• Lunes 19 Noviembre 2018
  • 12:02:58
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 18°C - 65°F
  1. Lunes 19 Noviembre 2018
  2. 12:02:58
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 18°C - 65°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Madero, la risa lo delata

| Miércoles 08 Noviembre 2017 | 00:26 hrs

|

El tumor del transporte

Freno a la oaxaquización

 L
agartón a tiempo completo desde que jugó pelota en las grandes ligas, Gustavo Madero jura con la mano sobre la biblia que no mira una senaduría en el horizonte próximo y se dice convencido de que falta tiempo para hablar de candidaturas.

Su risa socarrona lo delata, sabe que pocos en su partido, y ciertamente nadie en Chihuahua, tiene mejor posición que él para regresar por la vía pavimentada al senado, donde vivió algunos de sus mayores éxitos políticos, de modo que rehúye una definición pública. Ni que fuera tan tarugo.

La senaduría de lista para Madero es el movimiento lógico en los acuerdos cupulares entre Javier Corral y Ricardo Anaya, intentando aprovechar la coyuntura transitoria mediante la cual buscan regresar a Los Pinos, en cuyas negociaciones Madero es un operador, no sólo observador de primera fila.

Dando por descontado que Madero iría de senador propuesto por el CEN, ¿quién le gusta para encabezar la fórmula que competiría en tierra? Desde luego, nombres sobran: el PAN rejuveneció en junio del año pasado, pero dos figuras aparecen como las más interesantes: Rocío Reza y Blanca Gámez o cualquier mujer que tenga las credenciales y esté congraciada con el Nuevo Amanecer. ¿Tere Ortuño? Por qué no.

El hecho de que sea mujer tiene que ver con encabezar la fórmula, suponiendo que el Frente Ciudadano alcance estatus formal en Chihuahua, como parece, para forzar a que el PRD, su primer aliado, proponga al hombre que iría en segunda fórmula.

Así frustrarían la posibilidad de que Hortensia Aragón sea propuesta para esa candidatura, pues quedó besada por el diablo en la pasada administración, como tantos otros políticos opositores que sucumbieron al mareante embrujo de César Duarte.

La candidatura al senado será una de las decisiones más importantes que tome el PAN de Corral; otra es la alcaldía de Chihuahua, donde deberán decidir si dejan a Maru Campos, puntera en las encuestas, o le dan caballazo por ser cabeza principal del M3, los adversarios internos de la remasterizada Familia Feliz.

Las fechas se aproximan y no hay visos de acuerdo en la política doméstica; los nacionales están muy claros, pero en Chihuahua mucha agua correrá bajo el puente antes de que se definan las candidaturas.

El PRI no tiene esos problemas, pues Reyes Baeza también busca llegar al senado por el camino abreviado, pero si lo ponen a competir por tierra aceptaría de mil maravillas. Sabe que encabezará la fórmula, llevando a cualquier mujer juarense de perfil empresarial en complemento. No hay pierde.

Ellos tienen el reto en los distritos federales, ahí se darán con todo. Tras la derrota pasada quedaron en precaria situación electoral, de modo que hoy sólo dos o tres distritos les garantizan éxitos posibles, ni siquiera seguros. Por ejemplo el noveno de Parral, el uno de Juárez y eventualmente el séptimo de Cuauhtémoc.

Si Duarte puso las diputaciones federales en barata, postulando a cantantes gruperos e incondicionales sin antecedentes electorales, para el PRI de Bazán esas diputaciones son de lo más relevante, las pelearán con uñas, dientes y mentadas. A fregadazos, como dijo Patricio, otro que anda en la baila, pero deshojando la margarita por la alcaldía.

Con cierto romanticismo citadino y evidente desconocimiento del problema, Federico Baeza Mares, presidente de Coparmex, regresó ayer el tema del transporte a la opinión pública, exigiendo soluciones al Gobierno Estatal de este cáncer que hizo metástasis en toda la ciudad. La buena intención se le agradece pero están desenfocados.

Coparmex propone que los choferes usen uniforme y estén debidamente identificados con documentos oficiales a la vista, que les prohíban el uso del celular en horas de trabajo y ofrezcan al pasaje un trato cordial; en cuanto a los camiones demanda que sus condiciones sean dignas en funcionamiento y comodidad, además que optimicen sus horarios y formalicen la credencialización de quienes son sujetos a descuento.

Sean menos ingenuos: muchos camiones circulan sin placas y los choferes conducen sin licencia ni horario. Pensar en uniformar, identificar y pedirles buenos modales es lo mismo que pedir honestidad a la élite gobernante, o a los internos del CERESO.

Ahora, solicitan condiciones dignas en funcionamiento y comodidad porque nunca se han subido a un camión, ignoran que buena parte de las unidades carece de asientos, otros pasan humo a la zona del pasaje, los vidrios están rotos y muchos sólo tienen una puerta.

De los horarios ni discutir, la mafia encabezada por el impresentable "Güero" Lozoya definió rutas y horarios, concentrando sus carcachas donde les resulta redituable económicamente, que los usuarios lleguen a tiempo es lo que menos les preocupa.

Pero tiene razón Federico Baeza: es un problema que Gobierno del Estado necesita resolver cuanto antes y sólo podrá contra la mafia si recupera el proyecto que César Duarte mandó al caño, pretendiendo quedarse con el negocio.

Ese proyecto no es de Duarte, viene desde Reyes y Juan Blanco, por lo tanto está moteado de azul. Es muy bueno pero fue pésima su implementación, por eso fracasó al nivel que hoy lo conoce todo Chihuahua, hasta dejarlo igual o peor que en las populosas y empobrecidas ciudades de los países subdesarrollados.

Como si no hubiera ley o estuvieran en una comunidad perdida de Oaxaca o Chiapas, un grupo de manifestantes radicales exigen cumplimiento de acuerdos cupulares conseguidos en la ciudad de México, cuando saben perfectamente que la solución no está en Chihuahua.

La referencia viene al caso por los manifestantes de UNTA, asociados de Antorcha Campesina y otras organizaciones de presión que usa la izquierda parasitaria del país, al bloquear la Avenida Universidad frente a Sedatu.

Lucía Chavira, delegada de Sedatu, hizo lo que tenía a su alcance, labor de papelería, para satisfacer las demandas: 50 acciones de vivienda -lo que ello signifique- pero los señores siguen plantados por órdenes de sus líderes nacionales.

Las autoridades locales no deberían permitir que esos movimientos forzados prosperen, van en contra de la población a sabiendas de que no pueden conseguir nada en Chihuahua. Que vayan a plantarse en México y dejen libre la vialidad, perjudican a miles de chihuahuenses inocentes.

[email protected]

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo