Delicias

HILO DIARIO

LA PROYECCIÓN DE MORENA CERO TOLERANCIA EN MEOQUI ESCUELA DE ENFERMERÍA

El Diario
jueves, 18 abril 2019 | 22:55



En Morena Delicias parece que todavía falta para que se encuentre un rumbo definido hacia el 2021, y es que de acuerdo a los que saben, algunos a nivel local se han dedicado a hacer grilla de todo tipo, bajo el argumento de estar trabajando para el partido, sin embargo, hay otros liderazgos que están haciendo la tarea.

En este aspecto mencionan a la buena amiga Leticia Loredo, delegada regional de los programas federales, y a Lupita Chávez, de la que se asegura que ha  trabajado de cerca con el virrey Juan Carlos Loera, desde los tiempos de conformación de transición en materia agropecuaria hasta ser interlocutora con productores locales.

De esta última, voces cercanas a Morena, señalan que dado los buenos números obtenidos como candidata en el Quinto Distrito –obtuvo  60 mil votos para la izquierda– ganando incluso la cabecera Delicias, con una diferencia de casi 3 mil votos sobre su rival del PAN, puede ser tomada en cuenta en el proceso 2021, tiempo al tiempo.

Otro que se menciona, es Tato De la Garza, quien fuera candidato por lista nacional de Morena al Senado de la República, y del que se comenta que eso le permitió tejer conexiones en la capital del país, que es en donde permanece la mayor parte del tiempo, manteniendo bajo perfil, aunque trabajando de cerca tanto en cuestiones de partido como con legisladores de ambas cámaras.

Y ya que andamos en temas de Morena, el que aseguran que va a dar una sorpresa es Luis Villalobos Máynez, quien teje fino en la región y con funcionarios de alto nivel del Gobierno Federal.

Así que el panorama está abierto en este partido.


HAY QUE RECONOCER lo que se está haciendo bien, y los anuncios que van en beneficio de la comunidad, aunque no sean populares.

Al iniciar su segundo mandato en Nueva York en el año de 1997, Rudy Giuliano, logró una reducción del 65 por ciento en la delincuencia y un 70 por ciento en los asesinatos, en un tiempo en que la urbe era famosa en el mundo entero por sus peligrosas calles, sin embargo, dado los resultados obtenidos, fue declarada por el FBI como la ciudad más segura de los Estados Unidos.

La política de seguridad y prevención aplicada por el alcalde de origen italiano fue conocida como la de Cero Tolerancia, controversial en su aplicación, nada popular en muchos de los casos, pero con grandes resultados en favor de la gente.

Viene a colación este comentario debido a que este programa está a punto de aplicarse pero a nivel local, precisamente en la hermana República de Meoqui.

Y es que el alcalde Ismael Pérez Pavía, anuncio a través de un comunicado de prensa, que se aplicará el Cero Tolerancia a los conductores que manejen en estado de ebriedad.

Lo más interesante es la frase en la que señala que no le interesa que su popularidad o simpatías bajen, al asegurar que fue electo para gobernar y procurar bienestar para los habitantes de aquella comunidad.

Bien por el edil, que se fajen tanto él como sus funcionarios, porque de entrada habrá comentarios, no precisamente positivos, porque a nadie le gusta que se le infraccione aunque tenga razón el agente de Vialidad.

Sin embargo, cuando se tengan los resultados positivos con la disminución de accidentes, la gente deberá entender que es por su bien.

Pero mire, aquí en México queremos que la Ley sea elástica, pero cuando cruzamos la línea divisoria con los Estados Unidos, no tiramos basura, no vamos a exceso de velocidad, nos colocamos el cinturón, y si manejamos, no tomamos una sola copa, ¿la razón?, que allá sí nos aplican la Ley, ¿y aquí?, muchas veces no.

Así que bienvenido el Cero Tolerancia, el cual debe permanecer no solo en estas fechas, sino por siempre, además, es lo que marca el reglamento, o ¿qué no?.

VAYA RADICALIZACIÓN DE POSTURAS EN la Escuela de Enfermería Delicias, Asociación Civil, luego de lo sucedido el jueves pasado en el exterior del plantel, en que las pasiones estuvieron a punto de desbordarse entre integrantes de los grupos en pugna.

Por un lado, se encuentra Rosalba Baeza, presidenta de la mesa directiva en funciones (la cual tiene el soporte jurídico para seguir fungiendo como tal), y del otro, la directora del plantel Velia Gardea Montes, quien asegura contar con el respaldo de los alumnos y de los padres de familia.

Argumentos entre ambos grupos sobran, que si los documentos jurídicos, que si el apoyo, que la razón es mía, sin embargo, lo único cierto es que ninguno de los dos ha hecho un llamado a la cordura, para solucionar de la mejor manera el conflicto, aplicando la máxima de vale más un mal arreglo que un buen pleito.

El prestigio de la escuela es de muchos años; de ahí han egresado una gran cantidad de jóvenes que han desarrollado sus carreras de enfermería en diversos nosocomios, públicos y privados, sin embargo, por este tipo de cuestiones, se puede venir abajo, y lo más riesgoso, perder la incorporación a la Universidad.

Ojalá que estos días de asueto y de Semana Santa permitan que se dé esa mesa de negociación y los alumnos puedan continuar con sus clases de manera regular.

Lo que más llama la atención es que cuando se googlea el nombre de la escuela, lo que sale a relucir son un sinfín de notas de conflictos anteriores, precisamente como el que está sucediendo actualmente, algo o alguien, está pudriendo el prestigio del plantel, ¿no lo cree?.