• Sábado 17 Noviembre 2018
  • 19:49:24
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 14°C - 57°F
  1. Sábado 17 Noviembre 2018
  2. 19:49:24
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 14°C - 57°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Ejército, ¿pecados de omisión?

| Viernes 20 Octubre 2017 | 01:00 hrs

|

Mensajitos de Cabada y Sales

La güera Fuentes sueña alto

Valiente postura de Teokali

El PAN estrenaría oficinas

 T
oda declaración en torno a la violencia formulada por funcionarios del Nuevo Amanecer, termina pidiendo mayor apoyo de la Federación. El miércoles, antes de partir a la sesión del PAN en la ciudad de México, Javier Corral de plano declaró al Estado incompetente para contener a los grupos criminales, a excepción de la capital, donde la estrategia “ha sido verdaderamente exitosa”.

Excelente que hayan alcanzado el éxito, que tal si fuera un fracaso, en vez de dos en dos o cuatro en cuatro, los ajusticiamientos callejeros serían por decenas. Ayer asesinaron otros dos a media mañana en la Río de Janeiro. En fin, todo está bien, el comentario es entre paréntesis.

Y un día después del violento episodio de Gómez Farías, el Fiscal Peniche hizo otra recriminación directa al Ejército: “Si vemos las armas de los delincuentes sabemos que estamos en total desigualdad, por eso nuestra insistencia de que nos regresen –el Ejército- el armamento y autorice la adquisición de más, pues no podemos operar en desventaja”, en referencia a las más de 1,800 armas largas retiradas por el Ejército a la Policía Estatal, durante la pasada administración.

Quizá Peniche vea su declaración como una diplomática y comedida exigencia a las Fuerzas Armadas, lo que en realidad es una rupestre recriminación por omisión, cargando sobre ellos la responsabilidad de la inseguridad.

La interpretación obvia es la siguiente: Dado que ustedes, señores militares, no regresan las armas decomisadas anteriormente y tampoco nos permiten comprar otras, caiga sobre sus cabezas la culpa de la violencia.

Son los pecados de omisión, aplicables también a la Policía Federal, como lo repiten en cada oportunidad. A ver cuándo los escuchan, con esas recriminaciones públicas lavándose invariablemente las manos.

La respuesta del Ejército, que sin duda firma el acuse de recibo, fue presentar imágenes en medios nacionales, donde soldados destruyen plantíos de amapola y marihuana en la sierra de Chihuahua. ¿No colaboramos? Aquí están las pruebas. Esa foto, destruyendo plantíos, no se la han tomado los querubines de Aparicio

En vez de alentar el apoyo y la coordinación con la milicia y la Policía Federal, las declaraciones responsabilizándoles los inhiben o es que alguien piensa que aceptarán la responsabilidad y, dóciles, responderán con un “qué más se le ofrece, señor gobernador”.

Por su parte el impresentable Renato Sales, hoy en oficio de Comisionado Nacional de Seguridad, al que muchos en Juárez atribuyen parte preponderante de responsabilidad en la peor crisis de inseguridad en aquella frontera, cuando –según ciudadanos perjudicados- los federales a su cargo extorsionaban y secuestraban a placer, se toma la foto con Armando Cabada en la ciudad de México, para “demostrar” su disposición a trabajar con las autoridades de Chihuahua. Otra respuesta al gobierno de Corral, “demuestran” su convicción de coordinación.

Valiente y refrescante la postura de Teokali Hidalgo, presidenta del PRI, con relación al exgobrnador César Duarte. Sea por complicidad, prudencia, falsa interpretación de institucionalidad o simple omisión, ningún priista de Chihuahua se atrevió a pedir su expulsión del partido, así con todas sus letras: que lo expulsen, como la joven presidenta del Comité Municipal.

En un ambiente de simulación y golpes bajos, Teokali se asume como esa parte del priismo sobajada por Duarte, precisamente en razón de que no avalaron sus dispendios y abusos de poder, enviando el mensaje de que no todo el PRI está podrido.

Coloca el dedo en la parte que más duele, no faltará quienes al interior de su propio partido la critiquen, pero en realidad les hace un enorme favor a los futuros candidatos. Pronto estarán tocando puertas para pedir el voto. ¿Cómo podrían ser bien recibidos arrastrando el lastre de la corrupción asociada al duartismo?.

En estos momentos no hay mediciones públicas sobre el humor general del ciudadano en torno al partido, pero si prevalece el rechazo ciudadano en la misma intensidad que durante la pasada elección, el PRI puede olvidarse de recuperar espacios.

De ahí la importancia que tiene la declaración de Teokali, el primer requisito para recuperar la confianza ciudadana es aceptar y condenar el despilfarro abusivo y sin par de la pasada administración.

Adriana Fuentes, “güera para los amigos”, sueña en grande. Aprovechó un saludo de pasillo a José Antonio Meade, sobre quien pesa la cargada del PRI para presidente de México, a fin de enviar un mensaje de sus altos vuelos.

La diputada local está dispuesta a quemar naves por la candidatura del PRI a la Presidencia Municipal de Juárez, supone que podría recuperarla para ese partido sin mayores dificultades, dado que los empresarios que hicieron ganar a Cabada, a excepción obvia del “güero” Martínez, ahora están con ella.

Puede, de cualquier manera la señora Fuentes se pasa de optimista, ciertamente el voto en Juárez fue contra Teto Murguía, efecto que Cabada aprovechó de Maravilla; pero de ahí a que la diputada le arrebate la alcaldía sin que oponga resistencia dista buen trecho.

Los tiempos preelectorales se agotan, pronta toda atención de la clase política estará concentrada en las candidaturas. Viene la primera elección de candidatos a la presidencia, después la de senadores y diputados federales y en el caso de la política doméstica de presidentes municipales, diputados locales y síndicos.

Hacia el interior de los partidos el juego se llama “reelección o no reelección”, pues sucede que las coyunturas de PRI y PAN son coincidentes, el golpe de timón en sus dirigencias genera revuelo entre ediles y diputados actuales, haciendo compleja su reelección.

A propósito del momento, los malquerientes de Duarte hacen correr la versión de que el PAN pronto dejará sus oficinas de la Zarco, para ocupar nueva sede. ¿Dónde? Sí, adivinó, en la Dale y no tienen que hacer nada más que pintarlo de azul. Las llaves le serían entregadas a Fernando Álvarez nada menos que por la señora Olmos. Jajaja, la risa es la que fastidia, hasta las oficinas del partido les van a quitar.

[email protected]

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo