Deportes

Acusan que expresidente de Cruz Azul creó fideicomiso ilegal

Guillermo Álvarez habría transferido maquinaria, equipo y bienes, acusó abogado de Cooperativa

Reforma / Guillermo "Billy" Álvarez

Guadalupe Irízar / Reforma

lunes, 17 agosto 2020 | 15:42

Ciudad de México— El expresidente del Cruz Azul Guillermo Álvarez creó un fideicomiso ilegal al cual transfirió maquinaria, equipo y bienes de la Cooperativa, en el que incluso los socios pagaban rentas millonarias de sus propiedades.

"La empresa, la fiduciaria a la cual se le transfirieron los bienes se llama CBL Fiducia, y los conceptos por los cuales estuvieron cobrando dinero, que es renta que se le pagaba a la propia fiduciaria era un monto elevado mensual", expuso el abogado de la cooperativa, Guillermo Barradas.

"Para servicios legales para constituir este esquema ilegal se cobraron alrededor de 600 millones de pesos", añadió.

El exdirectivo de Cruz Azul enfrenta una orden de aprehensión dictada por un juez federal a finales de julio por presuntos delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

En conferencia de prensa a distancia y acompañado de los presidentes del Consejo de Administración de la empresa José Antonio Marín y del Consejo de Vigilancia, Víctor M. Velázquez, el abogado explicó que ya se logró recuperar el fideicomiso.

En una consulta por internet sobre la fiduciaria se encontró que desde el 30 de junio cambió de razón social y ahora solo se llama Afianzadora Fiducia y en su portal anuncia además una nueva sede a partir del 3 de agosto.

Ante este nuevo hallazgo, se presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República y la de Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, por lo que suman ya una decena de recursos contra los actos ilegales de Álvarez.

En la indagatoria de lo que llamaron un saqueo de la empresa, el abogado explicó que se estudia el destino del fondo de pensiones de los cooperativistas.

Asimismo, informó que Cruz Azul logró congelar y recuperar 400 millones de pesos de la Cooperativa que fueron transferidos de manera ilegal por el exdirectivo Álvarez a cuentas de su propiedad a través de Ban Bajío y Santander.

Sin embargo, denunciaron una transferencia a una presunta empresa fantasma por otros 23 millones de pesos.

A todo esto, dijo el abogado, se siguen indagando diferentes pistas como la compra de Bonos del Tesoro por 130 millones de dólares y relaciones con "factureras inexistentes" por más de 7 mil millones de pesos.

El presidente del Consejo de Administración, José Antonio Marín, anunció que se realiza una auditoria financiera y fiscal para tener más datos del manejo ilegal de la empresa en los últimos 10 años.

Víctor Velázquez, del Consejo de Vigilancia, sostuvo que indagan pagos excesivos en diversos rubros y dos líneas de créditos bancarios.

El abogado Barradas apuntó que al operador de Álvarez, Ignacio López Medina, se le investiga, entre otros temas, por pagos a empresas fachada por alrededor de 150 millones de pesos.

El objetivo, insistió el presidente del Consejo de Administración, es recuperar el patrimonio social de la empresa tomado de manera ilegal por Guillermo Álvarez.

"Separamos los problemas legales y políticos que puede haber en la Cooperativa del equipo de futbol", indicó Marín.