Delicias

Colocan veladoras y cruz blanca donde murió el pequeño Óscar

Protección Civil ha retirado a personas que se sientan en las vías. La gente desoye recomendaciones.

Alejandro García Ferrel/ El Diario
jueves, 11 julio 2019 | 19:42



Meoqui.-Una cruz blanca dibujada en el piso y dos veladoras prendidas “envueltas” con rocas impregnadas con sangre, son los vestigios mudos que marcan el dolor y el desconsuelo por la tragedia del pequeño Óscar, quien muriera al instante la tarde del miércoles, embestido por el tren al escuchar música. Protección Civil lamentó y exhortó a los padres a no permitir que se sienten en las vías del ferrocarril.    


Un ambiente de desconsuelo y pesar se percibe por las calles, donde acostumbraba jugar el pequeño Óscar Gilberto Arenivar Beltrán de 9 años de edad y ahora los vecinos extrañan su presencia.


Como huella de dolor y respeto, seres queridos  y amistades de la familia Arenivar Beltrán, colocaron dos veladoras prendidas cubiertas por piedras y dibujaron una cruz justo en el lugar donde quedó tendido su cuerpo tras el impacto.


Varios vecinos aseguraron que a diario hay varios niños que como Óscar, toman las vías para jugar y otros para sentarse y usar su celular, pues toman señal Wifi de una vivienda de color amarillo que está cerca de donde ocurrió la tragedia.


En el caso del pequeño fallecido, los vecinos dijeron que otros familiares vieron cuando estaba sentado y nada se pudo hacer porque no escuchaba los gritos. 


El operador del tren manifestó que el niño no escuchaba la alarma sonora, que se activó desde 70 metros y al final no pudo evitar embestirlo.


Eduardo Guillén Bañuelos, comandante operativo de Bomberos y Protección Civil, lamentó la muerte de un menor de edad y aseguró que al hacer recorridos por las vías observan a muchas personas sentadas y se les pide que se retiren para evitar una tragedia como la que pasó el pasado miércoles por la tarde. 


“Es muy lamentable, desgraciadamente sigue pasando por descuidos por parte de la gente, porque no toma las medidas que se les dan por parte de la corporación y estos son los sucesos que ocurren y se pueden evitar”.  


Envió un llamado a los padres de familia para que tengan más comunicación con sus hijos, ya que son varios los accidentes que se presentan cuando los menores van con sus celulares y los audífonos en las vías y en la vía pública. 

Explicó que el tren no puede detenerse, los conductores como los peatones tienen que fijarse, pero algunos no lo hacen, llevan el volumen alto y esto puede causar que sean afectados por la pesada unidad.


El reporte del arrollamiento se hizo momentos antes de las 7 de la tarde en la avenida Ferrocarril y calle Álamo, en uno de los principales cuadros del   municipio.


Policías municipales, agentes de Vialidad y paramédicos de Cruz Roja, acudieron para darle atención pero el menor ya había muerto.


La autoridad dijo que el infortunado llevaba por nombre Óscar Gilberto Arenivar Beltrán de 9 años de edad, vecino de la calle Los Jáquez del fraccionamiento Tres Siglos.


Se confirmó que el niño traía los audífonos puestos porque estaba escuchando música, no oyó la locomotora y fue arrollado por la misma.


Al embestir su cuerpo, salió proyectado unos metros hasta el pavimento y su cuerpo quedó tendido en el asfalto. Rápidamente los familiares llegaron y no pudieron hacer nada para ayudarlo.


Autoridades de la Policía Estatal Investigadora, Ministerio Público y Servicios Periciales, llegaron para tomar nota del deceso.