• Miércoles 21 Noviembre 2018
  • 6:17:35
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 2°C - 35°F
  1. Miércoles 21 Noviembre 2018
  2. 6:17:35
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 2°C - 35°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

El turno de Miguel Latorre

| Miércoles 01 Marzo 2017 | 00:36 hrs

|

Unidad en torno a Paco Molina

Barbosa desquicia la sucesión

El ''Dream Team'' de Reyes

 H
oy inicia el segundo periodo ordinario de sesiones, en la segunda Legislatura de mayoría panista en la historia del Congreso. Es el periodo donde los diputados marcan pauta, probablemente el más importante, pues al primero llegan entre celebrando y lampareados por la euforia del triunfo y los demás van desdibujándose.

Varios son los temas en cartera y muchos los que surgirán coyunturalmente por la previa electoral, el desborde de la inseguridad y las desavenencias entre los partido, principalmente al interior del PAN, el partido dominante.

Entre esos temas sobresalen tres: la definición del Consejo de la Judicatura, largamente esperada en el Supremo Tribunal de Justicia; el nombramiento definitivo del Auditor Superior, que anticipa choque entre Palacio y los intereses de la alcaldía y la mayoría panista; y la reforma electoral, donde el PAN buscará consolidar su hegemonía política para darse continuidad transexenal.

Nunca como ahora el PRI había estado tan disminuido en número de diputados, limitado por la impericia discursiva y aturdido por su debilitamiento político. Es el producto de las alianzas estúpidas e irracionales con los partidos nanos y la soberbia de no pensar en la derrota.

Con un PRI disminuido y los nanos en oferta al mejor postor, la mayoría a cargo de Miguel Latorre tiene condiciones inmejorables para sentar las bases legales que perpetúen al PAN. Como partido están solos.

Su problema, está en los desencuentros con Palacio, rivalidad que los llevará a evidentes escarceos públicos y fuertes apretones internos al momento de discutir el nombre del auditor, los detalles de la reelección de presidentes y diputados y la integración del Consejo de la Judicatura.

El jaloneo mayor estará en la reforma electoral, pues es previsible que los diputados del PAN cedan a los intereses del gobernador en lo relativo a la Judicatura y al nuevo Contralor. Lo importante es que terminó el receso legislativo, es el turno de Miguel Latorre, durante este periodo se sabrá de qué está hecho.

Mejor créalo, algo sumamente extraño sucede en el Supremo Tribunal de Justicia. Partido en dos desde la oxigenación duartista, ayer celebraron una votación de unidad en torno al nombramiento de Paco Molina –el histórico incorruptible- como Director de Administración, cargo que ocupaba en calidad de “mientras” desde los primeros días de diciembre pasado.

Veintiséis votos a favor por una abstención, la de Luis Villegas, magistrado propuesto por el ala panista de la pasada Legislatura, hoy en franca rebeldía contra Javier Corral y por lo visto indispuesto contra Paco. ¿Signos de nuevos tiempos? No lo crea, los litigios en la justicia local siguen su curso sin que ninguno de los grupos se allane al otro.

Miguel Barbosa, uno de los senadores más influyentes de la oposición, calentó la sucesión presidencial al declarar su adhesión a López Obrador, siendo uno de los perredistas de más alto rango en la actualidad y en consecuencia de él esperaban que fuese con Miguel Ángel Mancera.

Lo más interesante de Barbosa no es que se haya recargado hacia Morena, lo que trastocó la política son los argumentos para tamaña decisión. A su ver “el sistema” –lo que Andrés Manuel llama “la mafia”- ya eligió al PAN como la opción para enfrentar al tabasqueño, en cuyo caso el candidato del PRI sería meramente testimonial.

El senador perredista y coordinador se su bancada es uno de los políticos mejor informados del país. ¿Qué sabe para formular tan duras acusaciones sobre el alineamiento de los grupos fácticos en torno al PAN?

Se esperaba que esos desprendimientos ocurriesen después de las elección en el Estado de México. Nada, la polarización electoral está muy encaminada: en una esquina López Obrador arropado en los más variopintos intereses de izquierdas radicales y ambiguas derechas oportunistas; en la otra el candidato postulado por “la mafia”, sea del PRI, PAN o independiente.

Como lo pinta Barbosa, la elección será de dos y él ya tomó partido. ¿Usted en qué lado se pondría, amable lector? Si le gusta observar la política vaya tomando partido, el país está por entrar a la campaña más maniquea de su historia.

Ningún favor hacen a Reyes Baeza promocionándolo como aspirante a la Presidencia de la República. Desde luego que su calidad de exgobernador y estando en el gabinete su nombre queda inscrito por definición en la amplia cartera de priistas presidenciables.

De eso a que sus amigos lo promocionen mediáticamente como prospecto de alto perfil hay muchos asegunes. Aguas, Reyes sabe que en política los amigos son de a mentiras y los enemigos de verdad y jugando en las grandes ligas los golpes son de peso completo, no caricias ni palmaditas en la espalda. ¿Para qué exponerlo?.

Con el trabajo político que hace para quedarse con la dirigencia del PRI local y los cabildeos entre sus amigos de México buscando lo consideren entre los diez primeros lugares de la lista de senadores por partido, lo equivalente a los pluris, sería suficiente, la presidencia no llega por recomendaciones o popularidad.

Tomen la política con humor y esperen que las cosas sucedan. Por ejemplo, desde la reunión del fin de semana pasado en Delicias, donde resurgieron los rostros de siempre, desocupados de la Renata armaron una propuesta de Comité Directivo Estatal, ahorrando trabajo al delegado fantasma.

La propuesta corre paralela al tiempo: en la Comisión Infantil Tavo Acosta, niño de pecho comparado con otros tiburones; en el Frente Juvenil a Memo Márquez, el más joven del grupo sin llegar a bisoño; en Asuntos Electorales e Innovación Política el Güero Villalobos, versado en las nuevas tecnologías digitales y experto cuadrólogo; el siempre amable y buen rostro, Poncho Sepúlveda, en Finanzas; Acción Femenil Gloria Domínguez, hay que desempolvar al gremio; Alejandro Cano en la coordinación con exgobernadores, su relación con Patricio y César Duarte es inmejorable; Héctor Valles a la CNOP, Gilberto Baeza representante ante el Instituto Electoral; el profeta Tarango y Fernando Baeza en oficio de santones, su cabildeo telefónico desborda experiencia. El cuadro ya está, que desde México pongan al presidente, prospectos sobran.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo