Deportes

Da Red Bull por igual buenos autos a Checo y Verstappen

En Red Bull no hay distinción entre sus pilotos, a ambos les dan juego y eso ha servido para que el equipo esté en lo más alto

Reforma

Sineli Santos/Reforma

sábado, 16 julio 2022 | 06:34

Ciudad de México.- En Red Bull no hay distinción entre sus pilotos, a ambos les dan juego y eso ha servido para que el equipo esté afianzado como líder del Campeonato de Constructores de la F1.

 Ya sea por conducto de Max Verstappen o con Sergio Pérez, pero la escudería austriaca no deja de sumar puntos en cada Gran Premio.

 La misión que muestra Red Bull es la de proveerle a cada uno el auto más competitivo según los respectivos estilos y capacidades de Max y Checo.

 El tapatío tuvo un momento de mejor adaptación con el RB18, que coronó con la victoria en el Gran Premio de Mónaco, a finales de Mayo; y sigue aportando a la causa del equipo al cosechar hasta ahora 6 podios en la campaña.

 Verstappen, por su lado, ha aprovechado al máximo las actualizaciones que ha tenido disponibles para que, pese a los dos abandonos al inicio de la temporada -en Bahréin y Australia-, hoy lidera el Campeonato de Pilotos a pesar de los fieros embates de los pilotos de Ferrari.

Sin ventajas

 El que Max y Checo hayan tenido repuntes individuales durante la campaña ha despertado suspicacias, que han señalado que en Red Bull se la ha dado más apoyo a uno o a otro.

 Pero en la escudería descartan favoritismos.

 "No estoy al tanto de que hayamos dado un paso deliberado para hacer que el auto (últimamente) sea menos del agrado (de Pérez). No es fácil hacer que los autos vayan más rápido, digamos, dentro de un conjunto bastante restringido de regulaciones técnicas.

 "Ahora bien, puede ser que al implementar las herramientas (actualizaciones) a Max le haya sido más fácil adoptarlas. Quizás su puesta a punto se ha adaptado un poco más que la de Checo. Pero no es que el coche sea fijo en cuanto a sus parámetros. No es que el auto sea evolucionado según las preferencias de Max y no hacia las de Checo", explicó Paul Monaghan, jefe de ingenieros del equipo de las bebidas energéticas.

 De hecho, sin sentirse cómodo al cien por ciento con el RB18, el neerlandés se apuntó cuatro victorias hasta la del Gran Premio de España, cuando se llevó el primer paquete significativo de mejoras, mientras que el triunfo de Checo llegó una carrera después, en Mónaco.

A apoyar a Checo

 Si bien el mexicano no se ha mostrado en su mejor ritmo en las últimas tres carreras, en Red Bull buscan una solución para que vuelva a compaginarse con el auto y recupere el subliderato del Campeonato de Pilotos.

 "Sería una tontería de nuestra parte no tratar de darle a Checo un método para sacar más provecho. Estamos en la pelea por ambos títulos (Pilotos y Constructores). Necesitamos ambos autos idealmente por delante de los Ferrari y los Mercedes, así que haremos todo lo posible para ponerlos a los dos ahí", finalizó Monaghan.

Aplaude Checo logros de Max

 Sergio Pérez y Max Verstappen mantienen una buena relación dentro y fuera de la pista, un punto más a favor del buen paso de Red Bull camino a un posible Campeonato de Constructores.

 En 2022, el mexicano ya suma 6 podios, superando la marca de 5 del año pasado, y ocupa la tercera posición en el Campeonato de Pilotos con 151 puntos. Verstappen, el campeón vigente, lidera la Tabla General con 208 unidades.

 "Creo que a veces en el pasado ha habido celos de un compañero de equipo. Claro que quieres ganar, pero cuando es tu compañero el que gana, tienes que darle crédito, lo hizo mejor que tú, ganó y tienes que aceptarlo y también estar orgulloso de lo que ha hecho.

 "Y creo que no mucha gente acepta eso, pero nosotros, cuando ganó o cuando gana Max, siempre estamos orgullosos el uno del otro y eso es algo bueno", explicó Checo.

 Pérez fue clave para que el neerlandés obtuviera el título de la F1 en 2021, y Max reconoce la experiencia y compañerismo del tapatío.

 "Empecé muy joven en la Fórmula Uno y tenía una muy buena relación con Daniel (Ricciardo), pero en ese entonces sólo tenía 18 o 19 años, y la persona que soy ahora es completamente diferente.

 "Diría que la relación que tengo ahora con Checo es la mejor, porque he madurado mucho. Y creo que en ese enfoque se ayudan unos a otros", agregó Verstappen.