Delicias

Hilo Diario

La bienvenida para Norberto. Hoy vuelve a casa.

El Diario
martes, 11 junio 2019 | 22:52



Hoy se espera que una gran cantidad de personas se den cita en la vecina población de Meoqui para darle la bienvenida a Norberto. Será diferente a la despedida que se le dio hace unos años, cuando partió a la Ciudad de México a perseguir sus sueños: ser licenciado en Mercadotecnia Inter nacional.

Su madre, su familia, sus amigos, podrán sentirse orgullosos de que sí cumplió su mayor anhelo, terminó con buenas calificaciones su carrera, pero no podrán abrazarlo, besarlo, ni platicar con él, ya no…

Sin embargo, será su recuerdo, su ejemplo, lo que va a permanecer para siempre en la memoria colectiva de los habitantes no solo de esta región, sino del país en general, ya que la lucha será para que no existan más “Norbertos” en México.

En entrevista con este medio quedó de manifiesto que Norelia es una mujer con una gran fe, una gran entereza, y fortaleza, para asimilar lo sucedido y señalar que no guarda rencor, y que perdona a quienes raptaron a su hijo.

“Yo no sé por qué lo hicieron pero tampoco soy nadie para juzgarlos”, “aquí no hay odio, aquí no hay rencor, que Dios los bendiga”. “Que esto sirva para que las autoridades entiendan que ya estamos cansados, estamos hartos, no queremos más Norbertos”.

Y con esa fortaleza, dijo también “yo venía por un certificado de graduación, y me llevo un certificado de defunción”.

Al igual de lo dicho por Norelia esperamos que estos hechos hagan recapacitar a la autoridad para que el sistema de justicia sea más expedito, más justo y sobre todo efectivo. No es justo que con esa facilidad, grupos de malvivientes corten los sueños y las ilusiones a un joven estudiante, como fue el caso de Norberto.

La cita para recibirlo hoy miércoles se calcula entre las 9:15 y 9:30 horas en la entrada norte de  ciudad Meoqui, pidiendo a los asistentes que participen en una valla humana con paños blancos en símbolo de Justicia y de Paz, que terminará en la entrada al templo de San Pablo Apóstol.

Ahí mismo se contempla la celebración de una misa y posteriormente, una marcha hacia las instalaciones de Seguridad Pública.

Bienvenido a casa Norberto.