Deportes

Buscan nuevo nombre para el Estadio Azteca

La administración del Coloso de Santa Úrsula comenzó las gestiones para encontrarle patrocinador al histórico inmueble

Reforma

Reforma

jueves, 15 octubre 2020 | 09:22

Ciudad de México.- ¡Se busca nuevo nombre para el Estadio Azteca!

La administración del Coloso de Santa Úrsula comenzó las gestiones para encontrarle patrocinador al histórico inmueble.

Cancha sabe que la empresa californiana Premier Partnerships es la encargada de seleccionar al aliado comercial.

El Mercedes Benz (Atlanta), New Era Field (Buffalo) y Exploria Stadium (Orlando) son algunos de los estandartes de la misma.

En plena pandemia y derivado de la crisis económica, el "naming rights" se antoja como una buena estrategia de capitalización.

Sports Business Journal reportó que la mayoría de los acuerdos por derechos de nombre en la Major League Soccer le representa a los dueños de los inmuebles ingresos de al menos 2 millones de dólares anuales.

En México ya hay ejemplos de estadios con nombre comercial en Primera División: BBVA (Rayados), Akron (Chivas), Corona (Santos), Victoria (Necaxa) y Caliente (Xolos), aunque este último pertenece a la empresa dueño del equipo.

De concretarse la negociación, sería la primera vez que el histórico Azteca luzca el nombre de un patrocinador.

En 1997, el Coloso de Santa Úrsula fue renombrado "Guillermo Cañedo", como homenaje al impulsor de la construcción del inmueble, la punta de lanza en la candidatura para organizar la Copa del Mundo de 1970 y, posteriormente, de 1986. La gente nunca adoptó la modificación y por ello persistió el nombre tradicional.

Ahora se proyecta otro bautizo para el Azteca. CANCHA buscó a los ejecutivos de Premier Partnerships, pero no obtuvo respuesta.

La empresa estadounidense presume, en su página web, incrementar los ingresos comerciales de sus socios. Tiene como bandera el Dolby Theatre, donde se realiza la ceremonia de la entrega del Óscar, y la HyperX Esports Arena, en Las Vegas.

En el Azteca ya comenzaron los trabajos de cara al Mundial 2026, lo cual también exige un incremento en los recursos económicos.

Tradición en toda Europa

En México, solamente cinco estadios de Primera División llevan nombre comercial: BBVA, Akron, Victoria, Corona y Caliente, además del Banorte (Dorados) en la Liga de Expansión.

También el Cuauhtémoc (Puebla) surgió así, por la cervecería Cuauhtémoc-Moctezuma. No obstante, a finales de 2015 el entonces Gobernador poblano, Rafael Moreno Valle, dijo que no recibían ingresos por dicho trato y lanzó una licitación pública para renombrarlo, la cual no tuvo éxito.

En Liga MX, el 29 por ciento de los estadios luce el nombre del patrocinador.

En las cinco grandes Ligas de Europa, el promedio es del 27 por ciento, de acuerdo con el reporte de la firma Duff&Phelps, publicado en noviembre de 2019.

La Bundesliga encabeza el mercado de los "naming rights".

El 80 por ciento de los estadios en la Primera División de Alemania tienen patrocinio en el nombre; el 25 por ciento proviene de la industria financiera.

En Inglaterra el 30 por ciento lleva nombre comercial; en Italia y Francia el 10, y en España el 5.

Rumbo al Mundial de 2026 México se presenta con dos estadios relativamente nuevos: BBVA y Akron, y el Estadio Azteca, el cual ya está siendo remodelado por la empresa española MolcaWorld.

Negocio jugoso

Los Vikingos de Minnesota se embolsaron (gracias a un acuerdo por 20 años a partir de 2016) 220 millones de dólares, cortesía de US Bank, que le da nombre a su estadio.

De acuerdo con reportes de ESPN, la compañía AT&T paga entre 17 y 19 millones de dólares al año por "bautizar" la casa de los Vaqueros de Dallas.

En 2016, Banc of California hizo un acuerdo, por 100 millones de dólares, para que el hogar del LAFC llevara su nombre hasta 2033. La situación económica actual no le permite darse ese lujo, así que pagará una multa de 20.1 millones de dólares para terminar el patrocinio al finalizar este 2020.

Forbes indica que la mayoría de los acuerdos de "naming rights" tienen cláusulas que los amparan contra la pérdida de eventos.