Delicias

Se vence el plazo, arrecian protestas

Incumplió Delegación Estatal en destituir a la administradora

Luis Arturo Martínez Durán/El Diario
martes, 03 diciembre 2019 | 05:00

Se estableció una minuta y un plazo protocolario de tres días para solicitar la remoción de la administradora de la clínica hospital del Issste, al reunirse ayer 120 trabajadores sindicalizados, teniendo este acuerdo apoyados de su sindicato nacional, pero hay temor de que la funcionaria “corte más cabezas” en represalia.

Después de este lapso y no haber respuesta favorable, procederán a hacer ante Notaría Pública la demanda, según se acordó en esta reunión, la cual cumplió con el quórum al asistir mucho más del cincuenta más uno de los sindicalizados. En el transcurso de esta manifestación, se dijo que Laura Corte se había presentado con cuatro elementos de la Policía Federal como escoltas, por la mañana.

Se plantan 120 de los 190 empleados que tiene la institución en Delicias

Se había dicho que ante el plazo que dieron del día 30 de noviembre para recibir la solución, no la dejarían entrar, por ello la administradora se apersonó de esta manera, con apoyo de elementos federales, sin embargo, después se marchó a la ciudad de Chihuahua, donde hasta ayer en la tarde se mantenía.

Los trabajadores sindicalizados del Issste se encontraban a eso de las tres de la tarde a la espera de una llamada de México, así como la llegada del jefe de Recursos Humanos de la Delegación, para conocer la resolución sobre la exigencia de remover a esta persona de la clínica hospital en esta ciudad de Delicias.

La postura de los trabajadores se mantuvo sólida y de haber negativa, impedirían hoy la entrada de Laura Corte, a quien semanas atrás acusaron de malos tratos y hostigamiento laboral, pero al final hubo el acuerdo de hacer la minuta y respetar el protocolo de tres días, para poder proceder con otro paso más allá de la petición como se ha estado haciendo, con la firma de 143 trabajadores del sindicato.

Mientras tanto al parecer las autoridades del Organismo no han cedido en el respaldo del nombramiento de ésta funcionaria en su actual cargo, pues lleva una encomienda específica en su labor, la cual no ha gustado al gremio, argumentando que llegó “cortando cabezas” sin justificación de tipo laboral, además de hostigar y dar malos tratos, cuestión de la que a la fecha la acusada no se ha defendido mediáticamente, ni lo ha hecho ninguno de sus superiores.

Se recibió la llamada de la Ciudad de México y según señalaron los dirigentes Alfonso Cordero en lo local y Mario Acosta en lo estatal, que habían obtenido el apoyo de su gremio a nivel federal. Insistieron en que no se tomarían las instalaciones ni se afectaría a la derechohabiencia, tampoco cerrarían la oficina de la administradora, aunque sí hubo esta propuesta. Pero entre la una y las tres de la tarde se dio una semiparalización de labores, por la presencia en la sala de consulta externa de todos estos trabajadores.