• Lunes 19 Noviembre 2018
  • 11:53:13
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 16°C - 61°F
  1. Lunes 19 Noviembre 2018
  2. 11:53:13
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 16°C - 61°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Corral en auxilio del Anaya

| Lunes 05 Marzo 2018 | 00:29 hrs

|

Su incongruencia los desacredita

El PRI no sabe qué hacer con Duarte

La oportunidad de Reyes Baeza

D
ifícil compromiso es la congruencia, Javier Corral la pensó durante días antes de abrir su apoyo a Ricardo Anaya, el candidato presidencial del PAN exhibido por la PGR como lavador de dinero y mentiroso. Durante toda la semana pasada no emitió ningún comentario, hasta que el sábado le hizo una reunión con el Grupo Chihuahua.

La pastilla que tragó es muy amarga, en Chihuahua su gobierno transita sobre una campaña contra la corrupción de Duarte, verse forzado a defender a Ricardo Anaya debió ser traumático. Pero se tragó el sapo y adosó su rostro al de los panistas de doble cara.

Para ellos la corrupción está en todas partes menos en las obvias triquiñuelas de su candidato, de ello da testimonio el propio gobernador de Chihuahua. En sus redes escribió: “Conozco los detalles de la operación inmobiliaria de Ricardo Anaya, por que él mismo nos los ha explicado en una amplia y larga reunión del Grupo Chihuahua; por ello le he expresado mi confianza y respaldo. Y por eso mismo deploro el uso faccioso, indebido e ilegal de la PGR de la SHCP y de otras instituciones para tratar de sacar de la contienda a quien se ha convertido en el verdadero opositor al régimen”.

Si tan claramente explicó la compleja operación inmobiliaria al Grupo Chihuahua, porqué no a todos los mexicanos. Para que así, con la misma convicción de sus aliados, lo respalden y censuren el actuar de la PGR.

Explique a todos la necesidad de usar empresas fantasmas, darle vuelta al dinero por medio mundo y varios paraísos fiscales, involucrar a choferes, negar tres veces al socio Barreiro, del que ahora se sabe eran muy cuates, por que mintió en su tres de tres y sobre todo como consiguió los primeros diez millones si sólo ganaba 96 mil pesos al mes y tenía que mantener a su familia en Estados Unidos”. Explíquelo con manzanitas y así se sacude las acusaciones de la PGR y recupera la credibilidad.

La verdad es que prevalece la incongruencia total en el PAN, incongruencia en la que ahora se ha instalado Javier Corral; por una lado se muestra feroz contra la corrupción de Duarte y por otro respalda en público al indefendible candidato de su partido. Reconozcan, se equivocaron de candidato, el mismo Corral les hubiese servido mejor.

Además hay otra incongruencia mayúscula, ésta exhibida por Ignacio Zavala, hermano de Margarita. En su cuenta de Twitter escribió: “Ahora resulta que todos los panistas estaban a favor de Andrés Manuel López Obrador en el desafuero. No sean hipócritas, lo querían torcer. Asuman sus actos para que defiendan con decoro al lavador de dinero de su candidato”

Lo anterior porque en un acto de cinismo extremo, Santiago Creel, presumiblemente uno de los “cinco que mandan en el PAN con soberbia Infinita” y asesor principal de Anaya, escribió en sus redes lo siguiente: “Insistí entonces, como lo hago ahora, las elecciones deben decidirse en las urnas y no en la barandilla del ministerio público”. Es decir que siendo Secretario de Gobernación con Fox, rechazaba la campaña del desafuero contra López Obrador.

Desmemoriado el señor, Zavala recordó aquello del “Sé hombrecito, asume con verdad y valor tus actos”, que Santiago Creel espetó sobre el entonces Jefe de Gobierno. Ahora olvidó que Fox usó con fines partidistas las instituciones del gobierno donde él, Santiago Creel, era altísimo funcionario y para muchos el coordinador de aquella nefasta campaña.

Que ellos tomasen al gobierno como instrumento contra opositores estaba muy bien, era deber patrio, que lo haga Peña Nieto es una infamia y la peor de las perversiones. Por eso la gente no cree en los políticos.

En el PRI no saben qué hacer con César Duarte, ni de qué manera lidiar con su deplorable imagen de corrupto por los cuatro costados, para evitar que los siga perjudicando en las campañas. Ya los hizo perder la gubernatura, ahora intentan librarse de él para tener alguna posibilidad de éxito en las próximas elecciones.

Tan sencillo, júntense los candidatos más importantes con el presidente del PRI y proclamen una enérgica condena pública a la corrupción infame de su gobierno, exijan la expulsión del partido y pidan a la PGR que lo ponga cuanto antes a buen recaudo en cualquiera de las prisiones mexicanas.

¿Es tan difícil hacer eso? Pues desde luego que para ellos sí, al menos para muchos. Ahí está Adriana Terrazas de candidata a presidenta municipal en Juárez, una de las más aplaudidoras del duartismo, Chuy Velázquez de candidato a diputado en Guachochi y una veintena de candidatos a presidentes municipales agazapados por sus pecadillos con el “as de oros”.

También para eso hay solución, si no pueden todos, pues háganlo al menos los que se sientan libres de culpas o es que todos en el PRI son corruptos ¿No hay acaso alguien que dignamente salga y exija que no lo pongan en ese montón?

Meade ya reconoció, al menos, que la corrupción es el principal tema de campaña y se atrevió a condenarla expresamente. Lo hizo en abstracto, no le puso nombre y apellido como muchos en ese partido quisieran, pero durante las celebraciones -¿Qué celebran, a propósito?- del 89 aniversario hizo referencias expresas.

Da la impresión que los estrategas de la campaña priista no se percatan de que la gente, ante un desacreditado Anaya y un caudillo como López Obrador, quiere opciones diferentes y no aceptan a Meade, a pesar de su expediente limpio y experiencia probada, porque lo lastra la historia de corrupción del PRI. Lo que antes era un plus para cualquier candidato, ahora es la carga más pesada. Aligérensela cargando contra los corruptos donde quiera que estén, Anaya les marca la pauta.

El candidato del PRI más visible de Chihuahua es Reyes Baeza, un político que ha trascendido sin escándalos, que durante el sexenio del saqueo enfrentó a César Duarte, que en su gobierno no hubo señalamientos de corrupción o malos manejos.

Teniendo esas condiciones, ¿se atreverá a presentar un discurso de condena enérgica, a decir lo que la gente quisiese escuchar en estos momentos de oscuridad política?

Será interesante la actitud que asuma el exgobernador, ahora en oficio de candidato al senado, todo dependerá del rumbo que tomen las campañas, pero mientras más pronto pinte su raya más oportunidad tendrá de conseguir votos ciudadanos, mismos que ahora están negados a los candidatos del PRI.

[email protected]

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo