Delicias

A 1.30 metros de derramar presa Las Vírgenes

Está recibiendo aportaciones de 90 m³ por segundo

Érika González Lozano/El Diario
miércoles, 09 octubre 2019 | 14:11

En la incertidumbre y ganando al cincuenta por ciento, además de solo trabajar dos días en la semana laboral, se encuentran empleados de la empresa maquiladora Aptiv de Meoqui. Se firma un contrato previo para poder tener derecho al pago a la mitad los días que no acuden que son jueves, viernes y lunes.

Quienes entran a trabajar no lo hacen en la producción normal de la fábrica, sino en labores distintas de manera eventual, compartió una obrera ayer, quien mencionó que no trabajaron los pasado días jueves, viernes y el lunes, solo martes y miércoles, posiblemente se repita lo mismo esta semana.

No les han dado información sobre si se recuperará la situación, debido a la huelga que se suscita en los Estados Unidos y que derivó una sobre producción, que debió detenerse  propiciando este déficit en las horas laborales.

En esta empresa laboran miles de trabajadores que vienen desde poblados muy lejanos, como Naica, Conchos, Delicias, y alrededores de la cordillera como colonia Hidalgo, Orranteño, La Regina y muchas otras, desde luego una buena parte laboral de gente de Meoqui y sus comunidades.

Otra trabajadora que ayer salió a las dos y media por estar en periodo de lactancia, un niño pequeño en brazos y otra pequeña de 6 años que estudia en Meoqui, comentó que en efecto así se está laborando actualmente. La joven madre vive en Delicias y su marido también es empleado de la misma maquiladora.

Quien falta y no firma el convenio, pues le va mal porque le descuentan los días completos, por lo que hay que firmar para tener derecho al pago del 50 por ciento, en esos días que les están dando libre y los que acuden a realizar otras tareas.

Las rutas de camiones siguen acudiendo a las diferentes comunidades para trasladar a los empleados, quienes pagan una parte de este transporte, así que, ello repercute de manera agregada a sus ya bajos ingresos normales.

Varios trabajadores dijeron no saber qué pasará, pero desearon que la situación se normalice pues no es soportable estar mucho tiempo así, ya que las necesidades económicas apremian dentro de sus familias, mientras que de sus dirigentes sindicales, señalaron no conocer qué estén haciendo al respecto ni hay información proporcionada por ellos.

Cabe mencionar que hay muchos trabajadores que ya formaban parte de la otrora empresa   conocida como Alambrados y Circuitos Eléctricos, y que cuando cambió de razón social, les liquidaron para luego firmar un contrato nuevo con esta Aptiv, que igualmente maquila arneses de los sistemas electrónicos de los automóviles, siendo proveedora de la importante compañía General Motors.