Deportes

Amonestación condicional para CR7 tras azotar móvil a hincha

En abril, Cristiano Ronaldo azotó el teléfono móvil de un aficionado que lo grababa, por lo que recibió amonestación condicional de Policía

Reforma

Reforma

miércoles, 17 agosto 2022 | 11:05

Ciudad de México.- Cristiano Ronaldo recibió una amonestación condicional, además de que deberá pagar una indemnización, tras agredir a un joven al término de un partido de la Premier League en la temporada 2021-22.

 El pasado 9 de abril, el futbolista portugués azotó el teléfono móvil de un aficionado que lo grababa luego de la derrota del Manchester United contra el Everton. El aficionado es autista y entró en shock por el incidente. CR7 fue acusado de agresión y daño criminal, pero llegó a un acuerdo reparatorio.

 En caso de que Cristiano Ronaldo fuera a la corte por otro delito, la amonestación recibida podría ser utilizada como evidencia de mal carácter.

 Después de entender su error, el portugués invitó a Jake Harding, el joven agredido, a un partido en Old Trafford, gesto que no impidió la investigación.

 "Después de los 90 minutos, los jugadores del Manchester United comenzaron a caminar. Estábamos en Park End, así que estábamos justo al lado del túnel por donde pasaban caminando; mi hijo estaba allí grabándolos a todos. Filmó a todos los jugadores del United caminando. Y luego bajó el teléfono porque Ronaldo se había bajado el calcetín y le sangraba la pierna. Bajó el teléfono para ver qué era, ni siquiera habló. Ronaldo simplemente pasó caminando, con un temperamento terrible, y le arrancó el teléfono a mi hijo de la mano y siguió caminando.

  "Estaba llorando, estaba conmocionado, Jake estaba en completo shock, es autista. Está realmente molesto por esto y lo desanima por completo para volver a presenciar un partido. Este es el primer juego de futbol en el que ha estado y esto ha sucedido. Tuvimos un día absolutamente brillante hasta esos últimos segundos cuando salieron del campo. Arruinó completamente el día y nos dejó un mal sabor de boca", dijo Sarah Kelly, la madre del joven Harding, al periódico Liverpool Echo.