Delicias

Hilo Diario

Delicias a nivel nacional, pero por el nepotismo en la Secretaría del Bienestar. Vuelven los suicidios

El Diario

martes, 28 mayo 2019 | 22:36

Vuelven los suicidios

VAYA MANERA DE APARECER EL NOMBRE DE nuestra ciudad a nivel nacional y ante las cámaras de los diferentes medios de comunicación, luego de la pregunta que el periodista Felipe Fierro le hiciera a Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, durante la rueda de prensa, conocida como La Mañanera.

El cuestionamiento fue directo, conocer su percepción en torno a los listados que se hicieron públicos en el estado de Chihuahua, donde aparecen familiares cercanos a los delegados de la Secretaría del Bienestar, en la zona Parral,  y del mismo “Virrey” Juan Carlos Loera, así como el de Leticia Loredo, delegada regional de esta dependencia, por tener a su hijo en la nómina.

Y la respuesta del líder de la 4T fue contundente, al ordenar que esos casos de nepotismo se cancelen.

Al posicionamiento de AMLO, le siguió en Chihuahua, la declaración del líder estatal de Morena, Martín Chaparro, quien fue más rudo, al decirle al compañero reportero, Jesús Meléndez:

“Lo más procedente sería que los compañeros que consideren que están incurriendo, en una falta de las señaladas por el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, actúen por su propia cuenta y renuncien como lo hizo la secretaria de la Semarnat, por hacer uso del influyentismo”.

¿Así o más claro?, obviamente que para nadie es un secreto que las relaciones entre el virrey o superdelegado no son las mejores con Chaparro, pero éste último tiene razón en su observación, ya que realmente debe existir congruencia entre el decir y el hacer, y máxime cuando se trata de un Gobierno al que la ciudadanía dio un voto de confianza, para que se terminara lo que se venía haciendo de una manera común y descarada.

Que muchos de los casos no caen dentro de una violación jurídica o dentro de la definición estricta de nepotismo, sí se trata de influyentismo, aquí y en China. Legalmente no se ve problema, pero cuando te elijen para hacer las cosas diferentes, ahí sí se pone la cosa color de hormiga.

Ahí entra el caso de Leticia Loredo, delegada de los programas sociales en la región centro sur del estado, y quien  ha defendido a capa y espada el que su hijo esté laborando en la dependencia, al alegar y sostener que él estuvo trabajando sin sueldo, y que se lo merece, lo cual, mis amigas y amigos, es como querer defender lo indefendible, o como dicen en el rancho “no me ayudes compadre”.

El detalle es el influyentismo, la existencia de cuñados, hermanos, hermanas, tíos, en la nómina de la Secretaría del Bienestar, lo cual es factible, peeeeeero, ¿entonces cuál sería la diferencia entre tricolores y Morena?, es pregunta.

A mi estimada Leticia Loredo le queda la opción de analizar la situación, y renunciar al puesto o dar de baja a su hijo, porque a quien va a afectar es al partido y a su mismo futuro político, que nadie duda, está vigente y que querrá buscar alguna candidatura en el 2021, tiempo al tiempo, o usted ¿qué opina?

Pero mire, por lo pronto, Delicias apareció en la prensa nacional, y mire lo que son las cosas, en la Mañanera del presidente de la República… pfff¡¡¡¡.

DE LAS NOTAS QUE JAMAS QUISIERAMOS MENCIONAR, pero se tiene que hacer para darnos cuenta que hay una problemática social que todos debemos atender, y es el del suicidio, al presentarse ayer la décima persona que atenta contra su vida.

¿Qué puede llevar a un ser humano a atentar contra lo más preciado que es su vida misma?, ¿qué grado de depresión puede tenerse para tomar una decisión, que dejará marcada y lastimada a una familia?.

Hay que estar pendientes de nuestros seres queridos, y sobre todo mantener comunicación, y ante cualquier duda hay que buscar ayuda profesional inmediatamente.