• Lunes 10 Diciembre 2018
  • 18:43:36
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 13°C - 57°F
  1. Lunes 10 Diciembre 2018
  2. 18:43:36
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 13°C - 57°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Atorón de García Chávez a Javier Corral

| Martes 29 Noviembre 2016 | 00:20 hrs

|

Los 40 millones que regaló César Duarte

2018: PAN desbordado; PRI contenido

“El Águila”, Peniche debe una explicación

T
esonero hasta en los sueños, Jaime García Chávez radicó en la Fiscalía General del Estado la denuncia contra César Duarte y varios de sus colaboradores, por el tema de Unión Progreso, misma que la PGR mantuvo de bajo perfil, sin esperanzas de solicitar órdenes de aprehensión contra los señalados.

Con ese movimiento compromete a Javier Corral, su antiguo aliado en la lucha central de Unión Ciudadana: proceder en contra de César Duarte. Desde que llegó a la gubernatura Corral se hizo el disimulado con esa denuncia, dado que de prosperar el mérito de la acción justiciera recaería en García Chávez.

Con la demanda puesta en la Fiscalía local, Corral está obligado legal, política y moralmente a proceder sin dilación, con independencia de créditos o merecimientos sociales. Imagine que se declare incompetente o que resuelva que no hay materia para librar órdenes de aprehensión contra los indiciados.

Acciones de esa naturaleza serían catastróficas para la popularidad de quien ganó la gubernatura prometiendo encarcelar a Duarte. Es más, la sola negligencia u omisiones obraría en su contra. Inteligente la jugada de García Chávez, lo cuadró a pókar.

Interprételo como usted quiera, GPS recoge la versión porque la fuente es de primera mano, proviene de alguien que tiene acceso al expediente de Unión Progreso. Por la ingenuidad en un juicios de tan alto perfil, el alegato es de llamar la atención.

Cuando Duarte compareció ante la PGR, para ofrecer su explicación sobre el origen de los 65 millones de pesos del Fideicomiso con el que entró a la sociedad de la Caja de Ahorro y malogrado banco, entregó una respuesta del todo inverosímil, que sin embargo –según la fuente- quedó plasmada en autos.

Hace tiempo regalé 40 millones de pesos a Carlos Hermosillo, explicó Duarte y años después me los regresó con el desprendimiento de un amigo agradecido. Con ese dinero y un ahorro de 25 millones de pesos que durante largo tiempo hicimos mi esposa y yo, se juntaron los 65 millones de pesos del Fideicomiso.

Otra vez, ponga la información entre comillas, tómela con las reservas del caso, sométalo a la prueba del ácido, califíquela de auténtica “volada”, pero si realmente la fuente dice la verdad, la foja del expediente donde está contenida la versión, pasará a la historia como una de las explicaciones de enriquecimiento inexplicable más inauditas, absurdas, increíbles o audaces, si quiere verlo en buen plan, que haya ofrecido un alto miembro de la clase política mexicana acusado de poseer una fortuna inexplicable.

Los panistas se alocaron pensando en las elecciones del 2018 y el que más presiona es su jefe nacional, Ricardo Anaya. El fin de semana uno de los medios más influyentes del país publicó una encuesta, en la que pone al líder panista favorito entre los militantes de su partido, para candidato a la presidencial.

La encuesta se realizó, según el medio, vía telefónica en las 32 entidades, quedando Anaya arriba con 43 puntos, Margarita Zavala 39 y muy abajo Rafael Moreno Valle, con apenas 18. Técnicamente prevalece un empate técnico entre los de arriba, pero cuatro puntitos son cuatro puntitos, dirán los seguidores de Anaya.

La encuesta iluminó los ojos de quienes apoyan a su dirigente nacional, Juan Blanco entre los más entusiastas. Pero su fin de semana fue redondo por otro acontecimiento que les llegó desde Guadalajara.

Presentando en la Feria Internacional del Libro, “Mi Historia”, su libro promocional, Margarita Zavala tragó saliva cuando un estudiante de la Universidad de Guadalajara la increpó con una pancarta: “Su esposo le quitó la vida a mi padre, ¿usted quiere quitármela a mí?”.

No puede margarita Zavala pasear campantemente por el país, sin que le recuerden esas historias de terror provocadas por la desacertada y violenta estrategia de su esposo Felipe Calderón, contra los barones del mal, cuando era presidente de México.

Como esas historias hay miles en todo el territorio nacional, una buena parte radicadas en Chihuahua. Nadie puede decir que cruzó ese pantano sin manchar su plumaje.

Si en el PAN están desbordados, en el PRI Peña Nieto los atoró con freno de mano. Causa cierta pena ajena ver a los “avezados” políticos del PRI jugar con reglas caducas, simulando que son factor determinante para definir el rumbo de la política. Inocentes.

Durante el consejo del domingo, Peña les salió con que primero era la plataforma y luego el candidato. Lo mismo que dijo en los años setenta Luis Echeverría, por recomendación de Reyes Heroles, a los adelantados de la época. Sí, sólo que entonces el partido hegemónico era invencible, marcaba pausas, ritmos y reglas de cada elección.

En cambio, ahora López Obrador, el más adelantado, tiene en campaña casi dos décadas y con recursos públicos –los de su partido- aparece cada segundo en los medios electrónicos del todo el país. Lo mismo que Anaya, se montó sobre su partido agandallando los espacios oficiales, mientras Margarita recorre el país presentando su libro y ofreciendo conferencias a cuanta organización quiera escucharla.

En el PRI realizarán foros para definir su plataforma y en los primeros tres meses del 2018 definirán candidato, por que así lo establecen los tiempos electorales. Cuando presenten candidato, los otros estarán llegando a la meta.

La Fiscalía General del Estado publicitó la detención de Rogelio Hernández, apodado “El Águila”, como el principal operador del Cartel de Sinaloa en ciudad Juárez. Intentaron hacer pasar esa detención como gran logro de la presente administración en la lucha contra la violencia.

Sin embargo ayer familiares de ese tal “Águila”, negaron los hechos, diciendo que era agente de la PGR cuando César Peniche operaba la subdelegación de la PGR, también en Juárez. Hay más, informan que sufrió un atentado en 2011 que lo dejó lisiado, motivo por el cual su esposa acude periódicamente a la Fiscalía de Atención a Victimas a recibir apoyo.

No es que se trata de negar o poner en duda la información proporcionada por la Fiscalía y en automático otorgar todo el crédito a la familia. Pero el revire es muy contundente, amerita una explicación puntual y objetiva del Fiscal Peniche, siendo que aparece involucrado entonces y ahora.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.


--




Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo