes 15 Noviembre 2016 | 02:28 hrs

|

C4, gigantesca fosa común ¿…Y?

Los damnificados del transporte

Aspiraciones de un jefe policiaco

 
César Jáuregui, César Augusto Peniche y Rocía Reza consumieron su turno de alimentar el “show de la corrupción”, con la misma suerte que antes corrieron Gustavo Madero, Arturo Fuentes Vélez y otros secretarios, sin aportar datos macizos que calienten la condena general contra “el vulgar ladrón”.

El único dato interesante en la comparecencia mediática de ayer, y eso por que mueve al morbo, lo proporcionó el Fiscal Peniche, con eso de que en las instalaciones del C4 permanecen 200 cadáveres sin identificar.

¡Doscientos muertos sin nombre en la morgue del estado! Y eso que la seguridad estaba controlada ¿Cuántos de los muertitos pertenecen al presente sexenio? Pasma la trivialidad con que manejaban los restos mortales de quienes levantaron en las calles.

Algo tienen que hacer con ellos, mantener la morgue como cripta funeraria de anónimos cuerpos insepultos es un desatino macabro. Está bien, son heredados, pero hay que resolver el problema, informar sobre el hecho nada cambia, siguen siendo 200 cadáveres, la única diferencia es que ahora están a cargo de las nuevas autoridades.

Por lo demás, sorprende que mantengan el discurso de la insuficiencia financiera en cada dependencia. ¿Los desfalcos de la Fiscalía y la Secretaría General están sumados a los 55 mil de la deuda total o hay que agregarlos? Porque si están contenidos redundan fragmentando la información.

Rocío Reza se sorprende de que hay 44 alcaldías sin recursos ni para los aguinaldos. Lo que realmente causa azoro es que 23 tengan dinero para cerrar el año. Muchos exalcaldes, la mayoría priista, desfalcaron a sus municipios, tienen pendientes sus propios episodios de corrupción e ineficiencia. No se vale ignorarlos por concentrarse en el gran pez.

En general no hay datos trascendentes, o se les dificulta encontrar el material de alto impacto mediático, o deciden conservar los datos con el fin de fortalecer el inminente proceso penal que están por enderezar.

En cualquier caso planteado por la disyuntiva anterior, necesitan modificar la estrategia mediática, mientras más insistan sin aportar datos sólidos, más contribuyen a generan la percepción de que prevalecen los rumores más que los hechos.

Retirado el obstáculo de Sepúlveda, como activo protector de César Duarte, acción que inutiliza la combinación de su blindaje judicial, lo que viene es acelerar la integración de expedientes contra el “ex” y sus funcionarios más señalados.

En los puntos finos de los expedientes –serán varias, según ha trascendido- trabaja un equipo de abogados coordinados por Jáuregui y Peniche. Quienes están cerca de la investigación confían en que haya noticias antes de que termine el año. ¿Será? Puede, la destitución de Sepúlveda fue fulminante, en cuyo caso Duarte no disfrutaría de los buñuelos en el Saucito. Si Corral tiene prisa, está más que demostrado.

Hacer que un exgobernador comparezca ante la justicia, acusado de corrupción, es un asunto mayor. Y Duarte no permanece confiadamente alimentando su ganado o cerniendo las nueces para su venta, sabe que tarde o temprano pudieran ir por él.

En previsión de lo que el tiempo encoja, habría contratado al mismo despacho que defiende a Guillermo Padrés, el de Diego Fernández de Cevallos, operado por Antonio Lozano Gracia. El dato no está corroborado, son versiones de tinterillos envidiosos porque no los contrataron, tome la información con las debidas reservas.

Poco faltó ayer, cerca de las 14 horas, para que un camión de la ruta troncal causara daño irreparable al conductor de un pequeño y desactualizado vehículo. Lo centró medio a medio en la avenida Universidad y Altamirano. El transporte de la ciudad permanece en crisis, pero el gobierno de Corral se muestra satisfecho porque no hay paros ni bloqueos a palacio.

Quizás para las nuevas autoridades el problema está resuelto, si no se manifiesta es que todo va bien. No obstante para los usuarios sigue siendo la misma porquería: cobran ilegalmente ocho pesos, transitan por las rutas que les da gana, los camiones son chatarras rodantes que sólo de verlas circular provocan compasión de los usuarios, más de 200 unidades están fuera de servicio por cero mantenimiento.

Está igual o peor –cada vez salen más camiones de rutas- que como lo dejó César Duarte. Es una pena que Javier Corral se abandone a los brazos de Zapata, siendo que él y su pandilla destruyeron el proyecto original del nuevo sistema. Pobre gente, no hay gobernador que vea por ellos.

Enfático e insistente el jefe de policía, Gilberto Loya Chávez, con el tema de la insuficiencia de personal. Dice y machaca que la ciudad de Chihuahua tiene un déficit de 600 policías. Hace la operación del ideal internacional de un policía por cada mil habitantes y las cuentas no le dan.

Nunca le van a cuadrar: esas relaciones son un ideal; pero hay que trabajar con lo que tiene, pensar que repondrá el supuesto déficit de agentes es, a lo mucho, un bien intencionado propósito aspiracional.

El comentario viene al caso, porque sus declaraciones parecen anticipar una justificación para no cumplir satisfactoriamente con el trabajo. ¿O cual es la idea? Que le contraten 600 policías con salario de 25 mil pesos mensuales? Pida trabajo en Suiza. Por eso siempre hemos insistido en que el municipio atraiga a Vialidad, pues en automático el número de agentes se incrementaría, suponiendo que quedaran algunos, después de aplicarles los exámenes de confianza.

Con Enrique Serrano autoexiliado de la política doméstica, incapaz de asimilar la derrota, Javier Garfio recorre el estado intentando mantener alta la moral de los priistas asociados a Duarte, entre ellos los expresidentes municipales que se tatuaron en el brazo derecho la “C” rodeada por una corona de olivos.

Garfio pretende asumir el liderazgo de ese grupo, que por muy disminuido que los haya dejado la derrota, en un PRI devastado reclaman su espacio. Antes tenían todo el pastel, ahora piden su rebanada. Con ese propósito se reunió la semana pasada con el grupo Sierra de Cuauhtémoc; viaja a Juárez, cafetea en Parral, lo han visto en Guachochi. Hace lucha de permanecer, están en lo suyo.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.


--




Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo