Delicias

Investiga Ecología muerte recurrente de aves

Vecinos reportan hasta 10 chanates pecho amarillo muertos diariamente

Érika González Lozano/El Diario

miércoles, 27 noviembre 2019 | 09:38

Investiga Ecología Municipal muertes recurrentes de pájaros reportados por vecinos de la avenida Plutarco Elías Calles, habrá sanciones de hasta cuatro millones de pesos o arresto administrativo, de comprobarse el posible envenenamiento y salvajismo animal, declaró Juan Carlos Torrecillas López, titular de la oficina.

A través de denuncias ciudadanas se dio a conocer que especies de pájaros, principalmente chanates de pecho amarillo son envenenados por establos para evitar que se coman el alimento del ganado, para tal actividad contratan a una persona que se dedica a la fumigación, quien se encarga de recoger en costales a las aves muertas para tirarlas.

Entre los reportes y fotografías que se han estado enviando a esta redacción, se informó que es en los alrededores de la avenida Plutarco Elías Calles, donde vecinos se topan a diario con varios especímenes muertos.

Específicamente temen que el establo que se encuentra cerca del fraccionamiento el Refugio se esté encargando de envenenarlos, porque se comen el alimento de los animales y que además contratan a una persona para tal trabajo.

Departamento de Desarrollo Urbano y Ecología a través de la oficina de Ecología Municipal ya se encuentra investigando

Desde hace seis meses se recibió el reporte de envenenamiento de pájaros en la avenida Plutarco Elías Calles, a espaldas del fraccionamiento El Refugio, “nos acercamos a revisar especímenes para verificarlos, llegando a la conclusión de que no habían sido envenenados”, dijo Torrecillas

López, titular de Ecología.

Explicó que regularmente cuando un pájaro come un cebo envenenado, presenta una rigidez en su torso y cuello estirado o volteado hacia atrás, debido a las contracturas que hace el animal al intentar expulsar el veneno, no presentaban esos signos y se dictaminó que no habían sido intoxicados.

Durante estos días se han recibido denuncias al respecto y en una segunda revisión de se logro encontrar a uno solo con signos de envenenamiento, pero debido a los reportes el 29 de noviembre se realizará una vista con los responsables del establo ubicado a espaldas del fraccionamiento arriba mencionado.

Lo anterior con la intención de establecer comunicación con los encargados, y saber si están realizando una actividad que esté provocando la muerte de las aves, agregó el entrevistado.

“Si están colocando cebo o algo que les cause la muerte se hablará con ellos para hacerles saber sobre otras formas de ahuyentar a los pájaros como las estatuas de búhos, bocinas con ruidos de pájaros, hay muchas formas, pero no llegar al punto de matarlos por que ya se estaría cayendo en algún delito”.

Recalcó que hasta el momento no se ha podido determinar si el establo es el responsable de la muerte de los animales y tampoco se ha recibido una denuncia formal de que una persona se dedique específicamente a cobrar por matar aves.

Existen sanciones por maltrato animal desde los 2 mil hasta los 50 mil pesos, aunque eso no va asegurar que no lo sigan haciendo, pero lo importante es minimizar los riesgos y que vean que no pueden seguirlo haciendo a diestra y siniestra.

“Si logramos comprobar que hay una persona que se dedica a cobrar por matar aves vamos a ir con todo el peso de la Ley, podría tener una de las sanciones máximas que son de hasta cuatro millones de pesos y arresto administrativo”.

Indicó cual sería el proceso al comprobar que esta persona está realizando estas acciones, “se abre una carpeta de investigación, le enviamos una notificación por escrito, si no la atiende le aplicamos una sanción administrativa desde los dos mil a los cuatro millones de pesos y en este caso que es un acto de salvajismo animal, la multa sería alta”.

Y si no obedece el pago de la multa, se le dan 42 horas para poderla atender, si no se da la instrucción de arresto a Seguridad Pública.

Por lo que el titular de la oficina de Ecología, hizo un llamado a que las personas que tengan datos concretos sobre quienes pudieran estar envenenando a las aves acudan a esta oficina, ubicada en el mismo edificio de regidores, frente a Bomberos en la calle Central, la denuncia será de forma anónima y se protegerán los datos.