Delicias

Bloquean carretera a Julimes y toman primaria

Un conato de enfrentamiento se suscitó la mañana de ayer en la comunidad de La Regina del municipio de Julimes, entre ejidatarios y madres de familia de la escuela Eugenio

Mayra Hermosillo González/El Diario
jueves, 13 junio 2019 | 21:58



Un conato de enfrentamiento se suscitó la mañana de ayer en la comunidad de La Regina del municipio de Julimes, entre ejidatarios y madres de familia de la escuela Eugenio Prado, por el cierre de la carretera y la institución, como forma de presionar a los tres niveles de gobierno para que brinden apoyo y así evitar que desaparezca el plantel por irregularidades en un predio.

Un grupo de 20 señoras, por segunda ocasión en menos de tres meses, decidieron manifestarse nuevamente para exigir una respuesta que brinde seguridad a la educación de sus hijos, pues explicaron que la parcela de una nogalera ha funcionado por varios años como medio para sostener a tal institución, pues siempre ha albergado a los hijos de los mismos ejidatarios.

Dado a que antes cualquier trato se formalizaba “de palabra” no existe documentación que lo avale como tal, pero los hijos de aquellos ejidatarios que decidieron llevar a cabo esta acción, ahora han decidido venderla dejando desprotegidos a los estudiantes.

“Tenemos el título de la Reforma Agraria que acredita que es de nosotros, pero ellos no lo entienden, así que pedimos que se nos devuelva la parcela o se nos dé el porcentaje que merecemos. Estamos pidiendo ayuda para que nos acrediten”, mencionó una de las quejosas.

Para poder presionar más a las autoridades, utilizaron dos vehículos, una van y un Pontiac para que evitar la circulación por la carretera que conduce al municipio de Julimes, situación que originó la molestia de los conductores y por supuesto de las autoridades policiacas.

Momentos después, los ejidatarios asistieron a este punto de reunión en donde por medio de dimes y diretes armaron un zafarrancho, “queremos respuestas”, “exigimos una solución”, “devuelvan la parcela”, se escuchaba entre los gritos.

Finalmente las quejosas optaron por reabrir la circulación, más no las puertas de la primaria que a pesar de que docentes y alumnos llegaron dispuestos a tomar clases, fueron regresados por las manifestantes, amenazando además que hasta obtener una solución a sus intereses, se reanudarán las clases, dando como lapso hasta el lunes próximo.