Delicias

Mediar y conciliar, alternativa de solución de conflictos

Representan hasta $20 mil de ahorro en procesos legales

Luis Arturo Martínez Durán/El Diario
viernes, 26 julio 2019 | 13:30

Al menos 20 mil pesos de entrada se pueden ahorrar las personas que enfrenten un conflicto legal, recurriendo a los mecanismos alternativos de solución de controversias, como la mediación, la conciliación o la justicia restaurativa, pero por desconocimiento siguen usando las vías tradicionales, subrayó la representante del Instituto Republicano Internacional Denisse Díaz.

El Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad (Ficosec) gestionó para Delicias, este taller de introducción al sistema de justicia penal y justicia alternativa en México. 

Denisse Díaz, representante estatal del IRI, explicó que este órgano trabaja en el estado con el programa denominado “Seguridad con justicia” y a través de esta herramienta se bajan talleres de manera gratuita.

La idea es que las personas interesadas en conocer más sobre el nuevo sistema de justicia penal, pero sobre todo de los mecanismos alternativos de solución de controversias, se capaciten para conocer cómo funciona este sistema y en qué tipo de delitos se pueden hacer valer estos elementos, ya sea una mediación, una conciliación o una justicia alternativa. 

El IRI detectó que en México a pesar de la implementación del nuevo sistema de justicia, los usuarios desconocen que hay delitos que se pueden resolver a través de formas alternativas de solución de controversias y desconocen a dónde deben acudir, por lo que es importante llevar estos talleres a todos los rincones del estado, para que los usuarios se puedan beneficiar, y es que el procedimiento está ya desde el 2008 que se hizo la reforma, y todos estos años ha sido para ir implementándolo en los estados y Chihuahua es pionero en esto.

Los ciudadanos no conocen de esto, pero tampoco los servidores públicos o gente de la sociedad organizada, de ahí la necesidad de hacer alianzas como la que en este caso hace con Ficosec y con otros actores sociales, para bajar estos talleres y se beneficien con ello. 

El instituto tiene diferentes talleres, se tienen los básicos para cualquier ciudadano, que duran solo dos horas, y se va a centros comunitarios, comunidades vecinales, escuelas, etcétera; por otra parte estos talleres que son más avanzados y se imparten en alianzas con agrupaciones abogados, psicólogos, trabajadores sociales , servidores públicos, dirigentes de cámaras y otros ciudadanos interesados.

No todo se resuelve en Corte y a veces el desconocimiento hace que nos metamos en juicios que no son necesarios, porque se pueden hacer acuerdos reparatorios, cumplirlos y quedar saldados los asuntos. 

El principal efecto colateral negativo de desconocer esto e irse por la vía tradicional, en lugar de hacer una conciliación o una junta restaurativa, se van a una audiencia y de entrada le cuesta al ciudadano al menos 20 mil pesos, por lo que cuando el juez da la opción de ir a un mecanismo alternativo y se cuenta con alguien conocedor de este sistema, se ahorra esos 20 mil pesos de entrada, el desgaste psicológico y físico, además de tiempo.

Cabe señalar que estos talleres no forman a facilitadores, ya que estos reciben una capacitación mucho más extensa de hasta 60 horas y se convierten en mediadores, que hacen la labor de conciliar o dirigir juntas restaurativas. 

Los mecanismos alternativos entonces ya vienen en la reforma, pero no se utilizan por desconocimiento, por flojera o porque le cuesta y otros factores. Bajo este nuevo método, los daños se resarcen más apegados a como los involucrados en los conflictos lo requieren.

La asociada estatal Denisse Díaz de este instituto internacional refirió que tiene su sede en Washington y en este país en la capital mexicana, mientras que en Chihuahua tiene trabajando un año, enfocado a los ciudadanos y a servidores públicos, por lo que aproximadamente se han llegado a capacitar a unos 200 funcionarios y poco más de 500 ciudadanos con talleres que duran nueve horas, que   son gratuitos. Finalmente, la entrevistada explicó que el IRI se enfoca en tres ejes principales, democracia, anticorrupción y seguridad.