Deportes

Australia fija récord mundial en relevo 4x200 libres

Estados Unidos se llevó la plata en 7:41.87, también mejor que la vieja marca china. Canadá ganó el bronce.

Associated Press

jueves, 25 julio 2019 | 14:21

Gwangju, Corea del Sur (AP) — Australia impuso un nuevo récord mundial en los 200 metros de relevo estilo libre, relegando el jueves al segundo puesto a un cuarteto estadounidense que tuvo de regreso a su estrella Katie Ledecky en el Campeonato Mundial.

Ariarne Titmus, Madison Wilson, Brianna Throssell and Emma McKeon ganaron un una marca de 7 minutos, 41,5 segundos, superando el récord de 7:42,08 fijado por China en el 2009 en el mundial en Roma.

Estados Unidos se llevó la plata en 7:41.87, también mejor que la vieja marca china. Canadá ganó el bronce.

Tras ganar su turno de cuatro vueltas, Ledecky se sentó en una silla tras los bloques. Se levantó para animar a Katie McLaughlin en el último tramo.

Ledecky no competía desde las preliminares del lunes. Al día siguiente se retiró de las clasificatorias de los 200 libres y de la final de los 1.500 debido a síntomas que incluyeron deshidratación y vómitos.

"No sabemos exactamente qué, lo causó”, dijo. “No me habría retirado si no hubiese sido serio ni si no hubiese estado preocupada y asustada por mi salud”.

Simone Manuel largó contra la adolescente australiana Titmus, que se llevó el primer tramo con un paso de récord mundial.

Ledecky puso a Estados Unidos al frente antes de ser relevada por Melanie Margalis, que lideró tras 600 metros. Es entonces que McLaughlin se vio detrás de McKeon, que puso en la punta de nuevo a Australia.

"Simplemente tocar la pared y ver a las otras tres celebrar, me entusiasmó”, dijo Titmus. “No estaba pensando en el récord mundial, esa fue la clave”.

A Ledecky solamente le queda la carrera de los 800 libres, con preliminares el viernes.

Previamente en la jornada, el estadounidense Caeleb Dressel tomó la punta desde el inicio para ganar los 100 metros estilo libre, su tercera medalla de oro y cuarta en general.

Dressel registró 46,96 segundos, el único nadador por debajo de 47 segundos en la final. Cerró apenas 0,05 segundo por encima del récord mundial de 46,91, fijado hace 10 años por el brasileño Cesar Cielo.

El campeón olímpico Kyle Chalmers, de Australia, fue segundo, con 47,08. El ruso Vladislav Grinev se llevó el bronce, con 47,82.

Dressel fue el más rápido en la salida y contuvo el reto de Chalmers en los últimos metros para defender el título que ganó en el 2017.

El estadounidense se subió a la soga divisoria y saltó hacia atrás en celebración.

Las otras medallas de oro de Dressel fueron en los 50 metros estilo mariposa y en el relevo de 4x100 estilo libre. Ganó la plata en los 4x100 combinados.

En los 200 metros combinados para hombres, el japonés Daiya Seto se llevó el oro con un tiempo de 1:56,14.

Jeremy Desplanches, de Suiza, ganó la plata. Chase Kalisz, el campeón del 2017, ganó el bronce, el fin de una cadena del estadounidense que llegó a ocho títulos mundiales consecutivos.

En los 200 metros mariposa para mujeres, la húngara Boglarka Kapas, ganó en 2:06,78. Las estadounidenses Hali Flickinger y Katie Drabot se llevaron la plata y el bronce, tras haber sido las dos más veloces en las clasificatorias.

Estados Unidos se llevó su segundo oro de la jornada cuando Olivia Smoliga ganó los 50 metros estilo espalda. La plata fue para la campeona defensora, la brasileña Etiene Medeiros y el bronce para la rusa Daria Vaskina.

En semifinales de los 200 metros pecho para hombres, el australiano Matthew Wilson igualó el récord mundial de 2:06.67, fijado por el japonés Ippei Watanabe en enero del 2017.