Trasladan a 53 migrantes a PGR en Delicias

Fueron víctimas de un posible pollero, que los abandonó a su suerte en el municipio de Meoqui.

Alejandro García Ferrel/ El Diario
martes, 12 marzo 2019 | 23:48


Un grupo de 53 migrantes procedentes del Centroamérica; entre ellos 23 niños y familias completas fueron víctimas de un posible pollero, que los abandonó a su suerte en el municipio de Meoqui, gracias a un llamado anónimo y trasladados a la Subdelegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en Delicias, para que recibieran ayuda por parte del Gobierno Municipal y la ciudadanía.

El secretario del Ayuntamiento Roberto Carreón, confirmó que las autoridades dieron con el contingente gracias a un llamado que se hizo de forma anónima, para denunciar su estadía en el municipio de Meoqui.  

Aclaró que las personas no están detenidas, están en calidad de víctimas de un posible “pollero” que los dejó a su suerte.

Al tener conocimiento de ello, se apersonaron en el Ministerio Público Federal, ubicado en el sector Poniente para llevarles comida, ropa, cobijas y bebidas calientes para sobrellevar las bajas temperaturas que prevalecen en este momento en la ciudad.

Además se brindó ayuda médica por parte del galeno del municipio y del médico legista de la agencia federal, para revisar que no trajeran golpes y constatar que estuvieran en óptimas condiciones.

Se pusieron a disposición dos camiones para llevarlos a las instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM) y así que reciban las atenciones necesarias y puedan determinar si quieren seguir su camino o no.   

En el grupo había familias completas, parejas, jóvenes y niños; 30 son adultos y el resto son 23 infantes, a los que se les dio prioridad con ropa, ya que la mayoría vestía indumentaria de verano.

Además del secretario municipal, en el lugar estaba el jefe de Gobernación, de Comunicación Social y elementos de Seguridad Pública de Delicias y Meoqui, así mismo representantes del DIF Delicias, porque la mayor parte del alimento y el abrigo fue proporcionado por personal de la Casa Hogar.

Al final, tras quedar terminada la revisión médica y la entrega de los paquetes de alimentos, los migrantes partieron a la capital del estado.