Delicias

Conoce quien es Norberto, un joven altruista y responsable

***Voluntario en sismo del 2017 ***Participó en comercial del Issste para ayudar a pagar sus colegiaturas ***De niño pedía a su mamá ir a donar al banco para el teletón

Érika González Lozano/El Diario
martes, 11 junio 2019 | 22:49



***Voluntario en sismo del 2017

***Participó en comercial del Issste para ayudar a pagar sus colegiaturas

***De niño pedía a su mamá ir a donar al banco para el teletón

El cielo es el límite, escribía Norberto hace tres años en sus redes sociales, mientras que Norelia Hernández, su mamá, respondió: así que, sin límites, ve y haz que suceda; mensajes donde madre e hijo reflejan el sueño de un futuro, una carrera terminada y muchas metas más por cumplir. 

Sus Padres Norberto Ronquillo y Norelia Hernández, tuvieron dos hijos a quienes apoyaron y educaron en la fe católica, durante un tiempo vivieron en Meoqui, ciudad donde radica gran parte de la familia materna, los cambios llegaron y sus vidas tomaron diferentes rumbos, escuelas fuera del estado y negocios pequeños.

 “Somos una familia trabajadora de comerciantes, mis abuelos iniciaron con una tienda de abarrotes y de ahí los demás pusimos diferentes comercios pequeños, no tenemos dinero”, declaró Norelia en entrevista. 

De niño, Norberto inició sus estudios de jardín de niños en el Colegio México, aunque los primeros años cursó la primaria en los Estados Unidos, posteriormente se regresó a terminar quinto y sexto año en la escuela primaria María G. de Ortiz en Meoqui. Luego presentó examen de admisión en la Secundaria Leyes de Reforma, logrando concluirla con éxito y excelentes calificaciones.

Ingresó después al Centro de Estudios de Bachillerato en Delicias, conocido como Pedagógico, aunque se cambió al Colegio de Bachilleres en Chihuahua, en donde vive otra parte de la familia materna, entre ellos sus abuelos.

El haber estudiado cuatro años de primaria en Estados Unidos le ayudó a dominar perfectamente el ingles, eso y que sus raíces son de familia de comerciantes trabajadores, llevó a “Junior” como le decían de cariño en su familia, a elegir la carrera de Mercadotecnia Internacional; con la ventaja del idioma, el conseguir estudiar esa carrera era una meta importante.

“Cuando nos dijo la carrera que quería, nos dimos cuenta que no la podíamos pagar en Chihuahua, por lo que él mismo se puso a investigar y consiguió una beca en la Universidad del Pedregal en la Ciudad de México”, explicó su Mamá, con una entereza que todo el país vio en cada una de sus declaraciones.

“Una hermana mía lo hospedó y alimentó durante estos años mientras nosotros le enviábamos para sus gastos, así mi Norberto estaba cumpliendo su sueño”, agregó. Así, a punto de graduarse, el 4 de junio fue privado de la libertad e iniciaron los protocolos de seguridad.

La hoja de búsqueda de la Procuraduría General de la República hablaba de la descripción física de Norberto, lo que no decía es la gran persona que era, que era un chico alegre, con una sonrisa siempre en el rostro, dispuesto a ayudar a quien lo necesitara, como expresó una de sus amigas, Nainari López.

De corazón Noble 

“Mamá ya vámonos al banco a donar para los niños del teletón”, le decía Norberto a la edad de once años a Norelia su madre, según cuentan entre los trabajadores del restaurante de la familia Hernández en Meoqui, quienes recuerdan a un pequeño de corazón muy noble. 

Otra labor altruista fue registrada en redes sociales, cuando Norberto publicó mientras servía como voluntario en medio del Sismo de 7.1 grados en la escala de Richter del 19 de septiembre de 2017, el siguiente mensaje: 

“Amigos de Chihuahua aún falta para llenar el camión de víveres para los afectados del sismo, por favor lo que puedan llevar, sea mucho o poquito, yo sé que se puede, la gente de Morelos y Puebla nos necesita, muchas gracias”

A la edad de 20 años en el 2017, Norberto, accedió a participar en un comercial del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) sobre el tema de la empatía, trascendió que además de la experiencia por vivir, lo aceptó para pagar una de sus colegiaturas.

En el material audiovisual, Norberto interpreta a un joven que acaba de ser operado de las rodillas y que no podría caminar por dos meses. Lucía una enorme sonrisa ante las cámaras y el mensaje del clip es tratar de sensibilizar a derechohabientes y trabajadores, sobre las emociones de cada una de las personas que asisten a las unidades médicas. 

Su mamá ha perdonado a quienes le quitaron la vida a su hijo.

Hoy su mamá solamente le pide a Dios que desde donde se encuentre, su hijo le ayude a no guardar rencor en su corazón, pues declaró en entrevista para El Diario de Delicias que ha perdonado a quienes secuestraron a su hijo, pero espera justicia, para que los responsables no le quiten la vida a otra persona