• Martes 13 Noviembre 2018
  • 16:26:53
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 8°C - 45°F
  1. Martes 13 Noviembre 2018
  2. 16:26:53
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 8°C - 45°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Razones del ecumenismo político

| Jueves 17 Agosto 2017 | 00:28 hrs

|

Los ''panduartes''

Atisba Graciela Ortiz la presidencia

¿Dobla Ortuño al sindicato de Cobach?

Gallegos, nuevo defensor de la Mafia

 D
emasiadas especulaciones y lecturas forzadas sobre el encuentro de Omar Bazán y Javier Corral, el pasado lunes. Esa foto sólo pone en blanco y negro la definición interna de los grupos opuestos en cada partido, sus relaciones entre sí y con los supuestos adversarios.

Dejan alineados en el grupo de los buenos al PAN de Palacio, la remasterizada Familia Feliz de Corral y al nuevo PRI de Reyes Baeza, Graciela Ortiz y Omar Bazán, contrastados con los proscritos de los que llaman en Palacio “panduartes”; es decir, el panismo inscrito en torno al M3 de Maru Campos, "Malo" Jáuregui y Mario Vázquez.

El mensaje es sencillo: aun siendo adversarios, el PAN de Corral y el PRI de Reyes son capaces de generar condiciones armónicas para un ecumenismo político que enaltezca su madurez, relegando a los “otros” de ambos partidos entre los malos y corrompidos de la política.

Una especulación futurista es que ambos buscarán consolidar sus posiciones internas en la próxima elección: el PRI desplazando a los exponentes del duartismo, lo cual se verá desde la designación de presidentes de comités municipales y posteriormente candidaturas; y el PAN limitando la reelección de las principales figuras del M3, Maru campos, Miguel Latorre así como otros diputados y alcaldes que Palacio considera insumisos.

El acuerpamiento en la Iniciativa de Reforma Electoral sólo significa la rúbrica de tales acuerdos no expresados, pero que ambos grupos entienden sin necesidad de mencionarlos en ninguna conversación.

Si eliminan o mantienen la figura de transferencia de votos es irrelevante. Con que los partidos mayores –PAN y PRI- eviten alianzas insospechadas como las del PRI y los nanos el año pasado, es suficiente para exponerlos al escrutinio electoral, su gran pavor, pues perderían el registro y con ello el negocio de prerrogativas y dádivas parlamentarias.

Pero necesitaban ese besito en público para estar seguros –en ambos lados- de que van en serio. Así que ya saben: duartistas y M3, las líneas están marcadas; van contra sus huesos. ¿Alguien entre sus ideólogos tiene lectura menos confrontadora..?

Y como el 2018 esta vez llegó en agosto, van otros apuntes desautorizados por los capitanes del nuevo estatus político de la entidad. En Palacio están empeñados, mejor sería decir esperanzados, en convencer a la empresaria favorita del quinquenio, Alejandra de la Vega, para que acepte la candidatura a presidenta municipal en Juárez.

Piensan que contendrían a un Armando Cabada cada vez más disminuido y de pasada conseguirían un acuerdo relativamente fácil para que el PRI postulase en aquella frontera un perfil discreto. Alguien que, invertidos los papeles, hiciera el trabajo de Vázquez Mota en el Estado de México.

Para el nuevo priismo la frontera dejó de ser prioritaria: allá y en Parral está lo más duro de César Duarte, que se batan solos o postulen por cuarta vez a Teto Murguía o le hagan el milagro a Nora Yú. Les da igual.

Sin embargo el favor no sería gratuito. ¿A cambio de que daría el PRI el paso de costado en Juárez? En Chihuahua sería a la inversa: Corral intentaría desbarrancar el proyecto reeleccionista de Maru Campos y de fracasar haría el vacío dejándola sola.

Estos escenarios hipotéticos abren oportunidades a otros aspirantes a la presidencia municipal de Chihuahua. Concretamente a Graciela Ortiz, ganadora en la disputa por la dirigencia del PRI contra la hoy proscrita Lilia Merodio. Y mejor créalo, hay elementos para sospechar que la senadora atisba la Presidencia Municipal.

¿Política ficción? Desde luego, no hay de otras. Mientras permanezca la indefinición, en política todo es ficción, sólo recuerde el juego de cruces y contra cruces de intereses en la elección del 2016 que terminó por hundir al duartismo y empoderar a Javier Corral. Tiempos traen tiempos.

Falta conocer el detalle, pero el acuerdo que conjuró el paro laboral en el Sistema Bachilleres de la entidad, permite suponer que Tere Ortuño dobló al sindicato liderado por Pepe Acuña.

Al finalizar una asamblea sindical en la que participaron representantes de la Secretaría de Salud y de la Dirección del Sistema, el sindicato informó la cancelación del paro, sin dar razones objetivas que justifiquen la reversa. Curiosamente el vocero de la decisión no fue Pepe Acuña.

Mucho insistieron los sindicalizados en la renuncia de Tere Ortuño, quien todavía ayer se mostraba desafiante y retadora. Evidentemente tenía la información de que las autoridades superiores del Gobierno Estatal la respaldaban en esa lucha.

Si el paro quedó suspendido sin que los maestros dieran por satisfechas algunas de las principales demandas exigidas durante meses, la cabeza de Pepe Acuña rodará en cuestión de días. Un líder agotado de nada sirve a sus representados.

También existe la posibilidad, menos probable, de que por lo bajo haya negociado la salida de Ortuño, en cuyo caso podrían irse juntos. Esa solución estaba contemplada de tiempo atrás, cuando quedó claro que ambos eran parte del problema y no de la solución.

Pero si sólo se va Acuña y Tere Permanece, el resto de los dirigentes sindicales del gobierno estatal pongan sus barbas a remojar. Sometido el primero irán por el resto; recuerden, el Nuevo Amanecer se instaló pretendiendo que jamás vuelva la oscuridad a Chihuahua.

Inútil la discusión sobre que el gobierno ignoró al Consejo Consultivo de Tránsito para autorizar el aumento de tarifa al transporte urbano. Da igual quién, el golpe al ciudadano está dado.

Lo que azora y preocupa es la ingenuidad con que Joel Galleos y César “exbueno” Jáuregui asumen la decisión. Los inocentes consideran que la mafia del transporte aplicará el aumento únicamente en las rutas convenidos.

Hijitos, no saben lo que dicen. Ya no hay reversa, ni poniendo a un inspector honesto en cada camión los choferes cobrarán ocho pesos. En todas las rutas sólo dejarán pasar al pasaje con nueve pesos y en la mayoría de los casos se quedarán con la moneda de diez, pretextando que no hay cambio.

En cuanto a los nuevos camiones para diciembre, pues mejor pídanselos a Santa Claus, con el bonachón del polo norte hay más posibilidades de que lleguen. Les juegan el dedo en la boca diciéndoles agú agú y ni cuenta se dan. Da coraje.

[email protected]

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo