• Jueves 15 Noviembre 2018
  • 10:55:09
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 5°C - 41°F
  1. Jueves 15 Noviembre 2018
  2. 10:55:09
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 5°C - 41°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Merodio hace un favor al PRI

| Martes 18 Julio 2017 | 00:53 hrs

|

Omar Bazán sería un gerente

Viene campaña de los baches

Quieren a Duarte antes del informe

 E
lla no se percata, pero su rebeldía e insubordinación a la institucionalidad y disciplina partidista es el mejor regalo que Lilia Merodio pueda ofrecer al PRI y de pasada a Omar Bazán, futuro presidente del Comité Directivo Estatal.

Es una senadora sin liderazgo que ha conseguido los cargos públicos –todos de elección popular cuyas candidaturas fueron otorgadas por dedazo- exclusivamente construyendo sólidas relaciones personales con figuras encumbradas de la política.

Cualquiera en el medio sabe que, por ejemplo, la senaduría se la debe a Joel Ayala, uno de los dirigentes sindicales más corrompidos de ese partido y del país, comparado con Elba Esther Gordillo, Romero Deschamp y otros dinosaurios del sindicalismo nacional.

Ahí radica su fragilidad competitiva, en que es una mujer sin grupo que la respalde, con el mal tino de olvidar sus métodos ordinarios para seguir escalando posiciones. Su alianza con Fermín Ordóñez y Pablo Espinoza no irá más allá de las elecciones internas.

Ahora que decide ir a una contienda interna quedará expuesto su desarraigo en la nomenclatura del partido, a la que intentó cultivar a través de ciertos presidentes municipales que se dejaron maicear, con la esperanza de obtener prerrogativas para ellos y los municipios que representan.

El desarraigo en la militancia, sus alianzas transitorias y sobre todo la oposición de las estructuras formales de su partido, la convierten en una competidora debilitada. Pero siendo senadora, validará la elección y en consecuencia la presidencia de Bazán. El PRI necesita esa validación con urgencia, antes de caer a pedazos.

No es que Omar tenga liderazgo, desde luego que no; también es otro producto de coyuntura política, que además perdió identidad interna con el debilitamiento del artemismo, su grupo de origen, hace más de 18 años.

Pero nadie puede dudar que es un hombre con mucha suerte, su pata de conejo es más milagrosa que San Cayetano. Así, con suerte, llegó la primera vez de diputado, ocupando un espacio en la lista de plurinominales que otros rechazaron por las escasas posibilidades que veían. La segunda, recomendado por Beltrones como suplente de Reyes Baeza, quien estaba enfilado a la gubernatura.

Y ahora el mismo Beltrones y Graciela Ortiz están a punto de convertirlo en presidente del Partido. La importancia de estar en el momento y el lugar adecuado. Pero por más validado que dejen el proceso, la senadora Merodio y sus nuevos amigos, Omar no será más que un gerente del partido.

Tras la derrota del cinco de junio el PRI quedó tan debilitado que no le alcanzó a sus santones para un acuerdo de alto nivel, del tipo que construyeron Artemio Iglesias y Saúl González Herrera posterior a la derrota del 92. No tuvieron otra más que forzar consensos para un presidente que cuide sus intereses, en especial los del año que viene.

Esa es la responsabilidad que tendrá Omar: gerentear adecuadamente el partido con la esperanza de recuperar espacios en alcaldías y diputaciones locales en la próxima elección o garantizar que sus patrocinadores reciben la parte que les corresponda, a fin de ponerse en condiciones competitivas rumbo al 2021, donde espera recibir su oportunidad en las urnas.

Pero antes necesita superar la prueba del “consejo ampliado”; alrededor de once mil priistas hartos de calentar la Renata, dado que casi todos perdieron sus espacios en alcaldías, Congreso y sobre todo gobierno. Sigan apostando por la corrupción, quizás a la otra acaban hasta con las siglas del partido.

Tras las lluvias los baches y con ellos el ácido reclamo ciudadano, historia que Maru Campos ha visto repetirse cada año desde la oposición. Bien, esta vez será la primera que lo haga en calidad de presidenta municipal, ahora el enojo social y las mentadas irán con cargo a su persona.

La presidenta pisa aguas fangosas, véalo usted: como ya se dijo los baches que empiezan a reproducirse cual hongos en la sierra húmeda; los daños que causa el temporal lluvioso en colonias enteras construidas por la corrupción de funcionarios municipales y desarrolladores inmobiliarios inescrupulosos, más los trabajos en la gaza de la Cantera y Juventud.

Los baches son inevitables, también producto de históricos trabajos de pavimentación deficiente, por lo tanto asociados a la corrupción. No puede hacer más que aplicarse a taparlos antes de que los ocurrentes planten árboles o los pinten de azul. Ahí la clave es mantener las brigadas activas, si se puede, las 24 horas.

Los daños en colonias precarias también son inevitables, mostrando solidaridad y capacidad de reacción –esta primera vez dejó pasar todo el fin de semana- será suficiente para que no le carguen los muertitos, siempre que no sea una obra municipal la que potencie o cause algún desastre.

Y los trabajos sobre el periférico de la Juventud sólo una obra en proceso que necesitan mayor celeridad. Con un carril por cada sentido hoy se genera un desesperante caos en ese cruce, imagine las filas si los alcanza el periodo escolar. Eso sí sería un problema, la gente no entiende explicaciones amables, como las tradicionales de “disculpe las molestias, estamos trabajando en su servicio”. Nada, quieren celeridad y eficiencia. Interesantes los próximos meses de la alcaldesa, hay que darles seguimiento.

El tiempo pasa sin que haya noticias sólidas en torno a César Duarte: que huyó a Canadá por tierra, que lo vieron en la Florida, otros dicen que partió a París y no faltan los que siguen viéndolo en los centros comerciales de El Paso. Pero en concreto no hay nada, pues tampoco el gobernador Corral está seguro de que pretenda convertirse en testigo protegido del gobierno norteamericano. Es la información que recibe de oídas.

La preocupación es detenerlo antes del primer informe de gobierno, Corral quiere llegar al uno de octubre con noticias concretas, de preferencia impostar la voz para el clásico “ofreció combatir la corrupción y ya está detenido el vulgar ladrón”. Todavía resta tiempo, dos meses y medio ¿logrará su deseo? Los momios abren dos- uno a que no. Empiezan las apuestas, el tiempo corre.

[email protected]

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo