• Miércoles 21 Noviembre 2018
  • 0:00:06
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 10°C - 51°F
  1. Miércoles 21 Noviembre 2018
  2. 0:00:06
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 10°C - 51°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Involuntario regalo de Trump

| Viernes 27 Enero 2017 | 00:51 hrs

|

Es momento para Carlos Slim

Irresponsable mantener a Peniche

Ríos Piter, Patricio y el muro del amor

E
n su frenesí delirante y pendenciero intentando humillar a México y acorralar a Peña Nieto, Donald Trump consiguió unir a los mexicanos en torno a su presidente, fenómeno inusual en la mezquina historia política de nuestro país. Es el tamaño del odio al autócrata.

Sus groserías fueron demasiadas hasta para una diplomacia acostumbrada a callar y escuchar cuando habla el Imperio. Eran muchas las voces que pedían a Peña cancelar la visita a Washington, no obstante dudó hasta recibir una provocación directa del magnate: “Si México no está dispuesto a pagar por el muro, sería mejor cancelar la reunión”.

Soportar más era imposible, un par de horas después a la declaración de felonía Peña canceló el encuentro, generando al instante una cascada de adhesiones en las que participaron hasta sus más asiduos y ácidos detractores.

Toda crisis representa oportunidades, la presente debe ser aprovechada para replantear nuestra relación con un gobierno que no solamente nos desprecia, sino que se jacta de ello y lo hace con el talante del mocetón prepotente y burlón que se regodea de sus bajezas.

Ante la cancelación de Peña, el abusón reaccionó de la única manera que conoce; con mayores amenazas. Anunció un sobre impuesto del 20 por ciento a los exportadores mexicanos e intentó desautorizar al presidente, diciendo que ambos cancelaron el encuentro. Por vez primera mostró desconcierto, buena señal.

Sin embargo la pelota sigue en cancha local, Los Pinos necesita hacer una jugada rápida y audaz que les permita conservar la unidad nacional en torno a su presidente y enviar una señal de fortaleza y determinación a los duros de la Casa Blanca. En cuanto los vean decididos a salir del TLC, de ser necesario, bajarán su tono de cantina.

Ya que Trump le dio el liderazgo, Peña debe asumirlo con inteligencia, valerse de todos las voces con el fin de presentar un frente común firme, unido, macizo y bien vertebrado en ideas y conceptos, galvanizado en las enormes fortalezas nacionales, que son muchas y variadas.

Entre todos los que se han pronunciado, hay una voz que tiene valor propio, es la de Carlos Slim, de los hombres más ricos y poderosos del mundo, empresario audaz que conoce el lenguaje del adversario –en estos momentos eso es el presidente norteamericano, adversario- con relaciones personales y de negocios al más alto nivel mundial.

En los últimos meses Slim ha mostrado inquietudes político-electorales, si realmente pretende dejar la comodidad de sus negocios para jugarse un albur en la política, está frente al momento adecuado y no tiene que parecer oportunista, sólo necesita poner al servicio de México sus relaciones y vasta experiencia negociadora.

Es tiempo que personajes como Slim saquen la cara por México. ¿Si hoy no lo hacen, entonces cuando? Hasta hoy su activismo ha sido testimonial y discreto pero de mente clara, fue el primero en decir que Estados Unidos nos necesita tanto como nosotros a ellos. Ojalá se involucre, ojalá se involucren todos, son tiempos de unidad nacional.

Una de las consecuencias directas del efecto Trump las vivirán los estados fronterizos. Ahora hay claridad de que planea materializar sus promesas de campaña, entre las cuales está la deportación de ilegales con antecedentes delictivos.

Por lo visto desde el viernes a la fecha, de alguna forma se las ingeniará para hacerlo y asegure usted que llegado el momento no los llevará a los países o estados mexicanos de donde son originarios, los dejará a lo largo y ancho de la frontera.

Ahí está un riesgo potencial para Chihuahua. En los últimos meses y semanas la violencia se recrea en la entidad, estamos volviendo a la era más negra, la de los ajusticiamientos callejeros y tiroteos a plena luz del día.

Mientras la inseguridad escala a niveles de alarma, el desprestigio del responsable de combatirlo cae hasta el piso. El fiscal Peniche demostró que no tiene capacidad para contener el mal, la seguridad se le escurre entre las manos mientras litiga su inhabilitación ante la PGR. Inaudito.

¿Por qué empeñarse en sostenerlo? Es una pregunta que empiezan a formularse prominentes empresarios, líderes de opinión y panista dentro y fuera de Palacio, quienes no comprenden los motivos del gobernador para mantener a su fiscal, siendo que sólo causa problemas.

Hay pocas respuestas que permitan explicar la postura de Corral, ninguna de ellas suficiente para justificar tamaño despropósito, más que su contumacia que le impide percatarse del entorno violento que cubre al estado. Da la impresión que toma las criticas al fiscal como ataque a su gobierno.

Falso, hay legítima preocupación ciudadana por el rumbo violento que retoma la entidad y los peligros que asuman tras el muro de Trump; dificultad para cruzar la droga y deportaciones masivas de ilegales con antecedentes delictivos.

Es menester prepararse para contener sus efectos nocivos y Peniche no es la persona capacitada. Así de simple, no hay más razones para exigir su salida, a todos perjudica.

El senador perredista Armando Ríos Piter promueve junto a Patricio Martínez un “muro” de amor y amistad en los puentes internacionales de ciudad Juárez. Quiere organizar una valla humana el 14 de febrero, en la que participen los personajes más prominentes del país, empezando por Peña Nieto, Slim, López Obrador, Cárdenas, los gobernadores, activistas sociales, empresarios, al lado de migrantes y trabajadores.

Sería la manifestación ciudadana más variopinta imaginable, demostrando de esa manera la unidad nacional y el empaque del gobierno y el pueblo de México contra la embestida de un presidente colmado de arrogancia, falso orgullo nacionalista, insensibilidad y explícito desprecio a los mexicanos.

Interesante la iniciativa del perredista, pero suena más bien a un deseo que a una organización seria que permita enviar ese mensaje desde los puentes juarenses. No obstante ojalá hagan el esfuerzo de amarrarla, quedaría para la historia.

Para empezar a darle forma inviten también a la secretaria Águeda Lozano y al gobernador Corral, a efecto de que aporten su ramillete de flores contra el tirano y de pesada traigan a prominentes ciudadanos del mundo unidos a la causa mexicana. No hay mejor momento para las flores que el día de los enamorados. Besos, te queremos Donald.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo