Deportes

Chile se despide de Francia confiada que alcanzará la élite

Tuvo la clasificación para los octavos de final a tan sólo un gol, pero no la logró

AP

Associated Press

viernes, 21 junio 2019 | 15:47

París.- Afrontaba su primera Copa del Mundo. Tuvo la clasificación para los octavos de final a tan sólo un gol. Y aunque no la logró, se despidió del campeonato con la sensación de que dio un paso de gigante para acercarse a las potencias femeninas del fútbol.

La selección de Chile confía en que la buena actuación que protagonizó en Francia 2019 acelere la profesionalización de su fútbol y fortalezca al equipo en su próximo objetivo, la repesca de un boleto para los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Sin duda ha sido un avance para el fútbol femenino el que hayamos estado en esta primera Copa del Mundo y éste debe ser el principio de un trabajo, de un desarrollo de un profesionalismo en Chile”, señaló Christiane Endler, la capitana y arquera a The Associated Press.

“Tenemos que nosotras abrirles las puertas a las niñas más pequeñas que quieren dedicarse al fútbol femenino en Chile y demostrarles que sí se puede, que hay un fútbol profesional afuera y que con trabajo y lucha se pueden cumplir los sueños de estar aquí, jugando frente a 45.000 personas, en uno de los estadios más lindos del mundo”, continuó Endler, una de las mejores en su puesto durante el torneo.

“Yo creo que, a pesar de los resultados, esto es históricamente algo muy importante para nuestro país”, agregó la estrella de La Roja, que cayó ante Suecia (2-0) y la tricampeona Estados Unidos (3-0), dos equipos de mayor fuste en el fútbol femenino. Pero supieron extraer una victoria de su primera participación mundialista al doblegar 2-0 a Tailandia en la última fecha de la fase de grupos.

Fue un triunfo especialmente agridulce. No sólo porque supuso el adiós definitivo al primer Mundial en la historia de las chilenas, sino porque, a cinco minutos para la conclusión del duelo, erraron un penal que las habría clasificado para los octavos.

“Tengo sensaciones encontradas porque estuvimos a un paso de avanzar. Pero creo que se hizo un trabajo responsable y serio. Se trataron de acortar distancias con selecciones que nos llevan muchos años de diferencia”, afirmó el seleccionador chileno, José Letelier, tras el choque ante las asiáticas.

Como otros países de su entorno, Chile descuidó su fútbol femenino. Hasta el punto de que en 2016 la selección llegó a desaparecer del ranking de la FIFA.

No tenía medios, no disputaba partidos internacionales, no podía constar en una lista que se conforma según los resultados.

“Hubo un tiempo en que se vio que iba a explotar el fútbol femenino, luego tuvimos un quiebre bien importante y creo que ahora hay compromiso de la federación, que es lo más importante, y de nosotras como jugadoras, que de a poco hemos ido concientizando a los equipos”, dijo a AP la defensora Fernanda Pinilla, una de las promotoras de la Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino de Chile (ANJUFF), que nació en 2016 y dirige Iona Rothfeld.

Fue, precisamente, la ANJUFF quien propuso a su federación llevar la pasada Copa América femenina a Chile para conseguir recursos y despertar conciencias ante la invisibilidad de su selección, que se acabó proclamando campeona.

“Nos falta todavía mucho por mejorar. Sin duda, las potencias nos llevan muchos años de diferencia de preparación, de apoyo al fútbol femenino, de desarrollo. Nosotras ni siquiera tenemos una liga profesional en Chile”, recordó Endler, elegida la pasada temporada como la mejor arquera del campeonato francés por su labor en el Paris Saint-Germain. “La mayoría ha tenido que salir del país para jugar y dedicarse cien por ciento a esto y lo ha hecho sólo los últimos años”.

“Ojalá este Mundial sirva para que nos consolidemos y para que esto se torne costumbre para todas las selecciones adultas femeninas de ahora en adelante”, confió Pinilla, una licenciada en física que aparcó su doctorado para emigrar al Córdoba español y poder vivir del fútbol.

“El material está, las jugadoras están y, mientras las cosas se sigan haciendo como se hicieron para la Copa América, nosotras tenemos que estar en los próximos Mundiales”, aseveró Pinilla. “También, consolidarnos como selección, mostrar una idea de juego, lo que queremos y pretendemos ser y aspirar a llegar a eso”.