• Jueves 15 Noviembre 2018
  • 21:34:23
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 3°C - 37°F
  1. Jueves 15 Noviembre 2018
  2. 21:34:23
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 3°C - 37°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

60 aniversario de la secundaria Insurgentes de El Molino, Namiquipa

Isaías Orozco Gómez | Martes 23 Octubre 2018 | 00:24 hrs
La primera y esta segunda parte de la presente colaboración, es consecuencia de la atenta invitación que me hicieran –por teléfono–, mí siempre bien recordada y estimada exalumna de la Escuela Secundaria en referencia, MARTHA ELENA MONTAÑO; y la maestra GRISELDA ADRIANA SAUCEDO ACOSTA, actual directora de  ese plantel de segunda enseñanza, a la celebración de su 60 Aniversario, que se efectuará el próximo sábado 27 del mes en curso, que comprenderá las siguientes actividades: a las 10.00 horas Programa Literario-Musical con la participación de ex alumnos, docentes y alumnos, en el propio edificio escolar. De las 19:00-21:00 horas CENA. De las 21:00-02:00 horas BAILE DE GALA, amenizado por el Conjunto Sentimiento Latino.

Obviamente, la invitación la hacen extensiva a todos los exalumnos de la mencionada Escuela Secundaria, a sus Excatedráticos, a los habitantes del municipio de Namiquipa y de aquellos municipios de la región Noroeste, cuyos hijos pasaron por los muros y las aulas de tan entrañable centro educativo.

Deseando tenga efecto positivo la anterior ATENTA INVITACIÓN, continuamos con las remembranzas de la fundación de la Secundaria INSURGENTES de El Molino, Namiquipa.

Se impone establecer el contexto político, socioeconómico, educativo-cultural y hasta religioso, tanto en el ámbito estatal como nacional, en que se inician los trabajos de la Escuela Secundaria Insurgentes, imperaba la lucha reivindicadora de los obreros ferrocarrileros, empleados de telégrafos y de correos, de los bancos, médicos, maestros, campesinos, estudiantes del IPN, de la UNAM, de las Escuelas Normales… Y sobresalientemente, en materia educativa: la edición, distribución y divulgación de los LIBROS DE TEXTO GRATUITOS para el nivel básico del Sistema Educativo Nacional (SEN), instruida por el presidente de la República, Lic. Adolfo López Mateos y aprobada por el Congreso de la Unión; textos indispensables para la niñez y adolescencia mexicana, a los cuales se opusieron retadoramente, algunos sectores retardatarios del país liderados por destacados militantes del sinarquismo y del panismo, del Opus Dei,   Caballeros de Colón, de la juventud católica y del Movimiento Familiar Cristiano; por supuesto,  asesorados y alentados por la mayor parte del clero católico. En Namiquipa, en Ciudad Juárez, en Chihuahua y en poblaciones del estado y del territorio nacional, esos grupos quemaron  miles de textos gratuitos, por considerarlos ateos y comunistas.

El doctor FLORENCIO AGUILERA GÓMEZ, aceptó ser el  primer director de la tantas veces mencionada escuela secundaria,  asumiendo las funciones de subdirector, Amador Caballero Legarreta, desde luego  ambas autoridades impartiendo alguna materia afín a su preparación profesional. Quedando integrado el primer personal docente por José Ángel Aguirre Romero, Manuel Martínez Martínez y Epifania Salazar Díaz; más los siguientes profesionistas propuestos por el médico Florencio Aguilera: médico Nieves Castañeda, farmacéutico Antonio Figueroa y a un bachiller, siendo bien aceptados por los maestros promotores de la fundación…

Obviamente, el bien constituido equipo de docentes fundadores de la Secundaria, no podían con toda la responsabilidad y “carga” que significaba iniciativa de tal envergadura, por lo que recurrieron al apoyo de las autoridades educativas, del Presidente Municipal, DON GUADALUPE SOTELO; y, lógicamente, de los padres de familia. En ese tenor, para dar mayor formalidad a su desempeño pedagógico-docente, se nombró el patronato de la escuela secundaria con personas de El Molino, de El Terrero y de la cabecera municipal. Y se realizó una asamblea con padres de familia de la escuela primaria, donde se tomó el acuerdo de facilitar las aulas y anexos que fueran necesarios para las labores de la nueva escuela secundaria.

Al terminar la asamblea, se inició la preinscripción de  los alumnos para el primer grado de secundaria y se elaboró una lista de los alumnos egresados de las escuela primarias de El Molino y demás lugares, que habían quedado rezagados uno, dos o más años y tenían el deseo de seguir estudiando, con el fin de entrevistarlos e invitarlos a inscribirse en la secundaria. Las entrevistas y algunos trabajos previos llevaron tiempo, hasta que se completó un grupo de sesenta alumnos, con los cuales SE INCIARON LAS CLASES EL 6 DE OCTUBRE DE 1958 a las 6 de la mañana.

Como una muestra más de la vocación magisterial, de la impronta del eros pedagógico, los respetables maestros en referencia, para cumplir con los dos horarios de las dos escuelas, debieron acoplar los turnos, de tal manera que en la secundaria trabajaban de las seis a las ocho de la mañana, luego un receso para atender los grupos de la primaria de las nueve de la mañana a las cinco de la tarde; para reanudar labores en la secundaria a las cinco de la tarde y terminar a las nueve de la noche. Desde luego, los cuatro maestros de planta, no cobraban sueldo en la secundaria.

Pronto, esos esforzados mentores, fueron recompensados con el incremento de la inscripción ya que tenían alumnos de El Molino, Santa Ana, Colonia El Pacífico, El Terrero, Casa Coloradas, Ruíz Cortínez, Namiquipa, Las Cruces; y en años posteriores se tuvieron alumnos de Ignacio Zaragoza, Gómez Farías, Bachíniva y hasta de Moris.

Fueron diversas las tareas que había que realizar para facilitar el traslado del estudiantado y lograr su identificación y socialización, como miembros de la comunidad escolar y de la comunidad poblacional, entre otras: el patronato apoyado financieramente por el señor CASIMIRO VARELA, compró un camión para el traslado de los estudiantes; organización de los festejos del Veinte de Noviembre para que las utilidades del baile, fueran para solventar los gastos de la secundaria… Cabe destacar que el edificio escolar fue construido por los padres de familia, maestros y alumnos, ya que el gobierno solamente aportó las estructuras metálicas y dirigió por conducto de un técnico del CAPFCE, la instalación de las mismas. El costo del edificio ascendió a 400 mil pesos, de los cuales Don Casimiro Varela, aportó 200 mil pesos.

La tantas veces mencionada escuela secundaria, adquirió la categoría oficial de “Escuela Secundaria Estatal  por Cooperación”, por lo que, para el año de 1963 el personal docente se vio reforzado con la inclusión del profesor Isaías Orozco Gómez, como subdirector; y por los profesores estatales Renato Rosas Domínguez, Juan de Dios García y Daniel Delgadillo  como catedráticos.

Esos maestros, y tantos y tantos más que ayer y hoy, siguen entregados a la niñez y adolescencia chihuahuense y mexicana, indudablemente entran en el concepto acuñado por Robert Greene: LO QUE HACE AL MAESTRO ES LA DECISIÓN DE DÓNDE DIRIGIR SU ENERGÍA CREATIVA.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo